CADA CENTAVO, EN TU PODER, CUENTA

Cada centavo cuenta porque cuesta, no es gratis tienes que trabajarlo. Para esto: Un consumo inteligente, ahorrando e invirtiendo.

Centavo

Centavo  Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC

El centavo es la medida monetaria más pequeña en la mayoría de los sistemas financieros de occidente. Usualmente son pequeñas monedas que se suelen pasar por alto, a las que no se les pone mucha atención. Sin embargo, un centavo, es tan importante como cualquier otra papeleta. Ya que, esencia, esa papeleta está compuesta de muchos centavos.

En ese sentido, mi interés con esta entrada de blog es invitarte a que tomes consciencia del valor que tiene el dinero. Mostrándote algunas maneras en las que puedes hacer que cada centavo cuente. De manera que puedas sacarle el mayor provecho y tengas éxito en las finanzas

¿Por qué cada centavo cuenta?

Al ser la unidad monetaria más pequeña, el centavo suele pasar desapercibido. De hecho, en algunos países, aunque existe nominal y numéricamente la cifra del centavo, no necesariamente existe la moneda física. Esto ha hecho que, en el tiempo, las personas desestimen el centavo y no le presten atención a su valor.

Autor(a): StockVault Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, el centavo cuenta. Cada papeleta es un resumen de una cantidad determinada de ellos, y sin estos no es posible tener dinero. Pero no solamente porque es la acumulación de los centavos hace denominaciones más grandes, sino porque, al final del día un centavo es dinero.

Es un valor que te costó, o a otra persona obtenerlo, por lo tanto, desperdiciarlo no es algo sabio. Aun sea una cantidad “pírrica” o ínfima, ese centavo cuenta y es importante, y debes cuidarlo. Porque no sabes cuándo muchos centavos te harán falta en un momento determinado.

¿Cómo hacer que cada centavo cuente?

Tomando en consideración que cada centavo cuenta y que vale la pena conservarlo porque cuesta; la pregunta que surge es cómo hacer que cada centavo cuente.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Para esto vamos a tocar tres formas en las que puedes darle el valor apropiado a cada centavo. Y algo que quiero aclarar antes de continuar, es que con esta, digamos, filosofía no estamos promoviendo la tacañería.

De hecho, en una entrada anterior titulada ¿Ser tacaño es bueno o malo? concluimos que la tacañería no es algo saludable para las finanzas, tanto que la persona que practica este tipo de estilo de vida, puede estar experimentando una condición enfermiza.

No obstante, la intención general que rodea a quien es tacaño, entendemos, que es correcta. Porque lo que busca, al final del día, es valorar su dinero; aunque lo hace de la manera incorrecta. En ese sentido, vamos a abordar las formas en las que puedes hacer tangible que cada centavo cuente

Forma No. 1: Consumo Inteligente

La primera manera o forma en que puedes hacer que cada centavo cuente, es teniendo un consumo inteligente. Esto se reduce a saber qué, cuándo y con qué comprar.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Esta es una de las tareas en las que quien quiere hacer que su dinero cuente debe hacer un mayor esfuerzo; ya que estamos expuestos, día tras día, al comercio. Ya sea a través de la publicidad, el mercadeo, la promoción, etc.  Y, sin lugar a dudas, es toda una batalla no ceder ante los impulsos que estos expertos logran provocar en nosotros.

Sin embargo, es posible tener un consumo inteligente, ya que para esto solo tienes que establecer un sistema de prioridades. En donde sepas con claridad qué es una necesidad y qué es un gusto, para que entonces primero suplas las necesidades y luego los gustos.

En otras palabras, tienes que priorizar lo que consumes. Partiendo de qué se puede comprar ahora y qué se puede dejar para después. Tomando en cuenta que no solo debes enfocarte en las necesidades, sino que también debes dar espacio a los deseos.

Esto significa que tanto las necesidades como los deseos son importantes, y deben ser satisfechos. Lo único es determinar cuándo. En otras palabras, debe saber que si tienes                que elegir entre una necesidad (alimentación) y un deseo (ir a Paris) la elección primaria debe ser la necesidad, y la opción complementaria y planificada debe ser el deseo.

Forma No. 2: Ahorrar

La segunda manera en que puedes hacer que cada centavo cuente, es cuando ahorras. Y la razón de esto es porque el ahorro es la prueba tangible de que estas teniendo una buena gestión financiera. Porque has logrado tener un consumo inteligente.

Cuenta de ahorro

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Ahorrar es sinónimo de tener un gasto controlado y que satisface las necesidades y suple los deseos que te hayas propuesto. En ese tenor, cuando implementas el ahorro estas demostrando que cada centavo cuenta. Que no importa qué tan pequeño sea dicho monto, vale la pena guardarlo para el futuro y con é solventar tus diferentes compromisos financieros.

Forma No. 3: Invertir

Por último, hacer que cada centavo cuente es hacer que este se multiplique. Generar beneficios a través de algún emprendimiento o bien del mercado financiero.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Cada vez que apartas un porción de dinero y la pones a producir te darás cuenta de cuánto valor tiene las monedas que has podido acumular. Ya que, en términos de inversión, literalmente, cada centavo cuenta. Porque es una pieza más dentro de todo el engranaje que te permitirá generar beneficios. Que luego, seguro, agradecerás.

Para esto, en caso de que te interese el mercado financiero, debes asesorarte y buscar asistencia de expertos(as) en el área de inversiones, al mismo tiempo debes documentarte del funcionamiento del mercado para entonces cumplir el objetivo de generar beneficios.

Conclusión

Existe un dicho muy particular en la República Dominicana que dice de la siguiente manera: “Grano a grano se llena la gallina el buche” que traducido al español sería: Con paciencia todo se logra. Sin importar qué tan grande sea; es la constancia y la persistencia lo que logran el objetivo.

Y es por esta razón que cada centavo cuenta. Debes valorarlo porque te cuesta, no es algo gratis que baja del cielo, sino que tienes que trabajarlo. Es por esto que debes enfocarte en tres formas básicas para hacer realidad el valor de cada centavo: Un consumo inteligente, ahorrando e invirtiendo.

En ese sentido, si esta entrada sobre cómo hacer que cada centavo cuente te ha sido de utilidad, te invitamos a que comentes y compartas, ya sea a través del formulario más abajo, correo electrónico o bien por tus redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia a esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en cómo hacer que cada centavo cuente y la manera en que funciona el dinero con el fin de hacerlo producir te sugerimos adquirir el libro Padre Rico/Padre Pobre escrito por Robert Kiyosaki haciendo clic en la imagen más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*