¿CÓMO AHORRAR PARA EL RETIRO?: ESTRATEGIAS (PARTE2)

Ahorrar para el retiro implica apartar porciones o cuotas a través del tiempo. Una labor de mucha disciplina y auto control; apelando a resultados futuros.

Ahorrar para el retiro

Existe una realidad latente a todas las personas que están laboralmente activas; en algún momento, por voluntad o por obligación, tendrán que retirarse. Esta premisa invita a que se hagan los aprestos necesarios que permitan tener ciertas garantías a la hora de ceder el espacio a las nuevas generaciones. Es por esta razón que iniciamos la serie  titulada ¿Cómo ahorrar para el retiro? En donde facilitamos algunas pautas que sirvan como punto de referencia para la toma de decisiones en la gestión financiera futura.

En la primera parte de ésta serie se estuvo abordando el tema desde la perspectiva de la planificación. En esta entrega trataremos cómo elaborar las estrategias que servirán para lograr ahorrar para el retiro de manera efectiva.

Estrategias para ahorrar para el retiro

En la primera parte de ésta serie se invita a las personas a hacer proyecciones en función de prioridades. Al plantearse los contextos de proyección partiendo de ellas, entonces entran en escena las estrategias necesarias para lograrlo. Existen distintas formas, y nos vamos a enfocar en aquellas que entendemos pueden ser más llevaderas. Ahorrar para el retiro

Ahorrar para el retiro implica apartar porciones o cuotas a través del tiempo, sin embargo, esta tarea sola puede tornarse cuesta arriba a razón de que, probablemente, el monto meta pudiera ser relativamente alto. Por lo que se invita a la persona a que establezca una estrategia que contenga una combinación de ahorro e inversión.

Consistiendo en separar cuotas fijas de ahorro por períodos largos. Es decir, entre 5 y 10 años. Dichas aportaciones lograrán metas de montos específicos que se convertirán en fuentes de capital para inversiones que luego solventarán el período de retiro.

En otras palabras, se establecerán momentos de ahorro y momentos de inversión. Dichas inversiones deben ser diversificadas pero esencialmente la mayor proporción debe ser en instrumentos financieros de bajo riesgo, aunque ello represente menor rentabilidad.

Esto porque en ahorrar para el retiro se está buscando es cierta seguridad en el tiempo. Instrumentos tales  como los certificados de depósito o certificados financieros, bonos del estado, adquisición de bienes raíces, seguros de retiro o pensión e inversiones en las que el riesgo sea mínimo, etc. De manera que se dé una perpetuidad conjunta de ahorro e inversión continua. En la que por un lado se sigue llevando el ritmo del ahorro, mientras que concomitantemente, la inversión va engrosando las arcas personales.

Cuestión de tiempo

Es preciso hacer notar que esto es una labor que implica  mucha disciplina y auto control; en donde se debe apelar a resultados futuros. Aunque esto no quiere decir que no haya una actitud diligente y proactiva al respecto. Por lo que, luego de establecer las cuotas  lo prudente es iniciar cuanto antes. Tomando en consideración que el tiempo, indefectiblemente, pasa. Por lo tanto, ponga manos a la obra y dé el primer paso.

Ahorrar para el retiro

Por último existen dos aspectos importantes relacionados a ahorrar para el retiro: 1- Estas estrategias sirven como soporte al plan de retiro o fondo de pensiones que ya está en ejecución. De manera que se logren encaminar el trípode de ahorros, inversión y fondo de pensiones. 2- El tiempo es el mejor aliado y el peor enemigo. En la medida en que se tomen acciones inmediatas a favor de este gran proyecto, el nivel de éxito se incrementa, mientras que postergarlas hacen que la carga se más pesada.

En caso de que le interese profundizar en una mejor gestión financiera vinculada a ahorrar para el retiro, le invitamos a adquirir el libro “La transformación total de su dinero” escrito por Dave Ramsey haciendo clic en la imagen

Ahorrar para el retiro

Ahorrar para el retiro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*