CONSEJOS PARA AHORRAR

Ahorrar es una de las acciones que presenta cierta dificultad para la persona. Aquí algunos consejos para lograrlo y se cree una cultura del ahorro efectiva

ahorrar

¿Qué es ahorrar?

Ahorrar es una de las acciones que, en la gestión financiera personal, presenta una de las mayores dificultades, a razón que requiere de tres elementos importantes: propósitos u objetivos, disciplina y consistencia. Sin embargo es común ver a las personas haciendo alusión a su incapacidad para ahorrar a razón de que el monto de dinero que manejan no les es suficiente y la frase que más utilizan para esto es: Pero es que no me da.


En ese sentido, es importante resaltar que ahorrar es una decisión. Y ésta acción  viene de la mano de haber interiorizado el valor del dinero; entendiendo que el dinero es un recurso escaso y cuesta, esto hace que sea imperante tener una buena gestión de él. Por lo que, cuando no se dimensiona en su justa medida, entonces existe una propensión a la dilapidación del recurso dinero. Concluyendo en que en la medida en que se logren tomar acciones enfocadas a ahorrar, entonces se gesta la cultura de la valoración del dinero.

Es por esta razón que vamos a compartir una serie de consejos que permitan crear un buen sistema de ahorros y la gestión del ahorro efectivo. Con la finalidad se crear una cultura tendiente a ahorrar sobre la base de la planificación y el uso óptimo del recurso dinero.

Consejos para ahorrar

    1. Establezca objetivos: Acumular dinero y ahorrar no es lo mismo. El primero solo amontona cantidades, mientras que el segundo es guiado por un objetivo que marca un destino. En otras palabras, ahorrar por ahorrar es un sin sentido. Porque cuando se logra ahorrar con el establecimiento claro de para qué se está haciendo genera dos efectos importantes: 1- Consecución de la meta y 2- La satisfacción de haber logrado su objetivo. 
    2. Priorice sus gastos: Diferenciar una necesidad prioritaria de un deseo postergable, es la misión principal de la buena gestión financiera. Cuando se establecen parámetros de compra sobre la base de lo que se necesita y no en función del deseo momentáneo, entonces ahorrar se torna en una conducta. 
    3. Inicie el ahorro: Ahorrar es una decisión y es necesario que la persona inicie su proceso de ahorro. Por lo que se recomienda abrir una cuenta de ahorro, inicialmente, en un banco al cual tenga poco acceso, de manera que se logre evitar la tentación de acceder al dinero ahorrado. Esto sirve como un sistema de auto disciplina para ahorrar.


  1. Adquiera una alcancía: De todos los sistemas de ahorro, la alcancía representa el más sencillo, asequible, gratificante y fácil de llevar; a razón de que no implica presión para ahorrar y normalmente está vinculado a los residuos de monedas que se tengan a la mano.
  2. Ahorre por porcentaje: Es más fácil ahorrar por porcentajes que por montos fijos, ya que se pueden presentar distintas situaciones ajenas a la persona que pueden impedir que un monto fijo sea ahorrado, mientras que si se definen porcentajes entonces, independientemente de la circunstancia, siempre se estaría ahorrando el mismo por ciento.
  3. Luego de alcanzar el objetivo de su ahorro: Lograr la disciplina de ahorrar no es una tarea sencilla y cuando por fin es alcanzada y se ven los resultados, la reacción inicial es no utilizar los fondos que se han creado; sin embargo, esto no es salud financiera. Es necesario utilizar el dinero que se ahorró en aquello por lo cual se hizo. No hacerlo es acumulación y no ahorrar. Si usted logró ahorrar un monto determinado tenga la fe de que lo volverá a hacer; para que el esfuerzo tenga sentido, es sabio y prudente utiilizarlo completo en aquello para lo cual se creó .consejos para ahorrar
La grandeza de ahorrar es que no es un proceso estático, sino que evoluciona teniendo como fin la creación de fondos que sirvan para materializar objetivos, como también una fuente de recursos para la inversión y generación de riquezas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*