CONSOLIDAR DEUDAS ¿ES REALMENTE UNA SOLUCIÓN?

Consolidar deudas es una alternativa a razón del sobreendeudamiento que una persona o empresa pueda presentar con el fin de facilitar la gestión financiera.

Consolidar deudas

¿Qué es consolidar deudas?

Consolidar deudas es  cuando se agrupan los diferentes compromisos financieros, de una o varias instituciones, en un solo lugar. En otras palabras es pagar los diferentes préstamos que una persona o empresa tiene a través de un gran préstamo; para que la deuda se centre en un solo banco o institución financiera.

La pregunta que puede surgir es: ¿Consolidar deudas es la solución?

Para responder esta interrogante es prioritario cuestionarse lo siguiente: ¿Qué pasó? ¿Por qué hay que recurrir a este recurso? ¿Fueron buenas deudas o malas deudas las que se adquirieron? La razón de ser de estos cuestionamientos es que consolidar deudas puede ser un arma de doble filo. Porque si no se maneja de manera adecuada, lo que puede parecer una solución se puede tornar en un gran problema a la hora de consolidar deudas.


Es importante resaltar que, en esencia, el banco o institución financiera que va a consolidar la deuda está comprando las demás deudas y lo que ello implica, que es el factor riesgo; por lo que, se hace necesario compensar el riesgo potencial en que está incurriendo sobre la base de tecnicismos de tiempo, tasa preferencia, etc. Es de saber que dichas entidades tienen equipos dedicados a la evaluación crediticia de la persona o empresa y si el pronóstico que ven no les es favorable, entonces no le prestan el dinero. Por lo tanto, cuando la entidad bancaria o financiera decide cederle el dinero es porque ya ha evaluado y entiende que puede recuperar su inversión, asumiendo el riesgo que ella se plantea.

A todo esto, la respuesta a la pregunta de si consolidar deudas es la solución, la conclusión es que esto va a depender del tipo de negociación que se logre hacer con la institución que consolida. En otras palabras, no siempre consolidar deudas es una solución

Consolidar deudas

¿Cuándo consolidar deudas es una solución?

Consolidar deudas es una solución cuando dicho accionar se torna beneficioso para quien está copado de deudas. Tomando en consideración los siguientes elementos: 1- Menor tasa de interés, 2- Cuota o pagos más flexibles, 3- Un periodo de tiempo que se ajuste a las necesidades de quien quiere consolidar la deuda, y 4- Costos, relativos al préstamo, menores.

Es por esta razón que se hace necesario, antes de tomar la decisión de consolidar deudas, en buscar la asesoría que le oriente a la solución que más se ajuste a la necesidad de la persona o empresa. Cuando los cuatro elementos anteriores no coinciden en su totalidad o bien aquellos que representan un mayor beneficio, entonces consolidar deudas se torna en problema, a razón de las preguntas iniciales que cuestionan aquello que mueve a tomar la decisión de consolidar deudas.


El sobreendeudamiento no viene de la noche a la mañana; es un proceso que con frecuencia se vincula a decisiones financieras divorciadas de una planificación previa. Por lo tanto, si su origen es la mala gestión, entonces consolidar deudas es solo una salida momentánea a una situación perpetua. Por lo que se hace necesario analizar cuáles fueron las causas que originaron la acumulación de deudas para entonces determinar el abordaje que se le vaya a dar a consolidar las deudas que se tengan.

Dentro del marco existente de la gestión financiera saludable es determinante establecer parámetros que definan cuándo se están propiciando las acciones que favorecen el flujo de efectivo y que permiten lograr los objetivos financieros. Y consolidar deudas puede ser una alternativa que facilite dichas acciones, sin embargo, se hace necesario contar con la asesoría de expertos(as) en la materia con el fin de obtener el éxito deseao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*