DEUDA FUERA DE CONTROL ¿QUÉ HACER?

Enfóquese en la solución de su deuda fuera de control. No pierda de vista que el objetivo final, es retomar el control sobre sus deudas generando liquidez.

deuda fuera de control
deuda fuera de control

Deuda fuera de control: Origen

De acuerdo con un estudio hecho por la Universidad de Southampton a un grupo de personas endeudadas dio como resultado que aquellos que poseen compromisos financieros son tres veces más propensos a presentar problemas mentales, como también de depresión, drogodependientes y  sicosis[1]. Todo esto debido al estrés que se puede generar al presentar un estado de deuda fuera de control.

Una deuda fuera de control puede ser producto de varias razones; no necesariamente por un mal manejo financiero, sino que pueden darse una serie de eventos desafortunados  que impliquen el endeudamiento de una persona. Sin embargo, independientemente de las razones coyunturales individuales, el elemento de decisión a asumir un compromiso financiero es determinante a la hora de abordar la temática de una deuda fuera de control. Porque, sin lugar a dudas, hubo un momento de elección y éste se orientó a acceder a un crédito para solventar compromisos económicos.


A todo esto tener una deuda fuera de control, reconocer sus causas y las repercusiones tanto físicas como emocionales que pueda tener, no ofrece una solución práctica; sino que identifica el origen de la problemática. Por lo que la pregunta que emergen en este tipo de situaciones es: ¿Qué hacer cuando la deuda está fuera de control? ¿Cómo lograr salir de las deudas? En ese sentido, ofrecemos algunas pautas para ello.

Deuda fuera de control: Solución

Ante una situación de deuda fuera de control lo primero que hay que hacer es no perder la calma.

DEUDA FUERA DE CONTROLExiste una frase popular que dice “la desesperación es parte del fracaso” esto porque al tener una deuda fuera de control es posible perder el sentido de orientación y enfoque en la solución del problema. La intención no es que haya una actitud pasiva ante la realidad de compromisos financieros pendientes. Todo lo contrario, a lo que se está invitando es a tener una perspectiva proactiva hacia la búsqueda de alternativas que sirvan para subsanar la situación de endeudamiento.

En segundo lugar se hace necesario hacer un análisis que contextualice las deudas. Es probable que exista más de una deuda y que se haya contraído con diferentes personas. En caso de ser así, contextualizar las deudas es identificar la gravedad y flexibilidad de cada una de ellas.

En otras palabras ver cuáles son negociables y cuáles no. De manera que se puedan hacer acuerdos que favorezcan a ambas partes y que estas lleven a una solución puntual.Es evidente que decirlo es más fácil que hacerlo, pero para aligerar el hacer, se debe partir de un principio básico: Quien le prestó el dinero quiere que le paguen y usted tiene la intención de pagar; por lo que el punto de convergencia es saldar la deuda.

DEUDA FUERA DE CONTROL

Esta realidad viabiliza llegar a la mesa de negociaciones y plantear  un nuevo acuerdo que implique la búsqueda de una o varias alternativas factibles para ambas partes.Tercero, es inminente hacer ajustes en la estructura de gastos personal.

El principal problema de una deuda fuera de control es que se carece de liquidez, por lo tanto, todos los caminos deben conducir hacia la generación de efectivo, y en parte esto se logra reencausando el estilo de consumo personal; enfocándolo hacia prioridades y necesidades. En otras palabras, los gustos y deseos están fuera del tapete hasta que se logre restaurar la estabilidad financiera.

En cuarto lugar identifique opciones de ingresos extra. Como mencionamos en el punto número tres, cuando hay deudas fuera de control es porque no hay cómo solventarlas y la única manera de hacerlo es con dinero; por lo que buscar alternativas de ingresos facilita gran parte del proceso de saneamiento financiero. Esto puede ser emprendiendo un negocio, o quizás llevando a cabo actividades comerciales con posesiones que se tengan a la mano.

Quinto, si tiene tarjetas de crédito y en parte tienen que ver con su situación actual de deuda fuera de control, es prudente que se aparte de ellas por un tiempo. Esto no significa que necesariamente deba cancelarlas, sino que como existe un elemento conductual en la acción de endeudarse, es sabio que exista un periodo de desvinculación dado el tipo de instrumento que es y la facilidad con que se pueden acumular deudas a través de él.

Por último, enfóquese en la solución de su deuda fuera de control. No pierda de vista el objetivo final, retomar el control sobre sus deudas.

DEUDA FUERA DE CONTROL

Todo proceso de higiene financiera, a razón de una deuda fuera de control, implica una serie de sacrificios y esfuerzos para lograr el cometido. Es importante mantener la calma y el control de las emociones de manera que no logren nublar el entendimiento, teniendo presente el objetivo de lograr obtener los resultados esperados; tomando en cuenta que usted no es el/la primero(a) ni el/la último(a) a quien esto le sucede. De hecho es muy probable que personas en peores condiciones hayan salido victoriosas de esta situación.


Este proceso puede ser trabajoso para quien lo inicia, y se facilita con el acompañamiento experto, por lo que si entiende que necesita algún tipo de asistencia en la gestión de deudas puede contactarnos a través del correo electrónico info@finanzasyproyectos.net o dejar un mensaje en la página de contacto. Le responderemos tan pronto como sea posible para brindarle ayuda que necesite ante una situación de deuda fuera de control. Estamos en la mejor disposición de servirle.

 


[1] University of Southampton “Deuda vinculada a los problemas mentales” (Debt linked to mental health problems) consultado 26-08-2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*