¿DINERO Y AMISTAD SE MEZCLAN?

Dinero y amistad pueden ir de la mano. Sobre la base de la madurez, de manera que se aporte valor a la otra persona y que ello represente crecimiento.

Dinero y amistad

Quizás una de las principales diatribas que se pueden presentar en una relación de amistad es el dinero. Ese momento en donde esa persona significativa se aproxima y dice: “¿Me puedes prestar dinero?” y, ante tal solicitud y la disponibilidad de dinero, la respuesta es “Claro ¿Cuánto necesitas?”

Sin embargo, esto no siempre tiene un final feliz. Son varios los casos de amistades que por el factor dinero han dejado de existir. Pero al mismo tiempo, hay otros escenarios en donde esto no ha sido razón de conflicto.

Es por esta razón que queremos tratar el tema ¿Dinero y amistad se mezclan? De manera que podamos abordar la temática y dilucidar si es conveniente o no mezclar estos dos elementos.

¿Realmente se pueden mezclar?

Quizás la pregunta clave en todo esto es saber si realmente se pueden mezclar. Y la respuesta es sí.

Dinero y amistad se pueden mezclar. De hecho, grandes emporios empresariales se han creado de amistades.

dinero y amistad

La clave para que se mezclen es que no se mezclen. Y aunque parezca una contradicción es la realidad. Cuando se mezcla de manera inapropiada el dinero y la amistad entonces se crean los conflictos, porque no existe un criterio claro de los términos sobre los cuales se hace el intercambio.

En otras palabras, el sentido de mezclar sin mezclar es saber que una cosa es la amistad y la otra el dinero. Por lo tanto, una cosa no debe influir en la otra, en resumidas cuentas es un tema de madurez por parte de quienes se vinculan en este tipo de intercambio.

¿Cómo mezclar el dinero y la amistad?

Tomando en consideración lo anterior la pregunta que surge es ¿Cómo mezclar el dinero y la amistad?

Para ello sugerimos algunas pautas que pueden permear el tipo de relación que se tenga:

  1. Cuentas claras, amistades largas: En la medida en que hay claridad en lo que se está haciendo, en cuanto a los detalles de cómo, cuánto, donde, etc; entonces habrá menos confusión. Ya que uno de los elementos principales que genera el conflicto es cuando una de las partes asume algo que no es lo acordado, pero que todavía no se había discutido, y se deja a la conciencia del otro(a). Por lo tanto, es vital que entre partes se sienten y lleguen a acuerdos consensuados en los que ambos(as) se sientan cómodos(as)

    dinero y amistad

  2. La amistad es el origen de la relación el segundo punto tiene que ver con la razón de ser del vínculo. Cuando se habla de amistad se hace alusión a una relación de iguales con intereses comunes. Por lo tanto, hay que tener presente que esto es la razón de ser del vínculo, y que más allá de la situación apremiante (positiva o negativa), está la amistad.
  3. Hablando la gente se entiende Parta del principio de que esa persona es su amigo(a). Si existe algún tipo de impasse entonces solo hay que sentarse y hablar. Recuerde, está hablando con su amigo(a) no con un extraño(a), sino con una persona que ha logrado calar en su espectro de confianza y que le merece su entero crédito.

Conclusión

Dinero y amistad pueden ir de la mano. De hecho, es posible lograr crear valor de estos dos elementos. Sin embargo, es importante y relevante mantener una actitud de madurez en estos temas, de manera que se torne en una oportunidad y no en una situación de desavenencia entre dos personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*