¿CÓMO ESTABILIZARTE DESPUÉS DE QUE EL CARRO TE DA UN GOLPE FINANCIERO?

El carro puede dar un golpe financiero que desestabiliza la economí. Pero es algo de lo que te puedes recuperar y volver a estabilidad tu economía personal.

Carro

Carro Autor(a) Pictures of Money Bajo licencia CC

Tener un carro usado es una realidad muy particular. Que incluye una cantidad de peripecias únicas. Es la antesala a una serie de situaciones, completamente inesperadas, en las que tienes que lidiar con pocas o ninguna opciones.

Solo alguien que ha tenido un vehículo usado sabe de lo que estoy hablando

Soy de las personas que tienen un carro y que no está al tanto de sus detalles de mantenimiento y, como resultado de esta mala conducta, he tenido que asumir las consecuencias del mismo. Como decimos en la República Dominicana “el carro me acaba de dar un palo” que traducido al español sería, “el carro se quedó con mi dinero”.

Esta actitud es común en las personas que tenemos vehículos y, aunque aún a los más preparados les puede suceder algo fuera de lo común (choque, malfuncionamiento de la maquinaria, etc) es a los que les prestamos menos atención a quienes el carro le da “palos”.

No obstante, de cada realidad se pueden extraer enseñanzas, y es por esta razón que vamos a tratar el tema de la estabilización financiera después de que el vehículo, por alguna reparación, te ha dado un golpe financiero.

De manera que puedas tener las herramientas necesarias para que, en caso de que te vuelva a ocurrir, puedas solventar de forma eficiente tal situación.

Un carro le da un golpe financiero a cualquiera

Lo primero que hay que destacar es que un carro le da un golpe financiero a cualquiera. Puedes ser el/la conductor(a) más experimentado(a), con los mayores cuidados, y el mejor desempeño en el volante, pero esto no te exime de recibir un golpe financiero.

Autor(a): Ryan McGuire Bajo licencia CC

Máxime cuando las estadísticas sugieren que américa latina es una de las regiones del mundo en donde se presentan el mayor número de accidentes de tránsito.

En ese tenor, ya sea por no darle el mantenimiento apropiado o bien por circunstancias externas. Un carro le puede dar un golpe financiero a cualquiera.

Es ahí en donde reside la importancia de los fondos de contingencia. A través de ellos es que, idealmente, las personas solventan esos golpes financieros que los carros dan, y los que permiten que dicho “palo” tenga el menor efecto negativo en el flujo de efectivo.

¿Cómo volver a la estabilidad luego de que el carro te da un golpe financiero?

Tomando en consideración que a cualquiera le puede suceder, y que no todas las personas tienen un fondo de contingencia para solventarlo. La pregunta que vamos a responder en esta entrada es cómo volver a la normalidad con tu flujo de efectivo. En otras palabras, cómo pasar este momento de estrechez financiera.

Paso No. 1: Organízate

Lo primero que tienes que hacer es organizarte. Identificar cuál es tu realidad financiera después de. Es decir, cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Esto es, ver cómo quedó  el balance de la cuenta bancaria, saldos pendientes con el taller y las posibles deudas que hayas contraído.

Finanzas en orden

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

En este último punto, nuestra recomendación, dentro del marco de lo posible, es que no te endeudes. Este tipo de deudas no son buenas (a menos que tu fuente de trabajo sea tu vehículo) porque, desde la perspectiva financiera, no son productivas.

Sin embargo, aunque el ideal es no endeudarse, la realidad dice otra cosa. Las personas se endeudan para resolver este tipo de situaciones, aun no teniendo el carro como una fuente de ingresos. Y eso es entendible, porque puede que tengas hijos(as) o el transporte público en la ciudad que residas no es viable para ti, etc. Y en estos casos el carro es, literalmente vital, y tienes que, a veces, endeudarte para salir a camino.

No obstante, te reitero que, dentro del marco de la posibilidad, evites tomar prestado para esto.

Por lo tanto, es determinante que sepas cuál es tu realidad financiera real. Identificando, cada aspecto de relevancia en toda tu estructura de dinero, para entonces saber cómo vas a volver a estabilizar tu situación económica.

Paso No. 2: Haz reajustes

El segundo paso que debes llevar a cabo es hacer ajustes en tu gestión financiera. Debes ver cuáles son las oportunidades que tienes para volver a tener control de tu dinero.

Capitalización

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

En otras palabras, si por ejemplo, gastabas un monto “X” en alimentación, y eso incluía que compraras comida en el trabajo, entonces puedes ponderar llevar comida desde tu casa. O si solías ir al cine cada cierto tiempo, entonces puedes postergar estas salidas hasta que vuelvas a tu curso financiero normal.

El objetivo de los reajustes es generar liquidez. Y solo existen dos maneras de hacerlo: 1- Incrementando tus ingresos 2- Reduciendo el gasto. Y de estas dos posibilidades, la segunda es más probable a razón de que está bajo nuestro control a diferencia de los ingresos que dependen de factores externos que escapan a la voluntad personal.

Y esto de los ajustes es súper importante. Máxime si tomaste algún tipo de financiamiento para arreglar tu carro. Porque ya se añade una obligación que debes saldar. Por lo tanto, si reajustas tu gestión financiera a la nueva realidad económica que tienes de frente, estarás teniendo un manejo adecuado de tu dinero. Adaptándote a esa realidad y enfrentándola de manera inteligente

Paso No. 3: Crea un fondo

Luego de organizarte y hacer los reajustes en la manera en cómo expendes tu dinero. El tercer paso es iniciar a crear un fondo de contingencia solo para esto.

Deudas

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

No es bueno que caigas, al igual que yo, en el mismo error otra vez, y la única manera de evitar esto es creando fondos de contingencias que te permitan solventar tales situaciones.

Ahora, debes tener presente que crear un fondo para tu vehículo no es algo sencillo y te tomará tiempo. No obstante vale la pena. Tomando en cuenta que esos golpes financieros de los vehículos son bien duros.

La manera de hacerlo es partiendo de un monto aproximado de arreglo y mantenimiento. Este monto lo puedes dividir en una serie de cuotas (semanal, quincenal, mensual, etc) y te avocas a llevarlo a cabo. Y la creación de este fondo tendrá nos vertientes primarias:

  • Mantenimiento
  • Reparaciones

La razón de ser de esto es que tu carro debe tener una revisión periódica. Créeme que esto te va ahorrar muchas cosas. Y, en el caso de las reparaciones, para esos golpes repentinos o inesperados que se puedan presentar.

Ten en cuenta que esto es algo a futuro, y que no debes apresurarte en crear este fondo. Y, si acabas de salir de un golpe financiero, probablemente te sea cuesta arriba crearlo.

Es por esta razón que mi sugerencia es que empieces con montos pequeños y manejables, de manera que vayas forjando el hábito y puedas, concomitantemente, estabilizar tu situación económica. Recuerda que el objetivo es solventar esas situaciones inesperadas que se puedan presentar, de manera que no laceren la estructura financiera actual.

Paso No. 4: Hazte de una buena póliza de seguro

Por último, debes de hacerte de una buena póliza de seguro para tu vehículo. Esto debe formar parte de tu estrategia financiera, no solo en el aspecto de carros; sino, en otros tópicos de relevancia como la salud, vida, activos, etc.

Estrategias de inversión

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Pero en este caso en particular, debes, dentro del marco de lo posible, tener una póliza de seguro que cubra esos imprevistos de los que puedas ser víctima. De hecho, una póliza de seguro puede ser la diferencia entre un momento financiero amargo y otro menos dulce.

Por lo tanto, acércate a un corredor de seguros, que te ayude y asesore en la póliza que mejor se ajusta a tus necesidades, y a tu bolsillo. Para que puedas tener un soporte ante los imprevistos que se puedan presentar.

Conclusión

Un carro le puede dar un golpe financiero a cualquiera. Y si eres, al igual que yo, de aquellos que les ponemos poca o ninguna atención, el caso es mucho peor. Sin embargo, es posible volver a la estabilidad que originalmente tenías. Es una acción que te tomará tiempo, pero con resultados muy favorables para ti.

Autor(a): Michał Kulesza Bajo licencia CC

Para esto te sugiero que tomes cuatro pasos básicos:

  • Organízate
  • Haz reajustes
  • Crea un fondo
  • Hazte de una buena póliza de seguro

Si llevas a cabo estos cuatro pasos, podrás recuperarte financieramente y tendrás la capacidad de volver a tener estabilidad económica. Recuerda que toma tiempo, pero es una labor posible.

En ese sentido, si esta entrada te ha sido de utilidad, te invito a que comentes y compartas, ya sea en el formulario más abajo, por correo electrónico o a través de tus redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en el tema del mantenimiento del carro, te sugiero adquirir el libro Técnicas básicas de mecánica de vehículos haciendo clic en la imagen más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons