¿ EMPLEO = ESTABILIDAD ?

Un empleo representa,en cierta medida y contexto, estabilidad. A razón de que no se asume la responsabilidad ni el riesgo de un proyecto empresarial.

empleo

Tradicionalmente se ha aceptado como bueno y válido que estar empleado es sinónimo de estabilidad. De hecho, a la hora de asumir compromisos financieros, el factor empleo tiene un gran peso a razón de que garantiza, en cierta medida, un flujo de ingresos consuetudinarios. No obstante, esto no es un axioma en todas las personas. Ya que la manera en que evoluciona la economía y los mercados influye en  la forma en que las empresas dirigen su estrategia de negocios que, por supuesto, incide en la gestión del recurso humano


Por lo que ante una situación de insostenibilidad económica, las empresas, en algunas ocasiones, optan por desvincular parte del personal que, al analizar el costo/beneficio, tienen un saldo negativo. Es importante resaltar que hay otros factores que incurren en este tipo de decisión, pero que en resumidas cuentas se puede englobar en si es o no rentable.

 ¿Empleo = Estabilidad?

Ahora ¿Cuál es la respuesta a la pregunta titular? ¿Se pudiera decir que estar empleado es sinónimo de estabilidad? Para ser justos y objetivos, al compararlo con el emprendimiento, un empleo presenta una mayor estabilidad. A razón de que no se está asumiendo la responsabilidad ni el riesgo de un proyecto. Esto evita que la persona tenga que velar por el sostenimiento de la compañía de manera directa. Por lo tanto la respuesta, dentro del contexto anterior, es afirmativa.

 empleo

Sin embargo, la otra cara de la moneda es que hacer bien el trabajo, llegar a tiempo y dar el 100% tampoco es garantía de permanencia en una empresa, por lo que esa estabilidad pende de las circunstancias y los intereses de ella. Existen varios casos de personas que han dado toda una vida a una empresa y, en cuestión de horas, reciben una carta de desvinculación laboral, impactando de forma directa el accionar personal presente y futuro.

Es por esta razón que es tan importante sentar las bases, en la medida de lo posible a temprana edad, para la sostenibilidad futura con el fin de generar valor. Esto se logra a través de dos vías: la inversión y la creación de fondos de contingencia. Traduciéndose en la creación o capitalización de empresas (formal e informalmente) como también en la adquisición de pólizas de seguros, planes de pensiones privados, etc.


El objetivo de estos párrafos es crear la conciencia de que lo único constante en la vida es el cambio, por lo tanto, es necesario tener fundamentos firmes sobre los cuales se puedan construir las fuentes que logren solventar las situaciones que se puedan presentar en un futuro incierto pero prevenible. Ya sea esta a través del empleo o bien de algún tipo de emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*