ENTENDIENDO LAS TARJETAS DE CRÉDITO (PARTE II)

Elemento principal que caracterizan las tarjetas de crédito es que son el instrumento financiero del mercado más costoso, por lo que uso debe ser cautelar.

Tarjeta de crédito
Las tarjetas de crédito son un instrumento que viabiliza la adquisición de bienes y servicios, a través de la concesión de un monto consumible, dentro de un espacio de tiempo; creando consigo una obligación monetaria.Dicha obligación, en términos llanos, es un préstamo que le hace la institución financiera al tarjeta habiente, cuya fuente de negocio es el interés sobre el dinero; con una característica muy particular: es la carga de mayor peso en el mercado financiero formal.

 

En otras palabras, es el instrumento de deuda más costoso para fines de consumo.La tasa de interés, dependiendo del tipo de institución, puede variar entre 80% y 120%. Traduciéndose en que por cada $100, si tomamos el límite inferior de nuestro rango, estaría pagando la proporción anual de $80 en función de caer en penalidad por atraso.Es decir, se está pagando por el bien o servicio, casi dos veces su valor. Pero esto no se queda ahí, ya que si la deuda no es saldada por completo, el interés se adiciona a la deuda y sobre este nuevo monto se aplica el mismo porcentaje. Incrementando el balance y la tasa de interés real.


 

Tarjetas de CréditoLa razón de ser de una tasa tan alta no es al azar, sino que esto viene a raíz del riesgo que asume la entidad financiera; por dos razones muy básicas: La primera es que no presenta garantías prendarias, es  decir, no hay activo que suplante el monto prestado. Y en segundo lugar, la condición del cobro de éste interés está sujeta a la penalidad por retraso en el saldo del monto adeudado. Por lo que la entidad corre un alto riesgo de no retornar ese dinero

 

Dada esta realidad, se debe tener un manejo prudente y responsable de dicho instrumento. Ya que las consecuencias inmediatas son costosas, sin tomar en cuenta, las repercusiones a futuro en torno a los burós de crédito (tema que trataremos más adelante).En ese sentido, tome en cuenta que cada vez que decide financiar la tarjeta está asumiendo un préstamo cuyo interés puede duplicar, de manera proporcional, el monto del consumo que hizo. Por lo que la prudencia y la responsabilidad tendrán un papel preponderante a la hora de utilizar este instrumento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons