TRES ERRORES FINANCIEROS QUE DEBES EVITAR SI PASA LOS TREINTA (PARTE 2)

Los errores financieros son una realidad sin importar la condición. Todos, hemos cometido o eventualmente cometeremos errores financieros.

Errores Financieros

Errores financieros Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Todos cometemos errores financieros. En algún momento hemos metido la pata y nos hemos equivocado tomando decisiones de dinero. Sin embargo, existe una etapa de la vida, en donde estas decisiones tienen un mayor impacto a futuro. Esta etapa es la década de los treinta.

Es por esta razón que inicié una serie de dos entregas que hablen sobre aquellos errores financieros que debes evitar si ya estas en esta maravillosa etapa de vida.

En la primera parte, que puedes ver aquí, trabajamos el primer error que debes evitar que se relaciona con pensar que lo más importante es comprar una vivienda. Sin duda un tema muy controversial, a razón de la relevancia que se le da en nuestros contextos sociales.

Una entrada larga y explicativa que espero satisfaga algunas inquietudes respecto de este error financiero que se debería evitar si pasas de los treinta.


En esta entrega, seguro más corta, vamos a tratar los otros dos errores restantes, para entonces cubrir toda la serie.

Entendiendo y diferenciando los errores financieros

Antes de entrar en el resto de los errores financieros de esta serie. Es importante que se entienda qué significa o representa cometer un error financiero. Ya que se puede malinterpretar con malas decisiones rápidas.

Autor(a): Designed by FreepikBajo licencia CC con modificaciones

Por ejemplo, se pudiera interpretar que comprar un helado “sin planificación” es un error. Y, aunque hacerlo de esta manera no es lo adecuado, este tipo de gastos “inesperados” son manejables, y resarcibles. En otras palabras, el efecto negativo que pueden crear dentro del flujo de efectivo es menor.

Esto no significa que ahora va a salir y hacer gastos menores irrelevantes porque no tienen un impacto de relevancia en el momento, porque si lo haces así, entonces generarías un renglón de “irrelevantes” que fácilmente se convierten en una montaña de relevancia.

En ese sentido, el tema de los errores financieros se vincula a decisiones relevantes y que implican un impacto en mediano y largo plazo. Por ejemplo, comprar una vivienda, algo que tratamos en la primera entrega. O iniciar un emprendimiento, o casarse, etc.


Por lo tanto, cuando hablo de evitar errores financieros después de los treinta, me refiero a decisiones de dinero en donde el futuro está comprometido y que debemos, a toda costa, tratar de manejarlo de manera adecuada, para tener los resultados esperados.

Errores financieros que debes evitar

Bueno, es tiempo de entrar en materia y dar continuidad a los dos errores financieros pendientes de desarrollar. Los cuales se enfocan básicamente en la planificación, por lo tanto, en el futuro.

Errores Financieros

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Toma en cuenta que están centrados hacia el futuro; por lo tanto tienen que ver directamente con la planificación financiera personal. Y la manera en que se pueden abordar es sobre la base del tiempo. Es decir, cualquier acción que tomes ahora tendrá sus resultados en el largo plazo.

Error Financiero No. 2: Pensar que una póliza de seguro es un gasto y no una inversión

Son varias las personas que entienden que tener pólizas de seguro son un gasto innecesario. De hecho, existen los que sugieren que esto es “un robo” porque suelen hacerse pagos tras pagos no se ven el resultado o los beneficios del mismo.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, una de las certezas más seguras dentro del contexto de la humanidad es que somos frágiles, y susceptibles a cualquier situación inesperada. Nadie es infalible a la enfermedad, accidente, la jubilación, el desahucio o la muerte.

De alguna manera u otra tendremos que solventar o enfrentar alguna situación inesperada, y para esto la respuesta es la contingencia. En otras palabras, la respuesta a la emergencia no es tener mucho dinero, sino tener un buena póliza de seguro. Porque tiene un alcance y cobertura más amplia y mejor que la cuenta bancaria que podamos tener.

De hecho, es más común ver a las personas con afluencia económica tener pólizas, aun teniendo disponibilidad, a aquellas con menos disponibilidad de dinero. Y la razón es simple, quienes lo hacen lo miran como una inversión y no como un gasto.

Y, tomando en consideración que los treinta representan, literalmente, la mitad del promedio de vida mundial. Entonces adquirir un póliza de seguro es un paso estratégico de inversión cuyo beneficio se hace tangible en dos contextos básicos:

  1. Prevención: Respuesta ante las emergencias
  2. Planificación: Cubrir y traer tranquilidad ante las posibles situaciones adversas que se presenten, con un monto menor a lo que realmente representaría.

Porque a través de estos dos escenarios es que entran en efecto las pólizas de seguro.

En ese sentido, mi sugerencia es que busques la asistencia de especialistas en el área de seguros. Creeme, que hay un seguro para prácticamente cualquier escenario, y que se pueden ajustar a tu realidad económica presente o futura.


Por lo tanto, te insto a que evites, dentro del contexto de los errores financieros, pensar que tener una póliza de seguro es un gasto y no una inversión. Porque, en largo plazo, verás sus resultados.

Error Financiero No. 3: Pensar que la jubilación está lejos y más adelante se arregla

El tercer error financiero que debes evitar si ya estás en los treinta es pensar que la jubilación o el retiro es algo distante y que más adelante todo se va a arreglar. Y la verdad es que no es así.Ahorrar para el retiro

El retiro o la jubilación no es algo distante, ni se arreglará solo. Es un asunto que está, literalmente, a la vuelta de la esquina, y cuando menos lo piensas, ya tienes 65 años; y tanto tus capacidades y disponibilidad se reducen.

Por lo tanto, tienes que pensar en la jubilación. No es que vas ahora a tirar todo por la ventana y te vas a obsesionar con el retiro, sino que debes tener pendiente que tus capacidades irán disminuyendo con el tiempo y llegará un punto en otros de 25 y 30 años tomarán tu lugar.

Es por esto que la sugerencia es que busques alternativas de generación de ingresos extras, como inversiones en la bolsa de valores, certificados financieros o bien algún tipo de actividad alterna que te permita generar ingresos, si es posible, residuales. Para esto puedes explorar opciones en el internet, el magisterio, la consultoría, etc.


Lo que sí es seguro es que debes pensar en la jubilación y prepararte para ella. Que si no mueres, seguro la verás.

Conclusión

Los errores financieros son una realidad en todas las personas, sin importar la edad, sexo, estatus social, etc. Todos, de alguna manera u otra, hemos cometido o eventualmente cometeremos errores financieros; y no todos tienen el mismo impacto en la vida, varían en función de la edad en que se cometen.

Sueldo

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Es por esta razón que debes, tomar en cuenta que los errores financieros están enfocados a decisiones relevantes, las cuales están vinculadas a temas del futuro a los cuales debes prestarles atención.

Muy específicamente en

  1. Pensar que comprar una vivienda es lo más importante.
  2. Pensar que una póliza de seguro es un gasto y no una inversión.
  3. Pensar que la jubilación está lejos y más adelante se arregla

Porque son tópicos sensibles vinculados al futuro en el mediano y largo plazo, y que si tomas las medidas de lugar a tiempo, puedes tener mejores resultados.

En ese sentido, si esta entrada te ha sido de utilidad, te invito a que comentes y compartas. Puedes hacerlo vía el formulario más abajo, correo electrónico o redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en el tema de los errores financieros y la manera en que debes manejarlos efectivamente, te sugiero que adquieras el libro Arcoiris Financiero escrito por Diego Sosa haciendo clic en la imagen más abajo.

Errores financieros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*