LIQUIDEZ, PRINCIPAL PROBLEMA DEL EMPRENDEDOR

La liquidez es uno de los temas que debes manejar en el día a día de tu empresa. Requiere de tu atención y debes garantizar la sostenibilidad de tu empresa.

Liquidez

Liquidez Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

 

La liquidez es, sin lugar a dudas, el principal problema del emprendedor. Lograr mantener los niveles óptimos de recursos para el corto plazo parecería ser el mayor reto que tiene que enfrentar quien inicia un negocio.

De hecho, el primer indicador de problemas en una empresa, cualquiera que sea, es el de liquidez. Cuando no se tiene lo suficiente para mantener a flote la empresa; es cuando se sienten, con mayor peso, la carga del negocio.

Porque, si al final del día, se pueden suplir esos asuntos puntuales; esas obligaciones operacionales, entonces hay vida y esperanza para satisfacer las expectativas financieras. Sin embargo, cuando se está por debajo del límite entonces todo, literalmente, se complica.

Es por esta razón que vamos a hablar sobre la liquidez. La manera en que puedes trabajar para que tus obligaciones a corto plazo sean suplidas y no tengas que ahogarte endeudándote para solventar compromisos fijos.

Liquidez: Un asunto de organización

Lo primero que tenemos que tocar respecto de la liquidez es que, en resumidas cuentas, es un asunto de organización. Cuando nuestras entradas o ingresos no coordinan de manera adecuada con nuestros salidas o gastos empresariales.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC

Es común ver cómo las PyMEs tienden a ser desorganizadas en el tema de las finanzas. Por lo general no llevan contabilidad organizada y suelen mezclar, cuando tienen un(a) solo(a) dueño(a), el dinero del negocio con el del bolsillo; lo cual es una de las prácticas más dañinas para quien emprende.

A todo esto, la organización de tu emprendimiento es un asunto de definir lo que realmente es importante para el desarrollo de tu negocio.

En otras palabras, es establecer lo que realmente le aporta valor a tu gestión.

Esto implicará que tengas que analizar cada uno de los aspectos relativos a las cuentas de la empresa en términos de operatividad. Identificando qué realmente hace que la empresa funcione y qué no. Para entonces eliminar lo que no aporta y fortalezcas lo que sí logra los objetivos de tu emprendimiento.


Por ejemplo, es probable que te des cuenta de que tienes empleados(as) de oficina que no necesariamente aportan en términos del crecimiento de la empresa y que necesites reforzar el área de ventas, ampliando la cantidad de vendedores(as).

Si este es el caso, puedes identificar cuál de esos empleados(as) de oficina tiene las cualidades necesarias para fortalecer el departamento de ventas y ofrecerle la oportunidad de integrarse al equipo de ventas. En donde ganas tú como emprendedor(a) porque satisfaces una necesidad, y esa persona, al entrar a este equipo puede generar mayores beneficios a razón de las comisiones e incentivos por ventas.

El punto de todo esto es que lleves a cabo un análisis de tu emprendimiento para que optimices tus recursos y puedas mantener los niveles de liquidez adecuados para la solventar las operaciones de tu proyecto.

¿Cómo lograr tu nivel óptimo de liquidez y mantenerlo?

El nivel óptimo de liquidez de tu emprendimiento está vinculado a dos variables básicas. Activos y pasivos corrientes. Que en lenguaje no financiero se traduce a los rubros o cuentas que tienen que ver con tu disponibilidad y obligaciones, y cómo se relacionan entre sí.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

En otras palabras, qué tanto tienes disponible para cubrir tus compromisos de menos de un año.

Tomando esto en consideración la manera en que puedes lograr un nivel óptimo de liquidez es teniendo un control estricto en el dinero que entra y que sale.

Es decir, debes saber que cada dinero que entra tiene un propósito inicial: Cubrir tus obligaciones. Y que cada dinero que sale cumplió un propósito que le aportó al crecimiento de tu empresa.

En ese tenor, toma en cuenta tres elementos altamente importantes:

  • Contabilidad organizada
  • Priorización de los gastos del emprendimiento
  • Inversión

Contabilidad Organizada

La contabilidad es el alma de las finanzas. Sin contabilidad es, literalmente, imposible tener una gestión financiera de tu emprendimiento adecuada. Porque no tendrás el control de lo que está sucediendo, financieramente, en tu empresa.Planificación

Estarás tomando decisiones basadas en lo que crees que es la realidad, cuando puedes estar completamente divorciado de lo que verdaderamente está pasando en tu emprendimiento.

Lo ideal es que contrates a un(a) contador(a) para que te asista en este tema. Sin embargo, también entendemos que al inicio de cualquier emprendimiento los compromisos y la carga financiera pueden ser alta.

En ese sentido nuestra sugerencia es que adquieras algún tipo de sistema de contabilidad que te permita, al menos, registrar tus diferentes transacciones. No tiene que ser un mega programa de contabilidad, de hecho puedes usar la hoja electrónica Excel.

Existen infinidad de plantillas en internet que puedes descargar que están preparadas para que lleves la contabilidad de tu emprendimiento, las hay tanto gratis como de pago.

Lo importante en esto es que te enfoques a que en la medida en que estés en control de lo que entra y sale, en términos de dinero, de tu emprendimiento, tendrás una mayor capacidad de responder a las falta de liquidez que puedas presentar.

Priorización de los gastos del emprendimiento

Una de las premisas que debe moldear a cualquier emprendedor(a) es la que plantea que “los recursos son escasos y las necesidades infinitas” que se traduce en que no es posible satisfacerlo todo.

dinero

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Es por esta razón que debes priorizar tu gasto. Definir las cosas que realmente son imprescindibles y cuáles pueden se puede posponer. Y no solamente definirlas, sino transmitirlas a tu equipo de trabajo. Ya que es posible que tú estés claro(a) del valor del dinero, pero tu equipo no le dé la importancia que tú le das.

Máxime cuando no puedes estar en todos los aspectos de tu emprendimiento, ni tampoco es lo más saludable. Ya que parte importante de todo este proceso es que confíes en tus colaboradores y les des la oportunidad de generar valor a tu empresa.

No obstante, debes, dentro del marco de la posibilidad, crear en ellos(as) la consciencia de lo que cuesta el dinero de la empresa para que usen los recursos de manera adecuada y puedan solventarse los compromisos fijos que se tengan.

Inversión

Por último tienes que invertir en tu negocio. La única manera de que tu emprendimiento crezca es si inviertes. De hecho los ajustes que hagas en términos de gastos y manejo financiero, aunque generan un efecto importantísimo en la liquidez de tu empresa, llega un punto en donde ya no puedes reducir más.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Por ejemplo, imagina que cambias el sistema de alumbrado interno pasando de bombillas incandescente a un sistema inteligente de iluminación. Eso representa un gran ahorro, pero luego que lo logras no puedes reducirlo más, hasta que haya una nueva tecnología más eficiente. Pero eso no se da de la noche a la mañana.

Es por esto que, luego de optimizar tu estructura de gastos empresariales, debes enfocarte en cómo expandir tu empresa, y la manera de hacerlo es a través de la inversión.

Para ello debes crear una fuente de financiamiento, ya sea creando tú mismo(a) el capital o bien financiándote a través de un banco. El punto es que, luego de identificar una oportunidad de mercado y la potencialidad de ella, tomes las riendas de tu emprendimiento e inviertas en ganar ese espacio nuevo.

Conclusión

La liquidez es uno de los temas principales que debes manejar en el día a día de tu emprendimiento. Requiere de tu atención y debes, dentro del marco de lo posible, garantizar la sostenibilidad de tu empresa.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Para esto debes tener presente que la liquidez es un asunto de organización, el cual tienes que trabajar analizando tu estructura de empresa para identificar cuáles aspectos pueden ser mejorados y optimizados. De manera que puedas diferenciar lo que aporta valor a tu proyecto empresarial.

En ese sentido, te sugerimos tres elementos o aspectos de relevancia para logar y mantener la liquidez, que son: tener una contabilidad organizada, priorizar los gastos de tu empresa e invertir para crecer.

Si te enfocas en estos tres elementos, la liquidez de tu empresa no se verá trastocada por los embates naturales de todo proyecto nuevo.

En ese sentido, si esta entrada sobre la liquidez te ha sido de utilidad te invitamos a que comentes y compartas a través del formulario más abajo, tu correo electrónico o tus redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en el tema de la liquidez en nuevos emprendimientos, te sugerimos adquirir el libro Finanzas para Nuevos Emprendedores escrito Juan Serantes haciendo clic en la imagen más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons