EL CASO DE MARÍA: DEUDA FUERA DE CONTROL (PARTE1)

El caso de María y su deuda fuera de control es muy particular que nos muestra la importancia que tienen las decisiones financieras y sus repercuciones.

Deuda fuera de control

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

He tenido el privilegio de asistir a diferentes personas y empresas a través de mi labor de consultor financiero. En aquella sala de consultas, he recibido diferentes tipos de casos y personas que me han externado su realidad financiera y la manera en que necesitan poner en orden su dinero. Y la razón más común es que tienen una deuda fuera de control.

No obstante, aunque cada persona tiene una situación particular, hay casos que llaman más la atención que otros. Por las implicaciones del mismo, y por los actores o actrices, que inciden en ellos.


Este es el caso de María. Alguien a quien tuve el privilegio de recibir en la sala de consultas. Con un caso particular que entiendo prudente compartir contigo. Porque creo que es sumamente enriquecedor y que puede servirte como punto de referencia para el manejo adecuado del dinero personal respecto del negocio y la gestión de una deuda fuera de control.

El caso de María

Deuda Fuera de Control

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

El caso de María es muy particular para mí porque, a diferencia de otros clientes, ella, previo a nuestro encuentro, me había advertido que su caso era único en el mundo. De hecho, con dicha advertencia me exigía cierto tipo de resultado determinado.

Y, aunque esto es algo que de manera directa e indirecta hacen todos mis clientes, en el caso de María fue distinto, porque a diferencia de los anteriores, ella fue enfática en su situación de deuda fuera de control.

Aquí el texto del primer correo de María:

“Hola muy buenas tardes. El motivo de mi contacto es que estoy en una situación de endeudamiento muy fuerte y no se como salir de ella, por lo que los servicios de un asesor experto me vendrían muy bien. Un abrazo y bendiciones.”

Ante esta solicitud, que asumimos como algo común porque para todo el que está endeudado su situación es difícil y urgente. Y, como es normal, la respuesta fue enfocada a servirle. Y luego de algunos intercambios de informaciones generales sobre ubicación, tarifas, etc, ella escribió lo siguiente:

“Ok. Quisiera tener la certeza de que ustedes trabajan en una asesoría con resultados palpables en cada cliente, aunque es claro saber que depende del esfuerzo que pongamos y hagamos caso a lo que nos sugieran hacer.

Esto lo expreso sin ánimos de dudar de su trabajo sino porque me he dirigido a más de 5 asesores financieros y solo he gastado mi dinero ya que no han dado al traste con lo que necesito. He puesto de mi parte para que en la medida de lo posible pueda salir de mi caótica situación financiera pero no encuentro la manera efectiva de hacerlo y eso me dificulta más la situación por eso requiero de asesoría y acompañamiento profesional. Espero puedan comprender mi situación, no quiero tener que pagar una asesoría más sin resultados óptimos. Gracias, espero su respuesta”

¿Te das cuenta de la particularidad de este caso?

  1. Endeudamiento fuerte.
  2. Esperando resultados papables.
  3. Ha ido a 5 asesores financieros sin resultados y gasto de dinero.
  4. Situación financiera caótica
  5. Solo espera resultados óptimos

Estas cinco particularidades me llamaron la atención, porque es la primera vez que atiendo a una persona con esta caracteristicas.

Pero no solamente eso, sino que María es profesional, tiene Maestría en el área de negocios, ha asistido a varios cursos y seminarios sobre finanzas, y se ha leído, TODOS, literalmente, todos los libros de los grandes autores sobre finanzas personales.

Por lo tanto, fue todo un reto para mí, asumir este caso porque:

  1. Es un caso complejo.
  2. Estoy hablando con alguien que conoce sobre el tema.
  3. Ha tenido otras experiencias infructuosa con otros consultores financieros.


No obstante, con mente positiva, decidí tomar el caso y ahora quiero mostrarte cómo fue el proceso.

Analizando la deuda fuera de control de María

Usualmente inicio el proceso de consulta con personas con una entrevista en donde no entramos a los detalles de los números. De hecho, existe una concepción común de que cuando visitas a un financiero, se entra de lleno en los números. Cálculos, gráficos, análisis, Excel, proyecciones, etc.

Deuda fuera de control

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, no es así como esto funciona. Primero tenemos que ver qué pasa, y analizar la conducta, comportamiento y relación que tiene la persona con su dinero. En otras palabras, cómo está manejando el dinero y por qué pasó lo que pasó.

No obstante, hice una excepción con María y su deuda fuera de control. Porque aunque iniciamos con el tema conductual y viendo su relación con el dinero; viendo la premura y con quien me estaba enfrentando (en términos de conocimiento y experiencia) accedí a ver los números. Y, siendo honesto, su caso es único.

Realmente era una situación caótica. Ella estaba súper sobreendeudada. Estamos hablando de que ella debía, entre 20 y 25 veces sobre su nivel de ingreso. Pero no solamente eso, sino que tenía varias deudas, todas informales, y con atrasos en varias de ellas.

Y, aunque el prestamista no es el malo de la película, en esta en particular, hace el papel de villano, por los intereses, literalmente, fuera de cualquier lógica financiera.

A todo esto, María tiene negocios que representa su fuente de ingreso. De hecho, parte importante de ese sobreendeudamiento viene de la mano de malas inversiones hechas en sus empresas, y otros tantos asuntos personales que incidieron de manera directa en este caso en particular.

Esta realidad, luego de indagar un poco más en su situación me hicieron concluir 3 cosas básicas:

  1. Lo dañino que es mezclar el dinero del negocio con el personal.
  2. La importancia del análisis financiero objetivo previo para tomar decisiones de deuda.
  3. No vale la pena, independientemente de la situación particular, endeudarse informalmente.


Estas tres conclusiones se resumen en lo siguiente: Manejar dinero es algo muy serio. Cada decisión cuenta y tomarlas de manera ligera puede tener implicaciones que luego lamentamos.

Conclusión

El caso de María y su deuda fuera de control es muy particular, y no quise hacerlo en una sola entrada porque sería muy largo. De hecho en la próxima entrada trataré cómo lo abordamos (María y yo) y la manera en que, si estas en esta situación, puedas sortear dicha realidad.

Deuda fuera de control

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

No obstante, sí queda claro que, independientemente de cual sea la realidad financiera que las decisiones de dinero (personal y de negocio) en nuestra vida son trascendentes,y deben ser tomadas sobre la base de un análisis objetivo, que te permita tener una panorámica más acabada y centrada en las posibilidades.

En ese sentido, es importante que veas los siguiente:

  1. No debes mezclar el dinero personal con el del negocio
  2. El análisis financiero es primordial para tomar decisiones de dinero.
  3. La deuda informal es altamente costosa, y no vale la pena.

Por lo que si esta primera parte del caso de María y su deuda fuera de control te ha sido de utilidad, te invito a que comentes y compartas. Puedes hacerlo vía el formulario más abajo, correo electrónico y redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en el tema de la deuda fuera de control, te sugiero adquirir el libro ¿Cómo salgo de mis deudas? escrito por Andrés Panasiuk haciendo clic en la imagen más abajo.

Deuda fuera de control

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*