MI SALARIO NO ES SUFICIENTE ¿QUÉ HAGO?

El salario no siempre es suficiente, pero sí se pueden hacer ajustes dentro de la gestión financiera para optimizar este ingreso, crear solvencia financiera

Salario

“Mi salario no es suficiente” es una de las frases que por lo general escucho cuando me consultan al estar pasando por situaciones de estrechez financiera. Es común que quienes tienen empleo hagan alusión a este tipo de enunciados sobre la base de justificar su situación actual.

Evidentemente cada caso es único y no es prudente hacer afirmaciones genéricas partiendo de un caso en particular. Sin embargo, basado en las experiencias en esta trayectoria de consultoría financiera, son pocos los casos en donde el salario es suficiente.

En ese sentido, y para aquellas personas que de manera justificada están pasando por una situación de carencia económica queriendo salir a flote de ellas, vamos a abordar el tema de la insuficiencia de ingresos para solventar las realidades económicas personales. Ofreciendo ciertas pautas que inicialmente permitan hacer más llevadera su situación, para luego crear estabilidad en el flujo de efectivo personal.

Funcionamiento del Salario

Para abordar la temática de manera adecuada es prudente explicar el funcionamiento y las implicaciones del salario, y aunque parezca algo obvio es importante explicarlo; a razón de que si hubiera un domino del mismo entonces la forma en que se maneja el dinero fuera más eficiente.Salario

Tomando esto en consideración el salario es el dinero que recibe una persona de la empresa o entidad para la que trabaja en concepto de paga, generalmente de manera periódica.[1]

En esta definición hay dos elementos de relevancia que todo(a) asalariado(a) debe tomar en cuenta:

  • Periodicidad
  • Remuneración

Salario

El primero define tiempos o períodos en donde la persona recibe estos pagos. Y el segundo la compensación por una labor hecha ¿Por qué es importante esto? Porque el primero define ritmo del ingreso mientras que el segundo hace que se tenga una medida de valor del mismo. Es decir, en la medida en que la persona esté claro(a) de cuáles son los tiempos de sus ingresos y que esto es una respuesta a un trabajo que se ha llevado a cabo, entonces la gestión financiera será exitosa.

Pero no solamente que esté al tanto de ellos, sino que ellos determinan la manera en cómo debe erogarse el dinero. Es decir, cuando se conoce los tiempos de ingreso y el porqué de ellos, entonces se puede crear una estructura adecuada de administración del dinero.Gestión Financiera

Ya que no es lo mismo recibir el pago semanalmente a recibirlo quincenal o mensualmente. Puede ser el mismo monto para cada período, pero el abordaje es distinto. En ese sentido, conocer y analizar la manera en que ingresa el salario a las arcas personales es determinante para la buena gestión financiera.

Pautas para la gestión efectiva del Salario

En ese tenor, nos interesa proveer de algunas pautas puntuales respecto de qué hacer cuando el salario no es suficiente, y cómo lograr que esto se torne, de una manera efectiva, en el inicio de la creación de ahorros.

Pauta No. 1: Identifique el ritmo o flujo de su dinero

La primera pauta define gran parte de todo este proceso. A razón de que si la persona logra establecer cuál es la ruta y el ritmo de su dinero, entonces, ajustar el salario a su realidad financiera será mucho más fácil.Flujo de dinero

Para esto la herramienta ideal es la línea de tiempo de pagos. La cual visualiza cómo, durante un tiempo determinado, se dan las entradas y salidas de dinero. Pero al mismo tiempo le permite a la persona tener una panorámica de cómo abordar el tema para entonces elaborar las estrategias y ajustes de lugar.

Tomando en consideración que no todos los períodos dentro del ciclo salarial son iguales. Es probable que si la persona ingresa de manera quincenal, dado algunas responsabilidades fiscales y de seguridad social, no reciba el mismo monto en cada una de ellas. De hecho, si es así, la persona debe identificar cuál es la que tienen una mayor carga financiera y, dentro del marco de lo posible, balancearla con aquella que tiene menos compromisos financieros

Pauta No. 2: Elaborar un presupuesto

El presupuesto es la espina dorsal de las finanzas, y su elaboración es clave dentro del contexto de la planificación y toma de decisiones que se van a llevar a cabo. Porque supone con antelación lo que la persona entiende que va a suceder.Presupuesto

En ese sentido, la combinación entre las herramientas de la línea de tiempo de pagos y el presupuesto, permiten a la persona tener elementos de juicio para hacer los ajustes relativos a cómo optimizar el salario que le ingresa semanal, quincenal o mensualmente.

Pauta No. 3: Definir prioridades

La tercera pauta está vinculada a una concepción personal de qué es importante en el momento y qué se puede postergar. Por lo tanto, esto implica una autoevaluación en donde se identifican aquellas cosas que son vitales en el modus vivendi y cuáles no son de tal relevancia.presupuesto

Este análisis implicará la objetividad y madurez de la persona, porque sugiere hacer cambios fuertes dentro de toda la estructura financiera; es decir, probablemente haya que dejar de cosas que son gratas en el momento pero que van en detrimento del desempeño financiero.

Sin embargo, lo que debe primar en esto es la importancia de mantener a flote las finanzas personales. Y si algo de lo que por lo general se consume está impidiendo este objetivo, entonces es prudente no darle cabida, al menos durante este proceso, para reestablecer el balance financiero.

Pauta No. 4: Tener ingresos extra

Por último está una de las pautas que puede tener un mayor impacto en el tema de la insuficiencia salarial: Generar ingresos extra.

Ya que si efectivamente la realidad financiera de la persona no le permite solventar sus compromisos entonces es tiempo de buscar alternativas que inyecten liquidez. Para eso debe enfocarse desde dos perspectivas:Presupuesto Personal

  • Emprendimiento personal
  • Segundo empleo

Para la primera por lo general se requiere de un capital inicial. Si es el caso, entonces dicho emprendimiento, dentro del marco de lo posible, no debería interferir con su actividad principal de ingresos. La sugerencia es que en la medida de lo posible lleve ambas actividades simultáneas, aunque si entiende que el emprendimiento tendrá un mejor impacto a largo plazo, es factible llevarlo a cabo y la primera fuente no se lo permite, entonces puede ponderar presentar su renuncia.

No obstante tenga en cuenta que esto no debe ser una decisión emocional, sino, racional. Partiendo de elementos de juicio medibles y comprobables.

Mientras que la segunda está vinculada, por lo general, a empleos de medio tiempo, como el magisterio especializado o bien a

Conclusión

El salario no siempre es suficiente, pero sí se pueden hacer ajustes dentro de la gestión financiera para optimizar este ingreso, y se pueden ponderar alternativas de ingresos que ayuden a solventar la estructura de gastos personal. De manera que se pueda tener una gestión financiera equilibrada y enfocada a la generación de valor en el flujo de efectivo.

Por lo que si esta entrada sobre la gestión financiera cuando el salario es insuficiente le ha sSalarioido de utilidad, le invitamos a que la comparta y comente. Sus aportes y opiniones son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate. Y si le interesa profundizar en el tema, le sugerimos adquirir el libro Cómo llego a Fin de mes escrito por Andrés Panasiuk haciendo clic en la imagen más abajo.

salario

[1] Definición Salarios Consultado 11/19/15

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*