MIDE CÓMO VAN TUS FINANZAS PERSONALES: INDICADORES DE BUENA GESTIÓN FINANCIERA (PARTE 2)

Los indicadores financieros son una herramienta para planificar y controlar tus finanzas personales. Sirven para identificar tus fortalezas y debilidades.

Finanzas Personales

Finanzas Personales Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

En la entrada anterior hablé sobre dos de los cinco indicadores básicos que debes tomar en cuenta a la hora de analizar cómo van tus finanzas personales.

Estos dos son:

  1. Liquidez
  2. Contingencia

Los cuales presentan, de manera meridiana, si tus finanzas personales van bien o van mal.


No obstante, los tres restantes también tienen su cuota de importancia, porque se están más apegados a la acción diaria, en otras palabras, son más prácticos e implican establecer estrategias más a largo plazo.

¿Cómo utilizar los indicadores en tus finanzas personales?

En la entrega anterior vimos la importancia de tener indicadores financieros en tus finanzas personales. Y hablé sobre dos elementos básicos que hacen que sean de tanta relevancia para ti y para tu desempeño financiero, estos son: 1- Control y 2- Planificación. Porque estos dos elementos te permiten determinar dónde está y hacia dónde va tu dinero.

Decisiones Financieras

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

A todo esto, no todas las personas saben poner en práctica esto de los indicadores financieros. Y lo primero que debemos tomar en cuenta es que un indicador, como lo dice su nombre, indica. Es decir, un indicador nos muestra un parámetro que nos permite evaluar qué tan lejos o cerca estamos de lograrlo.

Por ejemplo, si establecemos que un indicador de éxito es llegar a la 1:00pm a tal o cual lugar, entonces si llegamos a las 12:55pm lo hicimos de manera anticipada, por el contrario si llegamos a la 1:15pm nos excedimos de la hora.

Por lo tanto, tan pronto como establecemos un indicador, nuestro éxito o fracaso toma una señal que permite evaluar si lo hicimos bien o mal.

En ese sentido, estos indicadores que te ofrezco hacen la misma función. Te permiten ver cómo van tus finanzas personales, y te ayudan a hacer los ajustes de lugar para mejorar el manejo de tu dinero.

De manera que es de suma importancia que cuando determines cuáles son esos indicadores de éxito financiero, los guardes y los uses como referencia para evaluar tus decisiones de dinero, y darte cuenta de si tus finanzas personales están yendo por el camino correcto.


Para entonces, si lo estás haciendo bien, continuar haciéndolo, y si estás desviado(a) del camino, hacer los arreglos de lugar y volver al sendero de la buena gestión financiera personal.

Indicadores financieros para saber cómo van tus finanzas personales

Sobre la base de la importancia que tienen los indicadores y la manera en que debes utilizarlos, vamos a dar continuidad a los tres restantes, para que así armes tu kit financiero de evaluación de tus finanzas personales.

Indicador financiero No. 3: Ahorrar para el retiro

Ahorrar para el retiro es quizás una de las acciones, dentro de las finanzas personales, a las que menos se le pone atención.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Son pocas las personas, para no decir ninguna, que asisten a mis consultas que en algún momento me mencionan el tema del retiro; mucho menos que tengan un plan de pensiones estructurado.

Todo lo contrario, cuando las personas buscan mi asistencia es para temas financieros puntuales y del momento, en donde están buscando cómo resolver su situación financiera actual.

Sin embargo, una de las realidades más certeras dentro de nuestro contexto de humanidad es que, si no morimos jóvenes, morimos viejos. Y, como nuestra expectativa de vida no es morir jóvenes, entonces, la vejez es algo indefectible en nuestras vidas.

Son varios los casos de personas que llegan a la edad de retiro sin la capacidad de solventar sus necesidades primarias. De hecho, varios padres asumen que sus hijos(as) son la carta a utilizar a la hora de retirarse.

No obstante la realidad es otra. Ante la evolución económica de nuestros días, son menos los hijos que tienen la capacidad de solventar a sus padres en retiro. Y esto hace de este indicador algo vital para cualquier persona que está en edad laboral, ya que, sin lugar a dudas, el retiro laboral es un asunto de juventud.

Para esto, debes crear la consciencia de que tienes que ahorrar para el retiro. Crear un fondo especializado sola y exclusivamente para aquella edad en donde entiendes que quieres dejar de tener una responsabilidad laboral.

De hecho, ahorrar para el retiro es quizás el ahorro más sencillo que puedes hacer, porque es uno que es a muy largo plazo (30-40 años) y lo puedes hacer de manera sosegada, sin presiones, pero con consistencia, sobre la base de una cuota fija (que puede incrementarse en el tiempo) que vas a apartar cada mes y; luego de un monto determinado, a invertir para que te genere los beneficios y la acumulación necesaria en el tiempo.


Hablaré más de este tema en otra entrada dedicada exclusivamente al tema del retiro ¡No te la pierdas!

Indicador financiero No. 4: Capacidad de endeudamiento

El cuarto indicador que te permite ver cómo van tus finanzas personales es uno que debes llevar todos los días en tu bolsillo. Porque con todo este bombardeo de “financiamientos fáciles” es probable que accedas a uno para “adquirir eso que tanto deseas”.

Microcréditos

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

La capacidad de endeudamiento refleja qué tanto puedes endeudarte.

Y este indicador va muy de la mano con el de liquidez, porque, los préstamos se pagan con efectivo. Y por ende, partiendo de qué tan flexible es tu liquidez es que puedes sustentar tu capacidad de endeudamiento.

Existen algunos expertos que sugieren que tu endeudamiento no exceda el 20% o el 30% de tus ingresos. Sin embargo esto es algo relativo. Lo ideal es que tu endeudamiento no exceda tu nivel de liquidez.

Para que se entienda vamos a tomar el ejemplo de la entrada anterior. Si tus ingresos son $100 y tus gastos $80, entonces tanto tu liquidez y tu capacidad de endeudamiento es $20. No obstante, hay que apartar las porciones del fondo de contingencia, el ahorro para el retiro, inversión, etc. Y si ese monto se añade al anterior, y suma $5, entonces tu capacidad real, es de $15.

Por lo tanto, si este fuera tu caso, entonces no puedes tomar un endeudamiento por más de $15, pero aún fuese el caso, mi recomendación es que si lo vas a tomar sea por un monto menor a $10; porque estar hasta el límite no es lo más recomendable.


En resumidas cuentas, tu capacidad de endeudamiento tiene que estar vinculada a tu liquidez, y no debe, bajo ninguna circunstancia, exceder a ese número mágico, porque si es así, entonces no te estarás endeudando de manera inteligente.

Indicador No. 5: Estructura de deuda

Por último está el indicador de estructura de deuda. El cual describe, en caso de que estés endeudado(a), la manera en que está distribuida esa deuda. La razón de ser de este indicador es determinar si tus deudas son buenas o malas.

Una deuda buena es aquella enfocada a la productividad mientras que una mala al consumo. Es decir, cuando te endeudas para comprar una casa, bajo ciertos contextos, se puede ver como una deuda buena, porque si decides venderla puedes obtener beneficios.

Mientras que si te endeudas para viajar o comprar ropa es una deuda mala, porque lo que no tienes cómo solventarle, sino que tienes que sacar de otra partida importante para hacerle frente.

En ese tenor, no voy a caer en decir que todas las deudas de consumos son malas. Porque, desde mi perspectiva, lo que define una deuda como buena o mala es la planificación.

Si te planificas y sabes de dónde se va a pagar esa deuda, y esto no causa problemas en tu flujo de efectivo. Independientemente de si es o no de consumo, ese endeudamiento es bueno.

Es por esto que este indicador, al igual que los demás, se hace imprescindible; porque te ayuda a ver cómo están compuestas tus deudas y si lo hacen de manera optimizada. En otras palabras, si son para tu beneficio o perjuicio.


Por lo tanto, mi sugerencia, aunque no tiene que ser algo absoluto, es que dividas tus deudas entre 80% buenas (productivas) y 20% malas (no productivas). Si al analizar tus endeudamientos te das cuentas de que no se cumple esta proporción, entonces trata de evaluar el porqué de ellas y mira cómo estructurarlas mejor. Estableciendo una estrategia de saldos de esos compromisos financieros y así mejorar tus finanzas personales.

Conclusión

Los indicadores financieros son una gran herramienta para planificar y controlar tu dinero. Ellos sirven como punto de referencia a la hora de identificar los puntos débiles y fuertes de tu gestión, permitiéndote ver qué acciones debes continuar y cuáles mejorar.Inflación

Tomando en cuenta que debes ahorrar para tu retiro, saber cuál es tu capacidad de endeudamiento y definir tu estructura de deudas.

Por lo tanto, si esta segunda entrega sobre sobre la creación de indicadores para saber cómo van tus finanzas personales te ha sido de utilidad, te invito a que comentes y compartas, ya sea a través del formulario más abajo, correo electrónico o redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.


Y si te interesa profundizar en el tema, te sugiero que adquieras el libro La transformación total de su dinero escrito por Dave Ramsey haciendo clic en la imagen más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*