NEGOCIOS EN TIEMPOS DE CRISIS

Todos los negocios es susceptible a pasar por un tiempos de crisis. Sin embargo, es necesario crear estrategias efectivas para el sostenimiento de ellos.


TIEMPOS DE CRISIS

La economía es dinámica. Se mueve constantemente en función de las realidades tanto globales como individuales. Esto porque, aunque por períodos puede acelerarse o desacelerarse, los cambios no son iguales para todos. De hecho algunos negocios, durante el desaceleramiento de la economía, sacan provecho de ello mientras que a otros no. No obstante, el principal reto de todo negocio es saber qué hacer en tiempos de crisis. Cómo gestionarlo de manera que sea sostenible y financieramente rentable.

Negocios en tiempos de crisis ¿Qué hacer?

Es común que los negocios en tiempos de crisis experimenten una disminución en sus actividades ordinarias. El liderazgo, a razón de la misma crisis, normalmente se centra en hacer recortes y buscar la manera de evitar el gasto. Sin embargo, este tipo de medidas no necesariamente son adecuadas. Como se mencionó anteriormente, la economía es dinámica, se mantiene en movimiento constantemente, y los negocios, aún en tiempos de crisis, deben saber adaptarse a las realidades evolutivas que presenta el mercado, manteniéndose dentro del grupo de los que logra acoplarse de manera exitosa a dicha realidad.


Para esto se hace necesario saber interpretar la realidad. El Dr. Marcelo Manucci en su libro “La estrategia de los cuatro círculos” le llama a esto la estrategia de la mirada que plantea responder dos preguntas básicas ¿Dónde estamos? Y ¿Hacia dónde vamos? Para que sobre la base de estas respuestas se actúe. En otras palabras, antes de actuar, es necesario reconocer el paisaje de desarrollo corporativo y los instrumentos que lo definen y le dan significado[1]. Con esto se invita a que los negocios en tiempos de crisis analicen qué tienen y qué está buscando. Porque de responder estas interrogantes surge la estrategia que permitirá adaptarse a los cambios de la economía.

TIEMPOS DE CRISIS

Al conjugar todos estos elementos entonces se concluye que los negocios en tiempos de crisis, más allá de restringir, deben invertir. La manera idónea para que un negocio logre adaptarse a los cambios que presenta la economía, aún en tiempos de crisis, es a través de la inversión.

Esto porque la inversión apunta a la innovación, los cambios y la adaptación a las necesidades de un mercado que deben ser satisfecha. Con esto no se está invitando a incrementar el gasto sin sentido, todo lo contrario; durante la crisis es imperante ser efectivos en el uso de los recursos disponibles. Sin embargo, cuando se responde la pregunta ¿Hacia dónde vamos? se crean propósitos. En otras palabras, lo que se sugiere es que se invierta en aquello que es productivo. Tomando en consideración que la inversión supone la adquisición de activos que permiten la generación de riquezas.


Todo negocio es susceptible a pasar por períodos de crisis, esto es una realidad. Sin embargo la diferencia radica en cómo este negocio, aún en tiempos de crisis, logra crear un sistema de optimización de recursos que le permitan ser competitivos, y al mismo tiempo, invertir en aquello que pueda generar valor, tanto a la empresa como a quienes la sostienen, sus clientes

 


[1] Manucci, M. (2006). La estrategia de los cuatro círculos. Bogotá, Colombia: Grupo Editorial Norma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*