¿POR QUÉ ES QUE NO ME RINDE EL DINERO?

Cuando una persona dice que el dinero no le rindeporque está pasando una situación difícil con sus finanzas personales, y necesita reorganizarse.

Rinde

Autor(a) Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

“El dinero no me rinde” fue lo que escuche decir a uno de mis clientes mientras estábamos en una sesión de consultoría financiera.  Mientras me hablaba sobre su realidad económica, me especificaba una serie de razones por las que no le rendía el dinero; además de cómo esta situación le estaba creando mucha inestabilidad en su familia; con su esposa e hijos.

Debo reconocer que su historia es muy particular y me tocó mucho, porque es algo que otras personas también pueden estar vivenciando, y no todas acceden a alguien que les pueda asistir en temas financieros, de manera que puedan resolver dichas situaciones.

En ese sentido, vamos a responder a la pregunta que titula esta entrada, con el fin de proveer algunas pautas y herramientas que le sirvan de apoyo en su gestión financiera para el buen desempeño en la administración del dinero, permitiendo tener un flujo de efectivo sostenible a través del tiempo.

¿El dinero realmente rinde?

Lo primero que quiero abordar con este tema es determinar si el dinero realmente rinde. Es decir ¿Es posible que con un monto mensual fijo, dada la realidad de nuestros tiempos, se puedan cubrir todas las necesidades financieras de una persona o una familia?

rinde

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin duda alguna, estos tiempos que vivimos presenta retos importantes para cada uno de nosotros. En la medida en que avanza la tecnología y la competitividad se hace presente, los días parecen que son cada vez más complicados.

Por ejemplo, cuando mis padres estudiaron no tenían las exigencias académicas que tuve yo o bien tienen mis hijas. En sus tiempos tener un título universitario era algo astronómico, mientras que ahora, el mismo título, se puede obtener a los 22 años de edad. Estas y otras realidades son distintas, y aunque ellos tuvieron sus retos particulares, la demanda actual es distinta. Las exigencias sociales han cambiado y ahora el enfoque de vida es diferente.

Sin embargo, aunque nuestra realidad actual es dispar a la de años pasados, la respuesta es sí. Sí es posible con un monto fijo mensual, independientemente de la realidad financiera que estés vivenciando, cubrir cada una de tus obligaciones y responsabilidades económicas. A razón de que todo se resume a la estrategia financiera que emplees en tu día a día.

En otras palabras, el dinero rendirá o será suficiente en la medida en que apliques métodos que se ajusten a tu realidad y que logren satisfacer aquello que entiendes es importante.

¿Por qué no me rinde el dinero?

No obstante la respuesta a si realmente es posible que el dinero rinda es afirmativa, aún queda la incógnita de ¿Por qué no nos rinde el dinero? ¿Dónde reside el meollo del problema? ¿Qué está impidiendo que el dinero nos rinda de manera adecuada y podamos cubrir todas nuestras necesidades y obligaciones?

rinde

Autor: Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

 La respuesta a estos cuestionamientos se resume a una sola frase: Ajustarse a su realidad.

Ajustarse a la realidad puede ser uno de los procesos, dentro de la gestión financiera personal, más difíciles e incómodos para quien está reencausando o redireccionando el uso de sus recursos económicos. Porque implica un cambio de mentalidad y conducta a la hora de tomar tal o cual acción financiera.

De hecho existen un viejo adagio que dice que árbol que nace torcido jamás tu tronco endereza, y es cierto. Además de que es una realidad de la naturaleza, el contexto sobre el cual se fundamenta este adagio es partiendo de que existen conductas que son difíciles, sino imposibles, de cambiar. Y al hablar de ajustarse a su realidad, lo que estamos insinuando es que para que el dinero rinda las conductas tiene que cambiar. Cosas que quizás entiendas que son buenas o correctas pero que al final del día no aportan a tu gestión financiera.

Pautas para ajustarte a tu realidad

En ese sentido, queremos ofrecerte algunas pautas que te permitan definir ese estado ideal en donde tus gastos se supeditan a tus ingresos. La manera en que puedas ajustarte a tu realidad para que el dinero, efectivamente, te pueda rendir.

Pauta No. 1: Identifica qué es importante para ti

Lo primera pauta que debes aplicar a tu vida para que el dinero te rinda, es determinar qué es importante y relevante para ti. Y para esto, la única que persona que te puede ayudar eres tú mismo(a). Porque solo tú sabes qué es y qué no es importante para ti.

rinde

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

A todo esto dentro de este proceso debes tomar en cuenta que lo importante, por lo general, tiende a perdurar en el tiempo, y sirve a un propósito. Es decir, si por ejemplo para ti es importante comer dulces, debes saber que esa práctica no suele perdurar y que satisface algo momentáneo, pero más que todo, si ese realmente fuera uno de tus renglones, entonces debes analizar lo que efectivamente te aporta valor.

Aquello que cuando lo desarrollas cumples un propósito. Algo que te vincula a tus objetivos de vida.

Es por esta razón que invitamos a todas las personas a establecer objetivos financieros, y que estos marquen la pauta de todo el accionar de tu administración del dinero. Ya que sin objetivos entonces los esfuerzos pueden ser en vano y no hay manera de medir el éxito de la gestión financiera personal.

Es por esto que la identificación de lo que es importante para ti es clave para lograr que el dinero te rinda, porque todo aquello que no es de importancia pasa a un tercer y cuarto plano de satisfacción, lo que significa que es relegable a un futuro, y te permite enfocarte en lo que efectivamente añade valor a tu gestión financiera personal.

Pauta No. 2: Establece un sistema de prioridades

La segunda pauta que debes tomar en cuenta a la hora de ajustarte a tu realidad es tener un sistema de prioridades. En donde calificas y clasificas aquello que es importante para ti. Es decir, las prioridades varían en función de la persona y la etapa de vida que esté experimentando.

rinde

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Las prioridades de un adolescente son completamente distintas a las de un adulto, como también las de una persona soltera de una casada. De manera que para establecer un sistema de prioridades adecuado debes partir de cuál es tu etapa de vida, y cómo esto se concatena con tus objetivos financieros.

De manera que si tu objetivo financiero es hacer carrera en una empresa, entonces tu prioridad bien pudiera ser estudiar o prepararte en dicho oficio para que puedas obtener el mejor desempeño. Y ésta misma lógica se aplica a las diferentes áreas de tu sistema de prioridades.

A todo esto lo más importante en todo este sistema, es que a cada prioridad le pondrás un número que definirá el gasto que implica, para que entonces se pueda ajustar a tu realidad financiera. Y puedas ubicarla en su justa dimensión. Por lo tanto, al tener un dato concreto, podrás determinar si aquello que dices que es importante para ti encaja dentro de tus posibilidades o bien necesita algún tipo de ajuste.

En otras palabras, al cuantificar dicha prioridad podrás saber en qué te estas metiendo y qué representa esto en ingresos, pero más aún si estas en capacidad de solventarlo, lo cual es determinante en todo este contexto.

Herramientas para lograrlo

Tomando todo lo anterior en consideración, queremos ofrecer dos herramientas puntuales que te puedan ayudar a que materialices este ajuste para que el dinero te rinda. Estas dos herramientas son:

  • Presupuesto
  • Registro de gastos

    rinde

    Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modifiaciones

Estas dos porque ambas engloban tanto la planificación como el control. Es decir, el presupuesto sirve como guía o mapa que materializa qué es importante y su prioridad, pero al mismo tiempo sirve como punto de referencia para comparar lo que has ejecutado. Y para eso es necesario llevar un registro de tus gastos. Los cuales alimentan todo el comportamiento que has tenido durante un período determinado.

Por lo tanto, si logras apropiarte de estas dos herramientas y aplicarlas dentro del contexto de tu gestión financiera, además de tomar en cuenta las dos pautas que mencionamos podrás ajustarte a tu realidad y el dinero te podrá rendir.

Conclusión

Cuando una persona dice que el dinero no le rinde,  no es con orgullo ni porque esté contento(a), sino porque está pasando una situación difícil con sus finanzas personales, y necesita reorganizarse. En ese sentido, la respuesta a este inconveniente es ajustarse a su realidad. Algo que implica una serie de cambios relativos a su manera de pensar y ver las cosas.

rinde

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

No obstante, es una misión posible; que inicia con identificar qué es importante y estableciendo un sistema de prioridades que le servirán como punto de referencia para su gestión financiera personal. Y luego de esto, es necesario auxiliarse de herramientas que permitan materializar todo este proceso de forma eficiente, como son el presupuesto y el registro de gastos.

Si esta entrada que responde la pregunta ¿Por qué no me rinde el dinero? Te ha sido de utilidad, te invitamos a que comentes y la compartas. Tus opiniones y aportes son de gran importancia a esta comunidad y enriquecen el debate. Y si deseas profundizar en el tema de la gestión del dinero, te sugerimos adquirir el libro ¿Cómo llego a fin de mes? Escrito por Andrés Panasiuk, haciendo clic en la imagen más abajo.

rinde

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*