PRÉSTAMO PERSONAL: PROS Y CONTRAS

La decisión de adquirir un préstamo personal no debe ser tomada a la ligera. Enfocándolo a lo productivo

Préstamo personal

Día tras día las personas reciben, a través de los distintos medios de comunicación masivos, publicidad relativa a la adquisición de un préstamo personal. En unos se hace alusión a tasas preferenciales, en otros al tiempo, mientras que otros se enfocan en las cuotas y flexibilidad del mismo. En resumidas cuentas, existe un préstamo personal para cada quien y para cada situación.

En ese sentido, es importante resaltar, antes de entrar en materia,  que cualquier tipo de préstamo (personal, hipotecario, etc.) es un compromiso que se asume, que tiene implicaciones y repercusiones en el ámbito legal. Por lo que asumir un préstamo no es algo de tomar a la ligera, sino que, en la medida de lo posible, debe verse como una obligación financiera.

Tomando todo esto en consideración; avocarse a asumir un préstamo personal tiene pros y contras que queremos compartir con ustedes.

Pros y contras del préstamo personal

Pros

Entre los pros está que son de fácil acceso, es decir, tienen pocos requisitos, esencialmente se requiere tener un historial de crédito regular y una carta de trabajo o ingresos que avale que es solvente para asumir dicho compromiso. Otro punto a favor es que el tiempo, normalmente, no excede los tres años, permitiendo así que no se convierta en una carga económica a largo plazo. Y por último, de manera global, las instituciones financieras tienen una mayor flexibilidad respecto de tiempo, cuotas y hasta cierto punto, de las tasas de interés, para colocar estos préstamos personales, ya que el negocio de dicha institución son los préstamos.

Contras

Préstamo Personal

Mientras que hablar de los contra es hacer mención de los costos y gastos en que se incurren para adquirir el préstamo personal. Normalmente se inciden en gastos legales y de seguros. Que es una manera en la que la institución financiera solventa el riesgo de negociar con dinero; además del  costo mismo del dinero expresado en la tasa de interés. Que no es más que el valor del dinero en el tiempo.

La decisión de tomar un préstamo personal

Este tipo de préstamo personal es el segundo instrumento más costo dentro del sistema financiero formal, teniendo en primer lugar la tarjeta de crédito. Lo que significa que por el monto tomado la persona tendrá que pagar el capital (monto del préstamo) más los intereses, gastos y costos; por lo que tomar un préstamo personal es contraer un compromiso que pudiera costar, incluyendo todos los costos, entre un 25% y 37% del capital original. En otras palabras, por cada $100 la persona pudiera verse pagando, al final del préstamo $137, dependiendo de la institución con la que contraiga la deuda.

Es por esta razón que la decisión de adquirir un préstamo personal no debe ser tomada a la ligera, y, no se recomienda que sea para algo de consumo, sino que se enfoque a cosas productivas, de manera que se logre generar valor.

Más allá de las ofertas que se reciban de los distintos planes y formas de adquirir un préstamo personal, es mejor apegarse a una planeación, en donde se tomen en cuenta tanto el objetivo de dicho préstamo como las fuentes para solventarlos. De manera que el impacto en el flujo de efectivo sea el mínimo y se pueda maximizar el recurso del dinero adquirido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons