PRESUPUESTO: HERRAMIENTA DE CONTROL

El presupuesto como una herramienta de control permite la buena gestion y optimización del dinero; generando estabilidad financiera.

PRESUPUESTO

El Presupuesto

El presupuesto es la herramienta principal de la gestión financiera. A través de él se pueden obtener una serie de beneficios porque brinda la opción de planificación y de control. En ese sentido, en esta entrega queremos resaltar el presupuesto como herramienta de control para la buena gestión de los recursos económicos.


Al implementar un sistema de control, en cualquiera de los ámbitos de la vida o los negocios, lo que se está buscando es evitar el mal uso de los recursos disponibles. En otras palabras, su objetivo es optimizar. Que no es más que extraer el mayor beneficio posible de algún recurso determinado. En el caso de las finanzas, el presupuesto es esa herramienta de control. La cual permite, a quien la utilice, establecer un marco de referencia para tomar decisiones de consumo acordes a una planeación previa.

El presupuesto como herramienta de control

La manera en que el presupuesto se vuelve una herramienta de control es a través, inicialmente, de la misma planeación. A razón de que marca la pauta de las ejecutorias financieras. Es decir, si una persona planifica que para el próximo mes consumirá más combustible porque tendrá un mayor trasiego en su ruta de negocios, entonces al contemplar esto en el presupuesto, se crea una contingencia que logre solventar dicha acción. En otras palabras, se anticipa lo que se va a gastar y se formula la estrategia para cubrir el gasto. Con esta acción ipso facto se establecen controles, porque se visualiza tanto el consumo como la provisión, ergo, se delimita la gestión del dinero.

PRESUPUESTO

En segundo lugar el presupuesto se torna una herramienta de control a razón de la comparativa que se hace entre lo planificado y lo ejecutado. Al contrastar estas dos realidades la persona logra identificar lo asertivo de su proyección y la adhesión que hubo a ella. Por lo que, en la medida en que exista una mejor planificación y un apego disciplinado a ella, se optimizan los recursos. Que es el fin máximo del presupuesto. Lograr extraer el mayor beneficio posible del recurso dinero, tomando decisiones de consumo que vayan de la mano a una buena planificación personal.

Utilizar el presupuesto como herramienta de control parecería una tarea difícil; a razón de lo que implica hacer una buena planificación y asumir la disciplina de apegarse a ella. Sin embargo, aunque en principio puede verse cuesta arriba, todo se resume a la decisión de tomar el control de las finanzas.

Esto se lograr interiorizando el valor del dinero, cuando se considera todo lo que conlleva ingresarlo a las arcas individuales; es entonces cuando la perspectiva financiera cambia, tomando un rumbo distinto al ya emprendido. Y la manera idónea para alcanzarlo es a través del presupuesto, porque con él se pueden identificar los puntos neurálgicos de cómo se está gestionando y la de manera eficiente de reencausar el recurso financiero.


Por lo tanto, utilizar el presupuesto como una herramienta de control permite darle un giro distinto al manejo del dinero. Teniendo como fin la optimización de los recursos económicos, permitiendo generar estabilidad financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*