PRESUPUESTO: ESPINA DORSAL DE LAS FINANZAS

El presupuesto es la espina dorsal de las finanzas a razón de que es la base de la planificación y control de la gestion financiera personal y empresarial.

Presupuesto

En mayo del 2013 llevamos a cabo una pequeña investigación relacionada al manejo de las finanzas personales. Entre las preguntas que hicimos estuvo el siguiente: ¿Se maneja usted por presupuesto?, el 66% de la muestra en cuestión respondió que no; reflejando la carencia de planificación.


La ausencia de esta herramienta es el símbolo más evidente de la existencia de una problemática financiera; ya que sin ella, es mucho más difícil tener un control real del manejo de los recursos económicos. Es por esta razón que cada persona debe enfocarse en la creación de un presupuesto que refleje la  manera en que prevé sucederán las cosas.

Pasos para elaborar un presupuesto

En ese sentido, elaborar un presupuesto no es “ciencia espacial”, es solo estar en disposición de organizar su vida financiera con el fin de obtener estabilidad y control de aquello por lo cual trabaja; en función de tres partidas principales: Ingresos, egresos y ahorros.

PRESUPUESTOEl primer paso es listar todo lo que representen ingresos, sub-clasificándolas en fijos y variables. Luego se pasa a la parte de los egresos o gastos. Para este paso, es necesario tomar un tiempo para analizar dichos gastos y segmentarlos por tipo, es decir: Alimentos, transporte, entretenimiento, etc.De manera que se pueda tener una visión más acaba de hacia dónde se destinan los ingresos que se perciben mensualmente.

El tercer paso es la partida de ahorros. Para esto es necesario primero determinar la diferencia que existe entre los ingresos y los gastos mensuales, para que de ella se pueda extraer la porción del ahorro. Luego de determinar dicha diferencia entonces se incluye como parte de los “egresos”.

A través de estos tres pasos se logra estructurar de manera global el perfil de ingreso y consumo de la persona y al mismo tiempo le permite al individuo(a) hacer los ajustes necesarios de manera que se logre el objetivo deseado.


Por último, al ajustar el presupuesto, este pasa a ser un punto de referencia comparativa respecto del manejo mensual. A partir de éste la persona podrá ver las variaciones presentadas en lo planeado y lo ejecutado, analizar las razones de por qué hubo o no diferencias entre lo proyectado y lo desempeñado durante el mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*