¿ES UNA BUENA IDEA REFINANCIAR UNA DEUDA?

Refinanciar una deuda es una de alternativa disponible dentro de la estrategia de gestión financiera. Con el objetivo de facilitar la estructura de deuda.

refinanciarRefinanciar una deuda es una de las alternativas disponibles dentro de la estrategia de gestión financiera personal o empresarial. Su objetivo es facilitar la estructura de deuda sobre la base de una renegociación de la obligación financiera.

Sin embargo, una pregunta que usualmente surge antes de tomar esta acción, es si realmente es la opción ideal para solventar una situación de endeudamiento en la que la carga puede ser cuesta arriba.

En ese sentido queremos abordar el tema del refinanciamiento de deudas, con el fin de identificar la manera en cómo esto afecta la gestión financiera y la forma en que se puede utilizar como una opción que se torne en beneficios para quienes quieran acceder a ella.

¿Qué es refinanciar una deuda?

Al hablar de refinanciación se puede hacer referencia al acto de remplazar una obligación de deuda existente por otra obligación de deuda bajo diferentes términos[1]. En otras palabras es hacer una revisión del contrato de deuda que se ha adquirido para modificarlo.refinanciar

Este tipo de acciones va a implicar tres aspectos básicos:

Cada uno de ellos representa los componentes primos que estructuran un contrato de deuda y la base para la renegociación de la obligación financiera. Por lo que, la estrategia de refinanciación debe girar en torno a cómo facilitar cada uno de estos elementos hacia un mejor desempeño en la gestión financiera personal y empresarial.

¿Es buena idea refinanciar una deuda?

Ante esta realidad la pregunta que surge es si es buena idea refinanciar una deuda; y la respuesta es: depende; ya que la renegociación de un endeudamiento está relacionado a cómo se pudiera aligerar la carga. Y a cómo esto repercute en un beneficio, tanto para la institución emisora de la deuda como de quien la ha contraído. En ese sentido, todo va a estar sujeto a cómo se acuerden los nuevos términos del endeudamiento.

Estrategias para refinanciar una deuda

El proceso de negociación debe fundamentarse en el principio: ganar-ganar. Esto quiere decir que hay que buscar un punto en donde todas las partes salgan beneficiadas del nuevo acuerdo que se va a implementar.

thumb-328420_640

Por ello, cuando se refinancia una deuda hay que partir de que el objetivo en común es el saldo de la deuda. Es decir, tanto quien la emite como quien la asume tienen un mismo fin: que el compromiso financiero sea solventado. Por lo tanto, el refinanciamiento, inicialmente debe mostrar cómo se beneficia la institución que emite (incrementando sus ganancias) y cómo se aligera la carga mensual (reduciendo el monto de las cuotas de pago)

Esto se logra por medio del tiempo.

En la medida en que aumenta el plazo se traduce en una carga menor, pero al mismo tiempo un costo más alto de la deuda. Porque el ciclo de cargo de intereses sobre el capital se repite más veces. Esto significa que el punto de mayor relevancia dentro del proceso de refinanciar es en el periodo que tomará el saldo de la deuda.

Por lo tanto la estrategia debe estar dirigida, desde la perspectiva de quien asume la deuda, a cómo encontrar el período que le permita tener una cuota más cómoda y así lograr el objetivo del saldo del compromiso financiero.

Pasos para refinanciar una deuda

Refinanciar una deuda conjuga una serie de elementos que hay que tomar en cuenta a la hora de plantearse una renegociación del contrato. En primer lugar hay que tener claro cuáles son los argumentos que se van a esgrimir en el dialogo evaluativo. Para ello es necesario hacer un análisis de estructura de deuda, en donde se logran identificar los términos del acuerdo y cómo la cuota afecta el flujo de efectivo mensual.

En segundo lugar, se sugiere elaborar una propuesta en donde se tomen en cuenta tanto los aspectos a modificar dentro del acuerdo como también la forma en que estos benefician a ambas partes. Tomando en consideración cómo está el mercado de deudas, es decir, cuáles son las tasas, plazos y montos promedio, para entonces tener un punto de referencia puntual dentro de la negociaciónrefinanciar

Por último, es imperante que se esté enfocado en el objetivo principal: Saldo de la deuda. Sobre ésta base es que toda la renegociación debe fundamentarse, porque partiendo de él es que las soluciones fluirán y permitirán que ambas partes queden satisfechas, permitiendo así un feliz término del compromiso financiero contraído.

De manera que si este tema sobre refinanciar una deuda te ha sido de utilidad te invitamos a compartirlo y comentar. Tus aportes y opinión son de importancia para nosotros.

[1] Definición Refinanciación Consultado 12-03-15

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*