SALIR DE DEUDAS EN CUATRO PASOS

Salir de deudas es una acción posible para caulquier persona y se puede lograr en cuatro pasos. Solo requiere de dos elementos básicos: Disciplina y enfoque

Salir de deudas

Salir de deudas es, o debería ser, el objetivo primario de quien ha asumido algún tipo de compromiso financiero. Sin embargo la cotidianidad muestra que no siempre es lo primordial y que saldar dichas obligaciones puede tornarse en toda una situación a razón de que se puede carecer de una estrategia efectiva para ello.

Es por esto que vamos a tratar el tema: Cómo lograr salir de deudas en 4 pasos, con el fin de proveer de una esquema que permita abordar esta realidad financiera de deuda y salir airoso(a) de la misma; sobre la base de dos elementos básicos: Disciplina y enfoque.

¿Cómo salir de deudas en cuatro pasos?

Paso 1: Estructuración de deudas

El primer paso consiste en definir la situación real de endeudamiento que se tiene a través de una estructuración de deuda; en donde se listen cada uno de los compromisos contraídos, la tasa de interés, cuota, nivel de atraso, fecha de pago, etc.

La razón de ser de este paso es que permite a la persona o empresa tener una panorámica de la magnitud del endeudamiento que se tiene, pero más aún, logra sentar las bases para la estrategia que se va a llevar a cabo para saldar cada una de las obligaciones financieras. Ya que en ella se clasifican las deudas en orden de prioridad, de manera que se puedan ir saldando de manera eficiente.

Paso 2: Priorización y clasificación de deudas

En el segundo paso, la persona o empresa, debe hacer un proceso de jerarquización de deudas. En donde defina el nivel de importancia e impacto crediticio dentro de la gestión financiera. Esto es: Identificar cuáles son postergables y cuáles inminentes. Para entonces saber en cuáles hacer, inicialmente, un mayor enfoque, y de esta manera entrar a la mesa de negociaciones a plantear las alternativas para el saldo de cada una de ellas.

Es importante resaltar que hacer un mayor enfoque no significa atrasarse en el resto de los compromisos, sino que, si por ejemplo, dentro de esas deudas hay una de tarjeta de crédito y ella permite el pago mínimo, y es menos prioritaria, entonces, parte de la estrategia sería ir haciendo de manera puntual los pagos mínimos mientras que por otro lado hacer pagos mayores a deudas inminentes.

El punto de este paso es establecer, entre otras cosas, el ritmo de pago que se va a tener para saldar cada una de las deudas y que ello permita salir de deudas de una manera más simple y sencilla.

Paso 3: El presupuesto

Luego de haber estructurado las deudas, priorizándolas y clasificándolas, es tiempo de dar paso al presupuesto.

inversiónEl presupuesto es la espina dorsal de las finanzas y desarrollarlo, en este tipo de situaciones, es vital. Ya que en él se puede visualizar la disponibilidad financiera para enfrentar los compromisos de deudas adquiridos; pero más aún, permite escenificar el impacto que tendrá la nueva estrategia de pagos dentro del flujo de efectivo personal o empresarial.

Paso 4: Estrategia

El cuarto paso es clave porque representa el mapa de ruta para salir de deudas. En este se definen las estrategias que se llevarán a cabo con el fin de solventar los compromisos de endeudamiento.

En ese sentido, existen varias formas de crear estrategias de pago de deudas, las cuales se ajustan a prácticamente cualquier tipo de persona o empresa que quiera saldar sus compromisos financieros. Solo basta auxiliarse de un buscador en internet y escribir “estrategia para salir de deudas” sin embargo, independientemente del método que elija, lo primordial es enfocarse en crear liquidez. Ya que en la medida en que exista liquidez se podrán solventar las obligaciones financieras.

Esto se logra, básicamente, de tres formas:

  • Incrementando el ingreso.
  • Disminuyendo el gasto.
  • Saldando compromisos.

Incremento de ingresos

El incremento de los ingresos se da en la medida en que se puedan encontrar alternativas comerciales, es decir, emprendimientos u otras fuentes de empleo, en el caso de las personas; y nuevos proyectos, en el caso de las empresas.

Sin embargo, dentro de las diferentes estrategias, esta es una de las que presenta cierto nivel de dificultad; a razón de que está sujeta a factores externos no controlables. Por lo que implica un mayor nivel de esfuerzo, y dicho esfuerzo no necesariamente irá acorde al requerimiento de liquidez inmediato

No obstante, es plausible se ser implementada y sus resultados pueden significar un alivio a los diferentes frentes de deudas adquiridos.

Disminución del gasto

Disminuir el gasto es sinónimo de consumo inteligente. En donde, tanto las personas como la empresa, se enfocan en suplir las necesidades prioritarias. Tomando en cuenta qué se puede postergar y cómo optimizar los recursos disponibles, para que se puedan extraer el mayor beneficio posible de ellos.

Saldo de compromisos

La creación de liquidez a través del saldo de compromisos representa, además de la disminución del gasto, una de las alternativas viables para quien decide salir de sus deudas. A razón de que queda dentro del control de la persona o empresa y lleva a la práctica el mismo objetivo por el cual se ha creado toda la estrategia.

Ya que en la medida en que se cumplen dichos compromisos se crea liquidez o disponibilidad, al mismo tiempo, se reduce la carga financiera que libera a la persona o empresa de las deudas asumidas.

Conclusión

Salir de deudas es una acción posible para quien desee reencausar su realidad financiera; y se puede lograr en cuatro pasos. Solo requiere de dos elementos básicos: Disciplina y enfoque. Los cuales servirán como punto de acopio a la hora de tomar decisiones en la gestión de deudas.

Por lo que, si esta entrada sobre cómo salir de deudas le ha sido de utilidad le invitamos a compartir y comentar. Sus aportes y opiniones enriquecen esta comunidad. Y si desea profundizar en el tema de la gestión de deudas, le sugerimos a adquirir el libro La transformación total de su dinero: Un plan efectivo para alcanzar bienestar económico escrito por Dave Ramsey haciendo clic en la imagen más abajo.

Salir de deudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*