¿CÓMO IMPLEMENTAR UN BUEN SISTEMA DE INCENTIVOS EN LAS PYMES?

Los incentivos son una herramienta dentro de las PyMEs para lograr los objetivos, manteniendo motivados a quienes soportan las operaciones de la PyME

Incentivos

Los incentivos forman parte de las estructuras de recompensas empresariales. Son pocas las empresas que no los tienen. Aún sea de manera doméstica o simple, tienen algún tipo de sistema de remuneración distinta al salario.

Estos han servido como una alternativa para atraer y mantener el recurso humano dentro de la institución. Sin embargo, las PyMEs presentan ciertos niveles de precariedad en el tema de los incentivos; a razón de que, por diferentes razones, no logran implementarlos. Ya sea por no tener la estructura adecuada o bien porque aluden a la ausencia de recursos para llevarlos a cabo.

En ese sentido, nos interesa abordar el tema de los incentivos en las PyMEs, y cómo implementaros de manera que logren el efecto de fidelización y remuneración para el bienestar de la empresa. Y que esto represente un mejor desempeño de la misma.

¿Qué son los incentivos y cuál es su función en la empresa?

Un incentivo es aquello que induce a una persona o agente a actuar de una manera determinada[1]. Esta definición plantea dos elementos básicos que los caracterizan y que permiten dar una panorámica de su función en la empresa:

  1. Inducir
  2. Actuar

Gestión empresarial

Cuando la empresa implementa planes de remuneración adecuados, logra encausar la manera en que colaboradores y colaboradoras actúen. En otras palabras, es un medio para alcanzar una meta o fin dentro del negocio. Por lo tanto, la instauración de un buen sistema puede marcar la diferencia entre el logro o no de la cuota planteada en la empresa.

Y, tomando en consideración que el objetivo primario de toda empresa es generar utilidades;  maquetar un plan  que vaya acorde, tanto a la empresa como al mercado y a quienes colaboran, es de suma importancia en la gestión de los negocios de hoy día.

¿Cómo implementar un sistema de incentivos en las PyMEs?

Las preguntas que surge son ¿Cómo implementarlo? ¿Cómo llevar a cabo un plan que logre satisfacer los requerimientos de colaboradores y colaboradoras, al mismo tiempo que permita el lograr los objetivos de la empresa?Diseño sistema de incentivos

Para responder primero hay que partir de que el tema de los incentivos es económico. Independientemente de que la remuneración que le llegue a quien colabora no sea metálica, sino en especie; para la empresa es algo que tiene que ver con dinero. Por lo tanto, hay que tratarlo como tal.

En el incentivo deben incidir dos elementos básicos:

  1. Objetivos
  2. Recompensa

En la medida en que la empresa identifique objetivos que alcanzar y la recompensa que vaya acorde a ellos, entonces el sistema será efectivo y logrará el efecto deseado: Inducir a una acción.

Pasos para implementar un sistema de incentivos asertivo

Implementar un sistema como este sugiere la asistencia de especialistas en el área de recursos humanos y financieros. Porque, más allá de los números, el elemento humano es clave dentro de toda la estructura, por lo tanto, auxiliarse de profesionales del área permite tener una mejor elaboración del mismo.Implementación de los incentivos

No obstante, existen algunos pasos básicos que deben tomar en cuenta quienes dirigen PyMEs a la hora de crear este tipo de programas, los cuales vamos a compartir a continuación:

Paso No. 1: Definir la necesidad de la empresa

Todo lo que tiene que ver con la empresa debe partir de qué necesidad hay que suplir de ella. Es decir, cuando la dirección identifica qué va a satisfacer entonces eso se convierte en la razón de ser del programa de incentivos. Y de esto parte toda la estructura numérica del plan. Es decir, se plantea la cuota general del programa y cómo esta será proporcionada entre colaboradores y colaboradoras.

Paso No. 2: Sistema de evaluación de desempeño

Luego de definir la necesidad hay que establecer el Sistema de Evaluación de Desempeño (SED). En este sistema se deben incluir las expectativas, tanto cualitativas como cuantitativas, porque debe existir algún tipo de métrica (KPI) que establezca parámetros y límites dentro de todo el programa de incentivos de la empresa.

Paso No. 3: Creación de los incentivos

El tercer paso es la creación de los incentivos. En esta parte es clave establecer gradualidades; ya que el propósito es inducir a una acción, por lo tanto, estamos hablando de conductas; y modelar la conducta implica adaptación y repetición de una acción determinada.Creación de los incentivos

Es por esto que los incentivos deben reflejar la realidad de la empresa en términos financieros, al mercado y a cómo se quiere que el/la colaborador(a) responda. En ese sentido, la gradualidad es determinante. Porque permitirá encausar hacia un destino la manera de pensar de quienes participan de la empresa.

Esto se ve de manera más práctica ejemplificando un sistema de remuneración de un departamento de ventas. Si la empresa está buscando crecer, digamos en un 10% la ventas, respecto del año pasado, entonces esto cuantifica la cuota general, por ende define tanto los números como la manera en que se pueden distribuir.Incentivos

Luego de estimar ese porcentaje, se procede a definir cómo se va a traducir esto en números para quien colabora en la empresa, es decir, si el departamento de ventas está distribuido en zonas, entonces en función de sus fortalezas y debilidades asignar cada cuota a cada zona. Pero al mismo tiempo investigando sobre cómo el mercado remunera este tipo de acciones, de manera que no se esté muy por debajo de la media, porque no será atractivo, ni muy por encima de ella porque se hará insostenible.

Es por esto que es tan importante la asistencia de profesionales en el área de recursos humanos y finanzas. A razón de que pueden cubrir tanto el aspecto cuántico y de realidad de la empresa respecto de sus posibilidades financieras. Y el elemento de mercado y metodología para la implementación de un programa adecuado y ajustado a la empresa.Incentivos

De todas maneras, esta gradualidad,  se vincula a establecer dentro cuota general subcuotas a alcanzar, para que en la medida en que se logren entonces haya una remuneración mayor. Esto es que si lo que se busca es un crecimiento del 10% y se plantea remunerar un 7% al equipo, que este sea de manera escalonada, es decir, primero obtener el 3%, luego el 5% y al final el 7%. De esta forma la empresa no excede su capacidad financiera e incentiva a quienes colaboran a hacer realidad los diferentes niveles de cuotas propuestas.

Paso No. 4: Implementación

El cuarto paso es quizás el de mayor reto dentro de todo el engranaje del sistema  a razón de que es materializar todo lo planificado. En esta etapa es crucial el apego al plan. Porque esto evita la improvisación que puede dar al traste todo el sistema.Implementación

Esto no significa que se exima de ajustes. Todo lo contrario, en la medida de lo posible es necesario un monitoreo constante del plan de manera que se puedan identificar los espacios de mejora. Sin embargo, todo esto debe hacerse sobre la base de lo ya planificado para que entonces exista un criterio claro del ajuste que se vaya a hacer.

El segundo elemento dentro de la implementación son los ensayos. Es decir, iniciar, en caso de ser la primera vez, de manera escalonada, tipo piloto, para que cuando entre de lleno todo el programa tenga el menor margen de error posible. Y así tener un mejor desempeño del mismo.

Conclusión

Los sistemas de incentivos son una herramienta valiosa dentro de las PyMEs para lograr los objetivos, y al mismo tiempo, mantener motivados a quienes soportan las operaciones diarias de la empresa. Por lo tanto, su correcta implementación permitirá el crecimiento y desarrollo del negocio.Incentivos

Los sistemas de remuneración de las empresas de hoy día contemplan de manera agresiva la implementación de sistemas de Incentivos para sus equipos de trabajo ya sean estratégicos u operacionales. De esta manera se evita el trasiego de sus recursos más valiosos y claves. No es el mero hecho de retener por retener sino ofrecer paquetes de beneficios que mantengan en la organización los recursos claves de las mismas y a su vez evitar las implicaciones de una nueva contratación, curva de aprendizaje y riesgos de no adaptación de nuevos colaboradores y colaboradoras

Por lo que, si esta entrada sobre sistemas de incentivos en las PyMEs le ha sido de utilidad le invitamos a que comente y comparta. Sus aportes y opiniones son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate. Y si el interesa profundizar en el tema le sugerimos adquirir el libro Productividad e incentivos escrito por José A. Cruelles Ruiz haciendo clic en la imagen más abajo.

[1] Definición El Incentivo Consultado 11/27/15

Incentivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*