DIVERSIFICACIÓN FUERA DE CONTROL

La diversificación es determinante para el éxito de la inversión. Soporta los reveses que se pueden presentar dentro del portafolio o cartera de inversión.

Diversificación

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

 

La diversificación es uno de los principales ejes sobre los cuales se debe invertir. Con ella se sortea el riesgo de manera que se reduzca y se cree un efecto de compensación entre las ganancias y pérdidas que se pueden generar en un proceso de capitalización.

Sin embargo, aunque parezca difícil de creer, la diversificación puede ser un arma de doble filo. Porque, así como es una parte esencial de toda la estrategia de inversión, si no se sabe utilizar de manera adecuada, puede dispersar todo el contexto de lo que se está buscando y tener un resultado nulo o poco provechoso para quien invierte.

En ese sentido, vamos a tratar el tema sobre la diversificación fuera de control. Con el objetivo de mostrar cómo evitar que salga de nuestro control; pero mejor aún, cómo utilizarla de manera adecuada dentro del contexto de capitalización que estés o pienses, en un futuro, llevar a cabo.

¿Qué es la diversificación y cómo funciona?

No pongas todos los huevos en una canasta” es la frase que mejor explica el concepto de diversificación. Porque resume de manera explícita y gráfica, no solamente qué es, sino, el porqué de ella. Ya que al poner todos los huevos (dinero) en una sola canasta (inversiones) si algo sale mal y se cae (efecto adverso en el mercado) puede que pierdas todo los huevos (tu dinero)

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Tomando esto en consideración, todo proceso de inversión implica algún nivel de riesgo, algunos altos otros bajos; pero, sin lugar a dudas, algo puede salir mal.

Y el riesgo es eso,  la posibilidad de que algo no resulte como pensabas. Porque los mercados no son perfectos. Responden a las realidades que se presenta. Es volátil y responde a eventos que se sucintan en él.

Ante esta realidad, la mejor opción es  la diversificación. En otras palabras, en vez de llevar todos tus huevos en una sola canasta, ponerlos en varias  te garantiza que si se te cae una, solo afecte esos huevos en particular y no la totalidad.

Y su funcionamiento se supedita a la estrategia. Es decir, a la forma en que logras combinar  los diferentes instrumentos en tu cartera de inversión. Para que esta maneje el riesgo de una manera que puedas tolerar esas potenciales caídas de las canastas que estás llevando.

¿Cuándo una diversificación está fuera de control?

La pregunta que puede surgir, tomando en consideración que diversificar es una acción correcta y adecuada para cualquier inversión, porque sortea el riesgo en diferentes canastas; es ¿Cuándo una diversificación está fuera de control? ¿Qué tiene que suceder para que no produzca los efectos requeridos?

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

La respuesta simple es: Que no haya una buena combinación en la cartera o portafolio de inversión.

Esto se puede ver de manera más clara  en dos formas básicas:

  • Sobrediversificación: Es cuando la cartera está tan diversificada que la rentabilidad se reduce y no logra los objetivos de lugar.
  • Diversificación no estratégica: Es cuando la combinación de los instrumentos, dentro del portafolio, no pondera de manera adecuada los niveles de riesgo y se entremezclan de manera ineficiente.

En ese sentido, la diversificación es la manera idónea de invertir, pero cuando se hace sin un criterio y análisis adecuado, se puede caer tanto en la sobrediversificación como en la diversificación no estratégica. Teniendo en común que el objetivo de generar riqueza no se está logrando.

¿Cómo tener una diversificación efectiva?

Para evitar tener que enfrentar esta problemática, es necesario tener una diversificación efectiva, aquella que logre combinar cada uno de sus elementos de manera óptima, y que en conjunto pueda surtir el efecto deseado.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Para ello, vamos a ofrecerte algunas pautas que debes tomar en cuenta a la hora de llevar a cabo cualquier proceso de diversificación en tus inversiones, partiendo de los principios básicos de cualquier tipo de capitalización, en donde se identifican los puntos fuertes y débiles del mercado en donde se invierte, se toman las ventajas del mismo, y se reduce el nivel de riesgo.

Pauta No. 1: Define el nivel de riesgo que puedes asumir

La primera pauta que debes tener, en el tema de la diversificación efectiva es el nivel de riesgo que tu perfil inversionista te permite soportar.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Como hemos explicado en otras entradas, no todos los instrumentos tienen el mismo nivel de riesgo, y no se ajustan a todo tipo de perfil. De hecho, el tipo de instrumento que vayas a utilizar va muy de la mano con tus objetivos, edad, intereses, etc. Por lo tanto, es determinante, para tener un buen desempeño en la estrategia de diversificación que vayas a llevar a cabo que estés claro(a) de qué tanto estas dispuesto a perder y qué tan lejos estas dispuesto a llegar.

Esto trae consigo que, de igual manera, establezcas o definas, alertas que te indiquen cuándo debes detenerte o cuando debes continuar. Estas alertas son muy importantes porque en el proceso de inversión, no siempre se piensa con la sangre fría, sino que las emociones pueden irrumpir. Haciéndote tomar decisiones inadecuadas.

Por lo tanto establece desde el principio ese nivel de riesgo y luego define estas alertas o llamadas de atención que te indicarán qué hacer bajo tal o cual situación determinada.

Pauta No. 2: Invierte en lo que conoces

Cuando las personas se sobrediversifican es porque no están en control de lo que están haciendo. Solamente están tomando pocas informaciones como la rentabilidad, el tiempo, etc, y sobre esa base invierten. Esto no es recomendable.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

La invitación es a que inviertas en cosas que, al menos, tienes la idea de cómo funciona. No tienes que ser un(a) experto(a) en el área en que piensas invertir, sino que debes tener nociones básicas del tipo de actividad que se desarrolla en tal o cual instrumento de inversión.

Si por ejemplo, no tienes idea de cómo funciona la física nuclear y ves alguna oferta para invertir en esto, no es recomendable que inviertas ahí, porque no sabes cómo va a reaccionar el mercado ante tal o cual situación y puedes perder tu dinero.

Pauta No. 3: Diversifícate con diferentes riesgos

La clave de la diversificación es diversificar el riesgo. Sortearlo entre los diferentes instrumentos que estás utilizando de manera que haya una compensación entre ellos, y se puedan soportar cada una de las transacciones.

Autor(a) Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a) Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Esto se ve de la siguiente manera: Si entras al mercado de valores, los prospectos vienen de la mano de una calificación de riesgo, que clasifica los diferentes niveles de adversidad que pueda tener tal o cual instrumento. Para ello se utilizan letras que van desde la A hasta la D y pueden incluir símbolos de positivos o negativos (+/-)

Lo importante en todo esto es estar claro de la premisa que rige todas las inversiones: “A mayor riesgo mayor rentabilidad” por lo tanto, cuando tengas un prospecto de inversión una tasa relativamente alta respecto de las demás del mercado, entonces su riesgo usualmente es mayor a la de los demás prospectos.

En ese tenor, la combinación de estos riesgos es lo que te dará el éxito en tu inversión. Porque debes invertir en los de alto y bajo riesgo simultáneamente, ya que los de alto riesgo te proyectan ganancias, y los de bajo riesgo soportan tus pérdidas.

Pauta No. 4: Auxíliate de profesionales

Por último, y quizás la pauta más importante, debes auxiliarte de profesionales en el área. Aun tengas la explicación de cómo funciona y conozcas parte de las intríngulis del mercado, nada como la experiencia. Porque, al final del día, las teorías sin práctica son meras ideas. Y en esto de las inversiones las ideas no generan beneficios, sino las acciones.

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Por lo tanto, es determinante que busques la asistencia puntual en este tema.

Usualmente las instituciones bancarias que cotizan en la bolsa de valores tienen puestos de bolsa que cuentan con asesores que te pueden brindar la ayuda que necesitas. Además de que identifican y canalizan tu perfil de inversión de manera adecuada.

Conclusión

La diversificación es determinante para el éxito de cualquier proceso de inversión. A través de ella se logra materializar la estrategia que soporta los reveses que se pueden presentar dentro del portafolio o cartera de inversión.

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, es necesario evitar la sobrediversificación y la diversificación no estratégica. Tomando en cuenta cuatro pautas primarias: 1- Definiendo el nivel de riesgo que puedes soportar, 2- Invirtiendo en lo que conoces, 3- Diversificando los riesgos asociados a los instrumentos que conforman tu cartea y 4- Auxiliándote de profesionales que conozcan el mercado y que puedan guiarte durante todo el proceso de capitalización.

En ese tenor, si esta entrada sobre diversificación te ha sido de utilidad, te invitamos a que comentes y compartas, ya sea vía correo electrónico o bien a través de tus redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate. Y si te interesa profundizar en el tema de las estrategias de inversión te sugerimos adquirir el libro Inversiones escrito por Daniel C. Goldie y  Gordon S. Murray haciendo clic en la imagen más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*