¿QUÉ HACER CUANDO NO SE TIENE UN BUEN CRÉDITO BANCARIO?

No tener un buen crédito bancario no es el fin del mundo, sino que es una etapa que puede ser superada si la persona o empresa se enfoca en solucionarla.

Crédito bancario

Tener un mal crédito bancario representa uno de los principales temores dentro de la gestión financiera personal. Las personas, por lo general, tratan de conservar intacto el tan preciado intangible de la calificación crediticia con el fin de tener opciones de crédito en un futuro, próximo o lejano. Y esto se ve con una mayor intensidad cuando se tiene la intención de acceder a algún tipo de préstamo en el futuro próximo.

Sin embargo, por diferentes razones las personas pueden pasar por alguna situación de dificultad, ya sea por una mala gestión del dinero, o bien por circunstancias externas: Falta de empleo, baja en los negocios, etc; en las que su calificación crediticia se vea afectada con una baja puntuación.

En ese sentido, nos interesa abordar la temática de qué hacer cuando no se tiene un buen crédito bancario, y cuáles son las alternativas disponibles para solventar dicha realidad.

¿Qué es la calificación crediticia?

La calificación crediticia es la medición que se hace del comportamiento que tenga una persona en su consumo y gestión de crédito. Es decir, es un número que califica el nivel de cumplimiento de las obligaciones financieras de una persona o empresa a través del tiempo.Calificación Crediticia

Este análisis viene de la mano de un algoritmo que conjuga variables como:

  • Saldo de compromisos
  • Nivel de endeudamiento
  • Tiempo con un tipo de servicio
  • Comportamiento de consumo
  • Etc

Esta calificación es hecha y provista por los burós de crédito; que son empresas dedicadas a compilar y procesar la información de los consumidores(as) y, sobre la base de las variables antes mencionadas, emitir la calificación crediticia, y el nivel de incumplimiento de pago que tenga una persona o empresa.

¿Qué hacer cuando se tiene mal crédito bancario?

A todo esto, no todas las personas tienen un buen crédito bancario a razón de que su calificación crediticia no les favorece, y ante esta realidad, la pregunta que surge es ¿Qué hacer cuando no se posee un buen crédito bancario?

En ese sentido, es importante aclarar que cada país tiene una legislación respecto a este tema y plantea distintas formas de cómo abordar y subsanar dicha realidad. Sin embargo existen parámetros generales que se pueden implementar para sobrepasar esta problemática, y, en ese tenor, ofrecemos algunas pautas para lograrlo:Planificación finanicera

  1. Identificar la realidad crediticia: El primer paso es saber cuál es la realidad crediticia actual. Es decir, identificar cuáles son las causas que están generando el mal crédito de manera concreta. Y esto se lograr a través del reporte de crédito emitido por el buró de crédito.

Ya que, aunque es posible que se tenga una idea del porqué del mal crédito, es mejor estar seguro(a) de qué es lo que está generando la mala o baja calificación. De manera que se pueda abordar de manera más efectiva la problemática en sí.

  1. Establecer planes de pago: Luego de estar seguro(a) de cuál es la situación real, el segundo paso es abordar la fuente con quien se tienen un saldo pendiente y establecer un plan de pagos para saldar el monto adeudado, o bien rectificar. Ya que es posible que en el reporte de crédito haya un error, y aparezca una cuenta pendiente que ya ha sido saldada. De manera que esta situación sea enmendada y rectificada en el buró de crédito. planes de pago
  1. Adquirir productos especializados: La banca, ante la realidad de créditos dañados, y como una estrategia de mercado, ha creado ciertos productos que permiten a las personas adquirir: Cuentas de ahorro especializadas con saldos mínimos, planes de ahorro, préstamos, tarjetas de crédito, extra créditos, etc para que puedan arreglar su situación crediticia. Ya que el objetivo es convencer a la institución financiera de que se es confiable para adquirir nuevos créditos.

Sin embargo, es importante resaltar que si se está en un proceso de readecuación del crédito a razón de una mala gestión, entonces es determinante la prudencia y al cautela ante estas ofertas. Ya que adquirir productos de deuda puede tornarse más en un problema que una solución. ideas

De hecho para este tipo de decisiones lo recomendable es buscar la asistencia de profesionales de las finanzas para que, partiendo de un análisis financiero, elaboren juntos una estrategia que vaya acorde a la realidad de cada persona o empresa.

  1. Tener paciencia: Recobrar la confianza de una institución financiera no es algo que se da la noche a la mañana. Es un proceso que toma tiempo y que, dependiendo de la nación, puede ser subsanado en un período de 3 a 5 años. Por lo tanto, desesperarse puede tener un efecto negativo respecto del objetivo que se quiere alcanzar. No obstante, es algo solucionable.

Lo importante en todo esto es saber que tener un mal crédito bancario no es el fin del mundo, sino que es una etapa que puede ser superada si la persona o empresa se enfoca en solucionarla. Y, aunque es un proceso de tiempo, se puede lograr.crédito bancario

En ese sentido, si esta entrada sobre qué hacer si no se tiene un buen crédito bancario le ha sido de utilidad, le invitamos a compartir y comentar. Sus opiniones y aportes son de mucha importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

2 comentarios en ¿QUÉ HACER CUANDO NO SE TIENE UN BUEN CRÉDITO BANCARIO?

  1. Luz Myriam Luna // 5 agosto, 2015 en 10:17 pm // Responder

    Muchas Gracias por compartir este tipo de información, útil y de gran valor.

    Saludos Cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons