MÁS DINERO NO ES LA SOLUCION

La problemática financiera no se resuelve con más dinero; porque está vinculado al estilo de vida , y la manera en que se priorizan sus necesidades.

más dinero

Cuando las deudas abruman y los compromisos están a la puerta, las personas entienden que la solución está en tener más dinero para afrontar esas obligaciones. Nada más lejos de la verdad.

Más dinero no es la solución

La problemática financiera no se resuelve incrementando el flujo de efectivo; porque es un asunto vinculado al estilo de vida de cada persona. Está relacionado a la manera en que se gestionan los recursos existentes y no en cómo se pueden incrementar los ingresos.


Pensar que con más ingresos todo se resolverá es una ilusión que la persona misma ha creado. Esto solo brinda un aliciente temporal a una situación conductual que necesita ser reencausada, ya que existen altas probabilidades de reincidir en ella.

Más dinero

Es sabido de personas de escasos recursos que súbitamente reciben grandes cantidades de dinero, ya sea por herencia, lotería o contratos millonarios en el mundo del entretenimiento, en donde  solo es cuestión de tiempo para que mal administren esos recursos y  vuelvan a su estado inicial. Pasan de ser millonarios a mendigos que necesitan de la asistencia en parvedades básicas.

Es por esta razón que la problemática financiera solo encuentra solución cuando la persona reestructura su conducta de consumo. En otras palabras, se organiza. Enfocándose hacia la priorización de necesidades sobre los deseos o gustos. Con esto no se está incentivando a no tener deleites o aspiraciones, sino a enmarcarlos dentro de parámetros saludables, que sirvan como actos de remuneración a razón de la buena gestión financiera.

¿Cuál es la solución?

Para lograrlo es necesario definir sus necesidades. Agrupándolas en: Primarias, secundarias y terciarias. De manera que se importanticen en función de la resolución de sus prioridades. Esto va a arrojar un cuadro similar a este:

Más dinero

En donde se tiene una panorámica de cuál es el perfil global de consumo personal. Pero al mismo tiempo permite identificar en qué necesidad hacer un mayor énfasis a la hora de ejecutar alguna acción de compra.


Organizar las finanzas es un proceso de cambio de mentalidad o conducta de consumo. Implica la reformulación de lo que realmente es importante. Por lo que es necesario tener la disciplina y el enfoque para alcanzar la meta deseada ya que, definitivamente, más dinero no es la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*