ESTRATEGIAS PARA MANEJAR BIEN LAS HIPOTECAS

Tener una estrategia financiera para tus hipotecas puede marcar la diferencia entre el éxito y fracaso de tu crédito personal para vivienda.

Tener una estrategia financiera para tus hipotecas puede marcar la diferencia entre el éxito y fracaso de tu crédito personal para vivienda.

Hipotecas
Hipotecas

Las hipotecas representan uno de los préstamos de mayor incidencia en las finanzas personales. Casi todos, en algún momento, han tenido el deseo de tener su techo propio, y a menos que te saques la lotería, seas millonario o tengas la herencia de la corona, tendrás que hacerlo a través de un préstamo hipotecario. Es por esto que en Finanzas & Proyectos te muestro algunas estrategias para que manejes bien el crédito hipotecario.

¿Cómo funcionan las hipotecas?

En otras entradas he hablado sobre el concepto de hipotecas, y es posible al leer esta entrada quieras saber cómo conseguir Hipotecas baratas, pero antes de entrar de lleno en las estrategias para lograr ese objetivo, quiero explicarte el funcionamiento de estos créditos. La manera en que ésta se ejecuta y cuáles son los elementos que la componen.

En esencia, un crédito hipotecario es un préstamo personal. Aunque empresas también hipotecan, lo común es que las personas asuman este tipo de crédito y lo empleen para viviendas.

Este, por el tipo de préstamo que es, requiere de una garantía que salvaguarde el valor del crédito que se otorgó, que en este caso, es el mismo bien inmueble. Esto quiere decir que, en caso de que el préstamo no sea saldado acorde a los términos que se pactaron, entonces la entidad bancaria y financiera tiene la capacidad de tomar el bien que se adquirió como forma de compensación.

En ese sentido, el funcionamiento de este tipo de créditos, se reduce a garantizar el dinero prestado sobre la base de ese bien inmueble o vivienda que se ha adquirido.

Estrategias para los préstamos hipotecarios

Partiendo del funcionamiento, y de las implicaciones de este tipo de créditos personales, es importante tener una estrategia que te permita desarrollarlos de manera adecuada. Aquella que te la oportunidad de tomar decisiones asertivas en otras palabras, que no se te vuelva un lío de marca mayor.

hipotecas

En ese sentido, la estrategia debe ir vinculada a tres aspectos básicos:

  1. Disponibilidad financiera
  2. Identificación de oportunidades
  3. Fondo de emergencias.

Es importante resaltar que, aunque estos aspectos son relevantes para en buen desempeño de un préstamo de hipotecas, existen otras tantas variables que pueden incidir; sin embargo, cuando tienes la disponibilidad financiera, logras identificar oportunidades en el mercado y creas un fondo de contingencia para tu préstamo, incrementas por mucho, los niveles de éxito en tu préstamo.

Disponibilidad financiera

El primer aspecto que debes tomar en cuenta a la hora de elaborar tu estrategia hipotecaria es la disponibilidad financiera, esto quiere decir que debes tener la capacidad de solventar la cuota mensual del préstamo.

Para esto solo tienes que elaborar un presupuesto en donde identificas todos tus ingresos y gastos; y de la diferencia de estos calculas tu capacidad financiera. Algo que te puede ser de utilidad para llegar a este número es un Simulador de hipotecas el cual te permite ver las implicaciones en tiempo y cuota para el préstamo que tienes pensado adquirir.

Por lo tanto, en la medida en que tengas esa información certera y se ajuste a tu realidad, algo que es clave para todo esto, porque si al final del día, cuando mides tus capacidades y haces la simulación y los cálculos son adversos, entonces tienes que replantearte la hipoteca. Porque puedes caer en insolvencia financiera que no es lo mejor.

Por lo que, la invitación es a que te sientes y analices las implicaciones en términos de tu disponibilidad financiera, para que entonces tu desempeño durante la gestión de tu deuda sea efectivo.

Identificación de oportunidades

Luego de haber cubierto tu disponibilidad financiera, y haber tenido un resultado positivo, es tiempo de entrar en la identificación de oportunidades. Este paso es vital, porque estas oportunidades se refieren a dónde te vas a comprometer para el préstamo hipotecario que piensas adquirir.

hipotecas

Para esto tienes dos opciones, la primera es llamar o buscar banco por banco de manera individual para conseguir las diferentes informaciones relacionadas a los préstamos personales hipotecarios. Esto te tomará tiempo y, aunque puedes lograr el objetivo, probablemente no obtengas todos los detalles que necesitas.

La segunda opción es auxiliarte de comparadores de créditos virtuales. Los cuales agrupan parte importante de las instituciones financieras y te permiten sortearlas por diferentes tipos de tópicos como tasa, tiempo, gastos financieros, etc.

Varias de estas plataformas en línea tienen la opción de vincularte directamente con la institución financiera, y hacer todo el proceso de solicitud online. Lo importante de todo esto es que tienes acceso a herramientas que te permiten identificar qué ofrece el mercado y qué opción es la que más te conviene para tu proyecto de crédito.

Fondo de contingencia

Por último, como parte de la estrategia debes ponderar, seriamente, el fondo de contingencia para tu préstamo. Esto no es algo que debes negociar, sino que debe formar parte de toda la planeación que lleves a cabo.

El monto sobre el cual debes hacerlo puede variar de un asesor financiero a otro. Algunos sugieren que sea tres meses mientras que otros hasta diez meses. Creo que si logras acumular la cantidad de cuotas que cubran de tres a seis meses, te encaminas por el sendero correcto. No obstante está en ti determinar qué monto es el correcto.

Lo que sí es seguro es que tienes que tener ese fondo; ya sea por uno, dos o tres meses. Al final del día, lo que importa es que lo tengas. Ya que todos estamos sujetos a situaciones inesperadas en donde las finanzas pueden tambalear en cuestión de minutos; y si tomamos en cuenta que este tipo de créditos cubren de 15 a 25 años, entonces son muchos los minutos que se ven ahí.

Por lo tanto, es mi sincera recomendación, que antes de cualquier cosa, tengas a mano un fondo de contingencia que te sostenga durante un período en donde puedas estabilizar tus finanzas.

Conlusión

Tener una estrategia financiera para tus préstamos hipotecarios puede marcar la diferencia entre el éxito y fracaso de tu crédito. Ya que en la medida en que tengas las diferentes variables que lo componen en control, entonces reduces las posibilidades de fracaso.

Hipotecas

Estas estrategias se reducen a tres elementos básicos

  1. Disponibilidad financiera
  2. Identificación de oportunidades
  3. Fondo de contingencia

Si logras acoplar estos tres factores de incidencia en tu gestión financiera personal, durante el proceso de tu hipoteca, entonces tendrás la capacidad de solventar tu deuda con éxito. Y si te interesa profundizar en el tema de la buena gestión del dinero y las hipotecas, adquiere el libro La transformación total de su dinero escrito por Dave Ramsey siguiendo el link en la imagen más abajo. Y no olvides comentar y compartir el contenido de esta entrada.

Finanzas
Imágenes Financieras
CÓMO UTILIZAR UNA TARJETA DE CRÉDITO: 3 ERRORES FRECUENTES QUE DEBES EVITAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Gestión de Deudas, Sin categoría
Cómo utilizar una tarjeta de crédito
CÓMO UTILIZAR UNA TARJETA DE CRÉDITO: 3 ERRORES FRECUENTES QUE DEBES EVITAR

Para saber cómo utilizar una tarjeta de crédito es necesario ver este instrumento como una responsabilidad y no como un...

Cerrar