CÓMO UTILIZAR UNA TARJETA DE CRÉDITO: 3 ERRORES FRECUENTES QUE DEBES EVITAR

Para saber cómo utilizar una tarjeta de crédito es necesario ver este instrumento como una responsabilidad y no como un premio

Para saber cómo utilizar una tarjeta de crédito es necesario ver este instrumento como una responsabilidad y no como un premio

Basado en la experiencia que he tenido con los diferentes clientes que he manejado, y algunas estadísticas que he visto por ahí, son pocas las personas que saben cómo utilizar una tarjeta de crédito. De hecho, el mal uso de este instrumento es una de las principales causas de los problemas en las finanzas personales. Es por esto que en Finanzas & Proyectos te muestro tres errores frecuentes que debes evitar.

La tarjeta de crédito es una responsabilidad

De acuerdo a un artículo publicado en por la revista Forbes[1] una de las tres razones por las que se tiene una mala puntuación crediticia es por el mal uso de la tarjeta de crédito. Claro, esto no es algo lineal, pero sin lugar a dudas representa uno de los puntos de mayor incidencia para que las personas presenten dificultades financieras.

Y por lo que he visto en consulta, la principal causa de esto es que no se ve la tarjeta de crédito como lo que es: Una responsabilidad. En otras palabras, cuando se pierde de vista lo que implica tomar dinero prestado (costos, penalidades, historial de crédito, etc) se suele caer en el error de, como dicen en mi país (República Dominicana) de “llevarse del guto” es decir, no tener control; que da pie a la inestabilidad y problemas financieros.

En ese sentido, asumir que una tarjeta es algo “cool”, un regalo, o un premio, es no tener claro la responsabilidad propia de manejar el dinero plástico. Por lo que, en caso de que no lo hayas visto de esa manera; mi sugerencia es que, en caso de que ya tengas una o bien aspires a hacerlo, la veas como es carga de responsabilidad, en donde, cada vez que pasas tu tarjeta te estás endeudando con el banco que te la facilitó.

Errores que debes evitar

Partiendo de que tener una tarjeta de crédito es una responsabilidad, que no toda persona que tiene acceso al dinero plástico asume o practica, quiero mostrarte tres errores que debes evitar en tu manejo de las tarjetas de crédito. Aquellos que entiendo son los más comunes y en los que suelen incurrir quienes presentan dificultades financieras.

Cómo utilizar una tarjeta de crédito

Es importante resaltar que estos no son los únicos errores que hay y que debes evitar, son varios; no obstante, estos que pueden tener un mayor nivel de incidencia en los problemas financieros que una persona puede experimentar.

Es por esto que debes prestarles mucha atención a cada uno de ellos,  porque de manera sigilosa se presentan oportunidades para cometerlos, y si a eso se le une el factor de la ausencia de responsabilidad, entonces se complica aún más el asunto. Pero, si mantienes una actitud de vigilancia, bien puedes tener un manejo efectivo de las tarjetas de crédito.

Solamente pagar el mínimo

El pago mínimo representa, digamos, un salvoconducto para evitar una mala calificación crediticia. Y, aunque esto es una opción cuando por alguna razón no tenemos dinero para pagar la totalidad. No puedes hacer de esto una práctica, ya que al final del día pagarás muchas veces más lo que originalmente debes.

En ese sentido, mi sugerencia es que trates, por todos los medios posibles, de saldar el total de la deuda. Sé que esto puede ser cuesta arriba en algún momento de estrechez financiera, pero recuerda que el instrumento de deuda más costoso de todo el sistema financiero formal es la tarjeta de crédito, y por ende, debes evitar caer en práctica, ojo con ésta palabra “practica”, de solamente pagar el mínimo.

Para esto, si por alguna razón tuviste un mes en donde se te fue la mano y solo pudiste saldar el pago mínimo, entonces pon la tarjeta en pausa, trata de manejarte con efectivo o con tu tarjeta de débito y baja tus gastos; de manera que puedas balancearte al final y tener un mejor desempeño financiero.

Aumentar el límite de crédito sin realmente necesitarlo

Los bancos son ingeniosos, y, como su negocio es la “venta” de deuda, entonces buscan cómo colocar el dinero que tienen disponible. Es por esto que luego de un tiempo, si te manejas adecuadamente con tu plástico, es posible que recibas una llamada del departamento de mercadeo diciéndote que fuiste agraciado con un “aumento de límite de crédito”

Aprender a invertir en bolsa

Si esto te pasa, antes de decir que sí emocionado por este “premio” que estás recibiendo, recuerda que la tarjeta de crédito es una responsabilidad y que tengas un límite de crédito mayor no te va a hacer mejor persona, sino que incrementa tu responsabilidad.

Es por esto que mi recomendación es que, aun tengas un buen manejo de tu plástico, si no necesitas ese aumento, entonces recházalo. Porque al final del día esto puede ser peor para ti. La razón: tendrás mayor disponibilidad para consumir y eso a la larga tiene más repercusiones negativas que positivas. Mi sugerencia es que tengas un crédito aprobado del 30% de tus ingresos. Para que así no tengas situaciones que más adelante lamentes.

Tener varias tarjetas “por si acaso”

Uno de los principales errores que suelo ver en personas con problemas financieros es que tienen varios plásticos aprobados, sobre la base de posibles “emergencias” que se presenten. Algo que no es cierto, ya que la respuesta a las emergencias no son las deudas, sino las contingencias. Las cuales se preparan con antelación y se ajustan a tu realidad financiera.

Por lo tanto, no es saludable tener varias tarjetas de crédito. De hecho, mi recomendación es que, si vas a tener deudas plásticas, que solamente tengas una. Ya que más de una puede complicar la gestión financiera, sobre la base del mismo principio del error anterior (aumentar el límite de crédito sin realmente necesitarlo), cuando tienes opciones tienes disponibilidades y esto se traduce en complicaciones financieras.

Es por esto que, a la hora de manejarte con este tipo de instrumentos de deudas, es determinante que no excedas tus capacidades, máxime si es tu primera vez, o si por alguna razón te estas recuperando de un proceso de saneamiento financiero.

¿Cómo utilizar una tarjeta de crédito?

Partiendo de que para saber cómo utilizar una tarjeta de crédito es necesario asumir la responsabilidad de este instrumento y evitar:

  1. Solamente pagar el mínimo
  2. Aumentar el límite de crédito sin realmente necesitarlo
  3. Tener varias tarjetas de crédito por si acaso

Entonces entra en escena la pregunta: ¿Cómo utilizarla? En otras palabras, cuál sería el uso adecuado que debemos darle a la deuda plástica para que esta nos represente un beneficio en vez de un lamento. Y para esto te presento las siguientes pautas

Utilizar tu tarjeta de crédito para cosas específicas No pierdas de vista que la tarjeta es una deuda, y como tal, incide en toda tu estructura financiera como una obligación que debes saldar. Es por esto que debe ser usada para cosas específicas. Aquellas en las que tengas un monto, relativamente fijo, con el cual puedas plantearte un control.

Ten presente las fechas importantes Hay dos fechas que nunca puedes pasar por alto, la fecha de corte y la fecha límite de pago. La primera engloba todas las transacciones de un período determinado y la segunda indica hasta qué día puedes hacer el saldo de tu deuda sin entrar en penalizaciones financieras.

Conclusión

La tarjeta de crédito es un instrumento que te puede ser de mucho beneficio si la usas con responsabilidad. Es por esto que no puedes pensar en ella como que es algo “cool”, ni como que es un regalo o premio que acabas de recibir. Es una deuda costosa que merece tu respeto y entereza.

En ese sentido, existen algunos errores vinculados a su manejo que debes evitar: Hacer del pago mínimo una práctica, tener acceso a mayores límites de crédito cuando realmente no los necesitas y por último tener “tarjetas de emergencia”.  Y su uso eficiente se reduce a utilizarla para cosas específicas, teniendo presente las fechas importantes.

Por lo que, si esta entrada sobre cómo utilizar una tarjeta de crédito te ha sido de utilidad te invito a que comentes y compartas, y si te interesa profundizar en el tema, adquiere el libro Tarjetas de Crédito ¿Aliadas o Enemigas? Escrito por Oscar Germán Castañeda Silva haciendo clic en la imagen más abajo.


[1] 3 Reasons Responsible People Have Bad Credit Scores consultado 03/25/19

Imágenes Financieras
¿CÓMO PAGAR DEUDAS CUANDO HAY POCO DINERO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Gestión de Deudas
pagar deudas
¿CÓMO PAGAR DEUDAS CUANDO HAY POCO DINERO?

Sin lugar a dudas, pagar deudas teniendo poco dinero es incómodo. No obstante es algo alcanzable para quien se lo...

Cerrar