3 PRINCIPIOS BÁSICOS PARA TENER FINANZAS SALUDABLES

Para tener finanzas saludables es determinante manejarse por principios y que estos marquen las pautas de convicción para las ejecutorias financieras.

Finanzas Saludables
Finanzas saludables es algo que, en sentido general, las personas buscan tener . No es de interés manejar situaciones de dificultad financiera, a razón de lo que ello implica. Por tal motivo vamos a proveer de tres principios básicos para tener finanzas sanas.

Principios básicos para tener finanzas saludables

El primer principio es el del valor del dinero: este trata sobre las implicaciones que se conjugan a la hora de generarlo. En otras palabras, no es algo sencillo. Si las personas meditaran en todo el engranaje que trabaja para la adquisición de los recursos económicos y la manera tan simple en que se pueden dilapidar, entonces hubiera una perspectiva distinta hacia la forma en que se ejecutan las acciones de consumo.


Por lo que se hace necesario que se haga una autoevaluación en donde se analice el costo del dinero. Esto se logra haciendo una ruta del dinero en donde se visualice todo lo que conlleva ingresarlo a las arcas personales. Desde levantarse temprano hasta el desarrollo de la labor que lo genera y el final de la jornada. Cuando se haga una panorámica de todo eso es probable que el coste sea alto, por lo tanto, su valoración es importante y vital para el desenvolvimiento personal.Finanzas Saludables

El segundo principio es el del ahorro: La existencia de excedentes en la gestión financiera personal es la evidencia más tangible de una buena administración del dinero. Ya que se está logrando cubrir todas las necesidades y que de ello quede una parte. Por lo que es de suma importancia crear el hábito del ahorro.

Ahorrar es cuestión de disciplina y enfoque. Cuando la persona interioriza el valor del ahorro entonces ve todo lo que este le puede brindar, desde la capacidad de organización hasta la posibilidad de crear riqueza a través de él en función de las inversiones que se puedan hacer.

Por último está el principio de la priorización: Este plantea que la persona elabore una escala de necesidades; definiendo el orden en que deben ser ejecutadas. Superponiendo lo necesario a aquello que puede postergarse. En otras palabras, permite definir qué va primero y qué va después.


La grandeza de manejarse por principios es que estos marcan pautas de convicción en función de ideologías que se interiorizan como buenas y válidas. En otras palabras, le permiten a la persona tener un marco de referencia para sus ejecutorias, por ende, en este caso específico definen la forma en que se puedan tener finanzas saludables. De manera que implementarlos sugiere parte del éxito en la gestión financiera personal.

¿OFERTA IRRESISTIBLE?
DECIR: NO, TAMBIÉN ES UN OPCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Más en Gestión Financiera
No
DECIR: NO, TAMBIÉN ES UN OPCIÓN

La grandeza de la buena gestión financiera es que parte de una planificación y de unos objetivos que hay que...

Cerrar