¿CÓMO FUNCIONA UN PLAN DE PENSIONES?

La manera en cómo funciona un plan de pensiones es diversa. Inciden variables que debes tomar en cuenta a la hora de elegir el que más se ajuste a tu realidad.

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

Una de las interrogantes comunes en la mente de quien está empleado es saber cómo funciona un plan de pensiones; ya que por lo general solo identifican los descuentos mensuales. Ante esta realidad hoy, en Finanzas & Proyectos, quiero compartir contigo el funcionamiento de ellos para que tengas una idea más acabada de las pensiones y sus implicaciones para ti y tu futuro

¿Qué es un plan de pensiones?

Los planes de pensiones son un producto financiero de ahorro orientado a la jubilación, en el cual el inversor efectúa aportaciones periódicas que le permiten disponer de un capital o una renta en el momento de la jubilación, en caso de incapacidad o, en caso de fallecimiento. [1].


En otras palabras y de manera sencilla, el plan de pensiones es un gran sistema de ahorros que busca solventar el período en donde la persona cesa de trabajar por razones de jubilación, incapacidad o muerte. Lo que significa que está sujeto a condicionantes particulares que le hacen entrar en efecto.

Por lo que, el objetivo es evidente: guardar dinero para la jubilación. Que aunque algunos la quieren retirarse joven, por lo general debe darse cuando ya se han cumplido ciertas características vinculadas de manera directa a la edad y la capacidad de seguir laborando.

Tipos de planes de pensiones

La manera en cómo funciona un plan de pensiones varía dependiendo del enfoque y la condición que se presente. Ahora, de manera global existen dos grandes sectores: Públicos y privados. Los primeros son los que parten del sistema gubernamental, y toman como referencia un porcentaje estandarizado sobre la base del salario devengado.cómo funciona un plan de pensiones

Estos están sujetos a una serie de regulaciones tanto para la cantidad deducible como el tipo de inversiones que se pueden hacer con él. Mientras que el resto (privados), evidentemente, son empresas que facilitan dicha acumulación con aportes, y los mismos pueden estar ajustados a la capacidad y realidad de la persona que adquiere el producto.

A todo esto, más allá de la sectorización global, en ambos lados (públicos y privados) los planes de jubilación se pueden tipificar de acuerdo a quien los promueva, las aportaciones y prestaciones que se hagan, y según las inversiones que se lleven a cabo.

Planes de pensiones de acuerdo a quien los promueva

Los planes de pensiones hay que verlos como productos que se comercializan en el mercado. Aunque se escuche poco sensible, es una realidad, por ende, al determinar las clases de planes que existen, entonces tenemos que partir, inicialmente, de quien los transa o comercializa en el mercado.


En ese sentido, existen entidades especializadas para trabajar este tipo de productos dentro del mercado. De hecho, los Estados tienen entes reguladores para que, aun teniendo entidades privadas que gestionen el dinero de los contribuyentes, tengan directrices claras que parametricen su rango de acción.

Por lo tanto, esta clasificación la podemos ver de la siguiente manera:

Planes de pensiones individuales: Están relacionados a los planes de pensiones tradicionales o simples, en donde la persona contrata el servicio a través de las empresas de intermediación financiera de manera que estas se encarguen de gestionar el dinero sobre la base de un proceso de cuotas conforme a un plan determinado.

Planes de pensiones de empleo: Dentro del contexto de las empresas privadas es posible elaborar planes de jubilación corporativos, que, aunque no pueden estar fuera del marco de la ley, tienen mayor flexibilidad, y la empresa los configura pensando en sus empleados. Las cuotas suelen ser compartidas entre la empresa y el empleado

Planes de pensiones asociados: Su enfoque es en base a las diferentes asociaciones y gremios. Los cuales se sectorizan y en conjunto logran crear un sistema de jubilación para sus miembros. Suelen tener planes y cuotas fijas, que se pueden ir ajustando a través del tiempo.

Planes de pensiones según las aportaciones y prestaciones

Como hemos visto hasta ahora, el plan de jubilación de una empresa puede ser muy particular. No obstante el factor común a todos es que el fondo de pensiones requiere de aportes o cuotas de quienes forman parte de toda la estructura.


Basado en eso, la segunda clasificación de los tipos de planes se fundamenta en el tipo de aportaciones que cada persona hace. [2]

Planes de aportaciones definidas: en estos planes de pensiones se acuerda una aportación periódica que el titular deberá cumplir, y pueden ser realizados por cualquier promotor. En este caso, no se decide de forma anticipada las prestaciones que tendrá el plan de pensiones en el futuro, por lo que el titular recibirá el dinero invertido más la rentabilidad producida. Sin embargo, esta rentabilidad puede ser negativa o positiva, según los resultados obtenidos por los gestores del plan.

Planes de prestaciones definidas: esta modalidad solo sirve para las clases de empleo y asociados. De esta forma, el rescate del plan asegura la recuperación total del dinero invertido y una rentabilidad fijada al comienzo de la inversión.

Planes mixtos: también están dirigidos a las modalidades de empleo y asociados. En este caso, se mezclan en un mismo plan de pensiones, características de los dos anteriores. Así, el plan ofrece una rentabilidad mínima en el momento del rescate, pero se fija también una cantidad fija de forma periódica.

Planes de pensiones de acuerdo a las inversiones

El tercer elemento dentro del contexto los planes de pensiones es el de las inversiones. En otras palabras, el dinero que recibes cuando decides pensionarte no baja del cielo. Las empresas que lo administran tiene la obligación de hacer que ese dinero produzca.cómo funciona un plan de pensiones

Ya que el dinero pierde valor a través del tiempo y por ende, para salvaguardarlo, tienen que tomar acciones de inversión en diferentes instrumentos de inversión, de manera mantener el valor y generar excedentes que se traduzcan en beneficios tanto para quien aporta como para la empresa que gestiona.

Renta fija: En este tipo de inversiones el enfoque es en instrumentos que muestren poca o ninguna variabilidad en el tiempo. Suelen ser el balance que sorteen en riesgo financiero de las inversiones en otros tipos de instrumentos y se presentan durante la mayor parte del tiempo que se generan los aportes. Por lo que forman parte de la estrategia a largo plazo.

Renta Variable: Son los opuestos al de renta fija. Su enfoque es más en el corto y mediano plazo y, dependiendo del tipo de regulación de cada nación, deben ocupar solo una parte de las inversiones dentro del plan de pensiones, es decir, ante el nivel de riesgo que manejan, deben ser manejados con cautela.

Renta mixta: En estos, como su nombre lo indica, se conjugan tanto la renta fija como la variable. Esta proporción se va ajustando a través del tiempo, en donde, inicialmente la porción variable es superior a la fija; y en la medida en que avanza el tiempo, la variable disminuye aumentando la fija. Esto a razón de que el riesgo, en la juventud, se puede sortear más fácil que mientras más se avanza en edad.

Garantizados: Estos son muy particulares ya que, literalmente, garantizan la totalidad del dinero invertido, sobre la base de mantener tanto las aportaciones como el dinero acumulado hasta el vencimiento de del acuerdo. Es decir, si por ejemplo acordaste por 25 años, con un aporte de $100, entonces no puedes ponerle la mano a ese dinero hasta el cumplimiento del tiempo estipulado.

Conclusión

La manera en cómo funciona un plan de pensiones es diversa. En ella pueden incidir distintas variables que debes tomar en cuenta a la hora de elegir el que más se ajuste a tu realidad. No obstante, los factores primarios que debes tomar en cuenta son: 1- Edad actual 2- Capacidad financiera y 3- Edad de retiro.


En la medida en que tengas estos tres factores claros entonces, maquetar este tipo de servicios será más fácil y sencillo. Ya que, en cierta forma, estos están sujetos a realidades específicas, la edad y el cese laboral por algún tipo de incapacidad.

En ese sentido, la invitación es a que, desde ya, te pongas las pilas para llevar a cabo un buen plan de pensiones. Y si esta entrada te ha sido de utilidad, comenta y comparte. Puedes hacerlo en formulario más abajo, o a través de tu correo electrónico o redes sociales. Adquiere el libro Cómo invertir en Bolsa a largo plazo   escrito por Gregorio Hernandez Jiménez haciendo clic en la imagen más abajo.

 cómo funciona un plan de pensiones

Imágenes Financieras

 

 

[1] Definición Planes de Pensiones Consultado 07/18/18

[2] Planes de pensiones consultado 07/23/18

RETIRARSE JOVEN ¿EL SUEÑO DE TODO EL MUNDO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Planificación Financiera
Retirarse joven
RETIRARSE JOVEN ¿EL SUEÑO DE TODO EL MUNDO?

Fue de mucho impacto para mí leer un tweet de una renombrada experta en el área de las finanzas que...

Cerrar