¿CÓMO EVITAR PAGAR INTERESES EN LAS TARJETAS DE CRÉDITO?

La respuesta a cómo evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito se resume a saber manejarlas. Para tienes que hacer ajustes en tu gestión financiera

La respuesta a cómo evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito se resume a saber manejarlas. Para tienes que hacer ajustes en tu gestión financiera

evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito

La crédito plástico es uno de los más comunes y fáciles de adquirir en la actualidad, al mismo tiempo es uno de los más costosos; es por esto que quiero, en Finanzas & Proyectos, responder a la pregunta ¿Cómo evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito? Proveyéndote de algunas pautas para que las apliques en tu gestión financiera personal.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

El dinero plástico está a la orden del día, ya que el saldo con tarjeta es tan común que, por momentos, se pudiera pensar que ha desplazado otras formas de pago. De hecho, conozco a pocas personas que no tengan este instrumento financiero.

Sin embargo, no estoy seguro que todo el que tiene una sepa cómo usar una tarjeta de crédito. Seguramente tengan el conocimiento de la transacción que se hace cuando compran, pero no necesariamente lo que ello implica.

Y la respuesta a esto es simple: Un endeudamiento. El funcionamiento de este instrumento se resume a que estás tomando un préstamo a corto plazo (25 a 30 días) con la carga de interés más alta del mercado financiero formal. Esto quiere decir que cada vez que vas comprar con tarjeta de crédito, tomas prestado de la entidad financiera que te la facilitó, y si no la pagas a tiempo, el costo en intereses es más alto que si tomaras un préstamo para una vivienda.

¿Qué pasa si no pago la tarjeta de crédito?

Partiendo del funcionamiento de las tarjetas y del costo de las mismas, la pregunta que surge es ¿Qué pasa si no pago la tarjeta de crédito? Bueno esto se puede ver desde dos perspectivas: interna y externa.

En el caso de la primera (interna) se relaciona a los costos de financiar una tarjeta de crédito, que se reducen, aunque pueden incluir otros tantos dependiendo del tipo de institución, a intereses, cargos por mora y gastos administrativos. Lo que significa que vas a tener que pagar penalidades por no saldar a tiempo tu deuda.

Mientras que cuando hablamos de la segunda (externa) se relaciona al crédito público, es decir, el buró de crédito. Que son entidades que monitorean la actividad financiera de las personas e instituciones para determinar el nivel de incumplimiento a los compromisos financieros, para que tanto bancos como comercios, o las mismas personas, puedan tomar una decisión sobre si le facilitan o no crédito a los servicios que prestan.

En resumen, si no saldas tu tarjeta de crédito a tiempo, te atienes a tener que pagar penalidades y a que tu historial crediticio se ve afectado, haciéndote, persona non grata, a los comercios e instituciones financieras.

Pautas para evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito

Tomando en consideración lo que implica no saldar la tarjeta de crédito a tiempo en términos internos y externos, y, para dar respuesta a la pregunta que titula esta entrada, quiero proveerte de algunas pautas que puedas implementar en tu gestión financiera personal para evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito

Cada una de estas pautas es práctica y se enfoca en la manera en que puedes hacer un mejor manejo del dinero plástico. Por lo tanto, te invito a que tomes nota de cada una de ellas y, dentro del marco de tus posibilidades, trates de ajustarlas a tu realidad financiera personal.

Ten presente la fecha de corte y la fecha límite de pago

Para evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito debes tener bien pendiente que existen dos fechas claves. Estas suelen tener un margen de tiempo entre sí de 15 a 20 días. Por lo tanto, no las puedes perder de vista dentro del calendario de pagos que tengas. Por lo que, si tienes una tarjeta, y la usas, indefectiblemente tendrás que ajustarte a estas dos fechas para evitar caer en penalidades financieras.

Fecha de corte

La fecha de corte sirve como punto de referencia para que el banco, determine la cantidad de transacciones que van a ser reportadas en el estado de cuenta de tu tarjeta durante un período determinado. En español, la institución financiera agrupa todos los pagos que hiciste durante un mes,  y de eso elabora un resumen (estado de cuenta) que es el que debes pagar.

Es importante resaltar que esta fecha coincide con los ciclos del banco. Lo que significa que el banco ya tiene predeterminadas tres o cuatro fechas durante el mes que ubica como fechas de corte, las cuales puedes variar en función de lo que más te convengan.

No obstante, estos cambios están supeditados a ciertas prerrogativas de los bancos para aprobar o no que los hagas, por lo que, si entiendes que tu fecha no es la más adecuada para ti, solo tienes que preguntar en tu institución bancaria, para entonces identificar aquella que se ajusta a tu realidad financiera.

Fecha límite de pago

La fecha límite de pago representa el último día en que puedes saldar tu estado de cuenta. Lo que significa que luego de ese momento, si aún no has saldado el monto pendiente, tendrás que asumir las diferentes penalidades vinculadas al plástico.

Estas penalidades incluyen cargos por mora, intereses y gastos administrativos. Los cuales, en la medida en que pase el tiempo, y no sean saldados se acumulan, exponenciando el monto adeudado que resulta en problemas financieros.

Es por esto que, de las dos fechas importantes en la tarjeta de crédito, la fecha límite de pago es crítica y crucial, ya que de ella depende que se cobren o no esas penalidades y que te evites tener que asumir situaciones financieras de sobrendeudamiento.

No excedas el 30% del límite aprobado

Uno de los principales errores que veo en las personas que tienen problemas con la tarjeta de crédito es que asumen o piensan que  tienen dinero extra, es decir, que si ganan $100 y tienen un límite aprobado de $10, entonces disponen de $110; algo que es un craso error. Porque no es cierto.

Cuando te aprueban un límite en tu tarjeta de crédito no es que tienes más dinero disponible, todo lo contrario, tienes la capacidad de endeudarte, que es diferente, pero más aun, cuando piensas que tienes dinero extra, entonces lo que realmente estás haciendo es sobregirándote.

Es por esto que mi sugerencia es que no excedas el 30%, y la razón de esto es que por lo general se invita a las personas a que ahorren entre el 10% y 20% de sus ingresos, por lo tanto, si se presenta alguna situación en donde tienes que sobregirarte, y ahorras, tienes un colchón para solventarlo.

Esta postura del porcentaje puede variar de un financiero a otro, sin embargo, el principio es el mismo: No excedas tus capacidades, por lo tanto, ajústate a tu realidad financiera y manéjate conforme a tus niveles de ingreso.

Usa la tarjeta para cosas puntuales

Por último, si quieres evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito, mi sugerencia es que la uses para cosas puntuales. Esto te permite tener un presupuesto para la tarjeta, en otras palabras, sacas de circulación la improvisación que tanto daño le hace las finanzas personales.

Para esto identifica los servicios recurrentes que tengas y determina cuáles de ellos encajan en el 30% del límite aprobado. Si son varios y no sabes cuáles elegir, entonces priorízalos en función de tus necesidades, para que tengas un mejor desempeño financiero.

Al utilizar la tarjeta para cosas puntuales logras encaminarte hacia una gestión financiera saludable, que se centra en aquello que le aporta valor y que evita pagar penalidades financieras.

Conclusión

Lo que te garantiza no tener que pagar intereses en la tarjeta es que te manejes bien con ella. Que sepas que es una deuda, que no es un regalo o premio que te ganaste por ser un gran gestor financiero. No fue por eso. La tienes porque dentro del sistema financiero aparece que estás disponible y que le representas algún tipo de negocio al banco o institución financiera que te la facilita.

En ese sentido, existen tres pautas que deben estar presentes en tu día a día financiero:

  1. Estar atento a las fechas de corte y límite de pago
  2. No exceder el límite de crédito aprobado
  3. Usar la tarjeta para asuntos puntuales

Si pones en marcha estas tres pautas podrás evitar pagar intereses en las tarjetas de crédito. Por lo que, si esta entrada te ha sido de utilidad compártela y comente; y si te interesa profundizar en su contenido, adquiere el libro Tarjetas de Crédito ¿Aliadas o Enemigas? Escrito por  Oscar Germán Castañeda Silva siguiendo el enlace en la imagen más abajo.

¿CÓMO PAGAR DEUDAS CUANDO HAY POCO DINERO?
¿CÓMO SABER SI CONSOLIDAR DEUDAS ES LA MEJOR OPCIÓN?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.