TRES TIPOS DE AHORROS QUE NO PUEDEN FALTAR

A través de estos tres tipos de ahorros aseguras o cubres los imprevistos, el futuro y la generación de beneficios a través del tiempo

Tipos de ahorrosAhorrar es lo más importante en la gestión financiera personal. Creo que el ahorro debe ser la meta de todas las personas que tiene capacidad de producir dinero. Porque en él, como he mencionado en otras ocasiones, se encuentra la evidencia tangible de que estas tomando buenas decisiones a razón de que gastas menos de lo que ingresas, por ende, tienes buenos resultados. A todo esto, existen diferentes de fondos que puedes llevar a cabo; y hoy quiero mostrarte en Finanzas & Proyectos tres tipos de ahorros que no pueden faltar en la administración de tu dinero.

Clasificación de ahorro

De manera general se pueden clasificar en dos: A corto plazo y a largo plazo. Diferenciarlos es determinante para el ahorro efectivo, porque cada uno de ellos se centra en un tipo específico de gestión financiera. El primero (corto plazo) se enfoca en el consumo, llamémosle, operativo; mientras que el segundo (lago plazo) pone su atención en la acumulación e inversión.


¿Cómo se traduce esto? en que en la medida en que quieras generar beneficios de tus ahorros, tienes que enfocarte en plazos largos (cinco años o más); mientras que para el consumo, debes llevarlo al corto plazo; que se centra en compra vehículos, celulares, vacaciones, etc. con un rango de tiempo de uno a tres años.

Esto tiene un resultado directo en la cantidad o porcentaje que vas a destinar a cada uno de estos tiempos. Ya que en la medida en que el rango de tiempo es mayor, entonces el monto mensual del ahorro es menor, y de manera opuesta a los tiempos cortos, mayores montos, dándole características particulares a cada uno de estos.

Tipos de ahorros indispensables

Partiendo de la clasificación en términos de tiempo, y la manera en que se enfocan; hay tres tipos de ahorros que no pueden faltar en tu gestión financiera personal, los cuales vas a trabajar a través del tiempo. Ojo con esta última parte, es algo que vas a llevar a cabo poco a poco. Y que conjugan tanto la operatividad (corto plazo) como la generación de beneficios de tus ahorros (largo plazo).Plan de ahorro

En se sentido, y antes de entrar de lleno en los indispensables, debes saber que el ahorro requiere de propósito. En otras palabras, ahorrar sin sentido es financiar la propia pobreza, porque se da una dualidad en el dinero que guardas, sirve para todo y para nada al mismo tiempo. Es decir, no es suficiente para tus aspiraciones (que cambian constantemente) y es demasiado para lo que ya has logrado (sobrevaloración del dinero). Por lo tanto, lo que debe primar siempre en la generación de fondos, cualquiera que sea, es que sepas por qué y para qué lo haces; de manera que puedas tener éxito en este proceso de ahorro.

Otra cosa sumamente importante en esto es que, este tipo de ahorro tendrá dos vertientes: La simultaneidad y el escalonamiento. Aunque parece alemán, no es lo que parece. Te explico. Cuando te hablo de simultaneidad es que, vas a llevarlos todos al mismo tiempo. Sin embargo, debe ser escalonado, es decir, en base a prioridades. Dándole un peso distinto a cada ahorro. Esto último quiere decir que vas a centrar cantidades mayores al corto plazo y cantidades menores a largo plazo. De manera que todo vaya a un ritmo

Fondo de emergencias

El primer ahorro que no puede faltar en tu gestión financiera personal es el fondo de emergencias. Este representa el respaldo primario a situaciones inesperadas de las cuales todos somos plausibles de experimentar. En otras palabras, y como dicen los españoles: “A cualquiera se le muere un tío” esto quiere decir estamos sujetos a que nos suceda algo inesperado.


Para esto tienes que tener tu fondo de emergencias. El cual te soporta en esas situaciones imprevistas. A todo esto, la pregunta que surge es ¿Si es inesperada, cómo se planifica y se determina un monto específico? y la respuesta es simple. Identificando cuáles son esas partidas sensibles en tu gestión financiera. Por ejemplo, no es lo mismo el colegio de tus hijos, si los tuvieras, que ir al cine. O bien no es lo mismo el pago de la casa que el servicio de cable.

Por lo tanto, debes analizar tu estructura de gastos e identificar qué cosas son indispensables, y cuáles de ellas, si pasa un mes, te complican toda tu estructura financiera. Partiendo de esto, al crear este fondo de emergencia lo recomendable es que cubras entre 3 y 6 meses de esos gastos. Y debes tomar en cuenta que este monto, aunque puede variar en el tiempo, es estático. No es algo para acumular sino para, como su nombre lo indica, emergencias.

Aunque, es válido decir que si lo tienes en una cuenta de ahorro solo para esto, para que no te cobren por no tener movimientos, puedes añadirle montos pequeños, pero toma en cuenta que no deben ser representativos, sino mínimos para darle movimiento.

Ahorro para la jubilación

En segundo lugar, si tu intención no es morirte joven, significa que lo harás en la vejez; por lo tanto, si esto está dentro de tus planes, debes ahorrar para tu jubilación. Este ahorro se enmarca dentro del largo plazo, ya que implica más de cinco años. Por lo tanto, serán montos menores al fondo de emergencia, con un período más amplio de tiempo.Invertir en oro

Para llevarlo a cabo debes tomar en cuenta que existe un factor de incertidumbre en este tipo de ahorros, porque no sabes cuándo te vas a jubilar, y si el monto que estas acumulando será suficiente. Por lo tanto, debes, además de acumularlo, buscar la manera de que ese dinero no pierda valor. Por lo que, puedes adquirir instrumentos financieros enfocados al retiro.

Por lo general con empresas internacionales de seguros, y como últimamente he estado refiriendo a algunos amigos de confianza que saben del tema y en los que tú también puedes confiar, accede a esta página Alta Protección en donde puedes encontrar opciones tanto para planificar este ahorro, como para adquirir una póliza enfocada a tu retiro.

La clave con este tipo de ahorro es la paciencia y la consistencia en el tiempo. Por lo general es uno de los ahorros a los que se le pone menos importancia hasta que llega el día en lo necesitas. Por lo tanto, no puedes perder la perspectiva, y asegurarte desde ya, para que puedas tener esa jubilación cubierta.

Ahorro para inversiones

El tercer ahorro que no puede faltar en tu gestión financiera es el destinado a las inversiones. Aquel que pone tu dinero a producir y a generar beneficios. Este, aunque es a largo plazo, tiene una tónica u operatividad en el corto. Esto quiere decir, que la lógica de este ahorro es la acumulación hasta llegar a un punto determinado, que te permitirá invertir.


Para que esto se entienda mejor, el ahorro para las inversiones debe estar compuesto por un proceso de acumulación y un proceso de inversión; en donde te planteas montos a lograr para luego invertir. Imagina que quieres llegar a 1,000, y puedes ahorrar 10 mensual. En ese sentido, te puedes plantear ahorrar inicialmente 100 para que esto sirva como capital semilla de tu inversión; y evidentemente lo inviertes.

Mientras esta capitalización corre, entonces te planteas una vez más llegar a 100, lo que sugiere que adicionarás este nuevo monto al ya invertido, más los beneficios generados durante el trayecto de la primera inversión. Esto lo vas a repetir hasta lograr el monto que te planteaste. Para que, después de ahí, hagas una inversión, digamos grande, en un instrumento a más largo plazo.

Conclusión

Ahorrar es sinónimo de buena gestión financiera. Cuando lo haces evidencias que estas en control y que tienes la capacidad de vivir con lo ganas. Por lo que es necesario que lo enfoques a tres aspectos imprescindibles en la administración de tu dinero:dinero que no esperaba

  1. El fondo de emergencias
  2. La jubilación
  3. La inversión

Aunque de estos tres tipos de ahorros se pueden desprender varios, como el ahorro para la universidad, gastos de vehículo, vacaciones, vivienda, etc. Estos son los que no pueden faltar en tus finanzas personales. Porque con ellos aseguras o cubres los imprevistos, el futuro y la generación de beneficios a través del tiempo. Por lo tanto, te invito a que desde ya te planifiques e inicies con estos tres ahorros. Y si crees que esta entrada le puede ser de utilidad a alguien, por favor compártela a través de tu correo electrónico o de tus redes sociales. Al mismo tiempo cuéntame tu parecer de esta entrada dejando un comentario en el formulario más abajo.

Por último, si quieres profundizar en el tema, te recomiendo adquirir el libro ¿Y si hacemos dinero?: Aprende a ahorrar sin dejar de gastar escrito por Walter Guillermo Eyzaguirre Vásquez haciendo siguiendo el link en la imagen más abajo.

 Imágenes Financieras

EL MEJOR PLAN DE AHORRO PARA TODO UN AÑO

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Más en Ahorro
Plan de ahorro
EL MEJOR PLAN DE AHORRO PARA TODO UN AÑO

"Quiero que me diga cuál es el mejor plan de ahorro para desarrollarlo en un año" fueron las palabras de...

Cerrar