MADRE SOLTERA Y LAS FINANZAS PERSONALES

Ser madre soltera es solo una etiqueta social. No implica que ser menos o más que otra madre. Pero tiene retos distintos y deben manejarse efectivamente.

Madre soltera

Madre soltera Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Para mí no es de mucho agrado el término “madre soltera” porque suelo asociarlo, y asumo que otras personas también, a un estado de vulnerabilidad y víctima de una mujer que está criando con la ausencia de un hombre.

Sin embargo, recibí un correo electrónico de una “madre soltera” haciéndome una consulta ante la realidad de estrechez financiera que está vivenciando. Como a todas las personas, le respondí. Pero quedé con la inquietud de compartir la esencia de mi respuesta en esta entrada.

Con el único propósito de que te pueda servir, en caso de que estés pasando por esta situación, bajo esta condición; puedas solventarlas y salir a flote de la misma. O si conoces a alguna “madre soltera” le puedas compartir esta entrada y así enriquecer la manera en que gestiona su dinero.

Madre soltera es una etiqueta social que no te ayuda

Lo primero que consideré importante contestarle fue el hecho de que la etiqueta de “madre soltera” no le ayudaba en términos del manejo de sus finanzas. Porque de por sí, forja, tanto en ella como en la sociedad el emblema de una mujer sufrida y que “necesita ayuda”.

Madre soltera

Autor(a): Designed by FreepikBajo licencia CC con modificaciones

Y aunque todos podemos necesitar de la asistencia puntual, la condición “madre soltera”, no hace que tengas más o menos necesidad que una “madre acompañada”. Porque, al final del día, eres madre. Y esa sí es una condición que tienes que enfrentar, la soltería, es algo que tiene que ver más con lo socialmente aceptado o correcto.

Por lo tanto, en la medida en que te desvincules de lo que en este caso es socialmente correcto (tener un compañero a como de lugar y sin importar las condiciones), que no siempre lo es, podrás tener un mejor abordaje de tu realidad financiera. No solo desde la perspectiva de tu maternidad (responsabilidad) sino partiendo de tu persona.

Es importante resaltar que creo y promuevo el matrimonio y la familia formada por un padre y una madre responsables de sus crías. Sin embargo, la realidad social no siempre coincide con esto, y, en este caso, las madres solteras, deben enfrentar los retos que vienen de la mano de su circunstancia.

Por lo tanto, debes interiorizar que tu circunstancia y tú son tu realidad. Las cuales debes asumir y enfrentar de la mejor manera posible.


Debes manejarte en función de tus posibilidades, es decir, asumir tus potencialidades y limitaciones, de manera que logres extraer de esa realidad, lo mejor. Y que esto se traduzca en una gestión financiera adecuada.

Por lo tanto, en primera instancia, mi consejo es que te quites la etiqueta de “madre soltera” en términos de vulnerabilidad y pena social. Y asumas tu realidad financiera para que entonces puedas salir a camino.

Pautas para manejar tu dinero bajo esta condición

Luego de quitarte la etiqueta de “madre soltera” es importante que hagas ajustes y modificaciones en tu gestión del dinero conforme a lo que tienes que enfrentar en tu día a día.

Manejo de dinero efectivo

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones.

En otras palabras, solo puedes mejorar tu gestión si haces los cambios necesarios  en las decisiones financieras que tienes por delante.

Recuerda que, al final del día, la administración efectiva de tu dinero se supedita a qué estás decidiendo. Ya que el dinero tiene dos vertientes: Entradas y salidas. Las primeras no están bajo tu control, mientras que las segundas son completamente tu responsabilidad.

Lo que significa que tu enfoque debe ser en tomar decisiones financieras asertivas. Las cuales te permitan desarrollar adecuadamente tu gestión del dinero, y que este se convierta en un aliado y no en un enemigo.

Pauta No. 1: Enfócate en prioridades

Aunque no estoy de acuerdo con lo que implica el término “madre soltera”, no puedo negar que estas madres, por el tipo de sociedad en que vivimos, pueden presentar dificultades distintas a las de los “padres solteros”.

Gestión Financiera

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, el principio de gestión financiera es el mismo, independientemente, de cuál sea la etiqueta o condición social particular que se tenga; enfocarse en prioridades es uno de los principios que norma toda la gestión efectiva del dinero.

Para esto, solo tienes que definir qué es importante para ti y tus hijos(as); y en función de eso elaborar tu estrategia de gestión financiera. Que, aunque el término estrategia se escuche como algo muy sofisticado, nada más lejos de la realidad.

Tu estrategia financiera se resume a definir los montos y momentos en los que vas a hacer tal o cual cosa con el dinero que recibes.

En otras palabras, es establecer un calendario y un orden lógico que te diga cuándo y dónde vas a gastar tu dinero y de qué manera pueden ser más idónea para ti esas salidas de dinero, en función de qué es prioritario y qué no.

Pauta No. 2: Ahorra

La segunda pauta que debes tomar en cuenta es el ahorro. Ahorrar es vital para cualquier persona, pero dada la realidad nuestra Latinoamérica y las madres solteras, debes hacer un esfuerzo mayor y ahorrar.

Ahorrar

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

No puedes dejar de hacerlo. Poco o mucho, tienes que ahorrar ¿Por qué? Porque cuando ahorras creas un desahogo para tus finanzas.

El ahorro puede ser tu arma de gestión más importante, y si las sabes usar, puedes, a través de él, crear capital para invertir tanto en el mercado financiero como en algún proyecto propio.

Por lo tanto, y reitero, no puedes, bajo ninguna circunstancia, dejar de ahorrar. Prográmate para apartar esa porción de dinero, aunque no sea mucha, que te ayude a solventar esas obligaciones puntuales como esas satisfacciones de vida.

Pauta No. 3: Se frugal

Un sabio dijo: “Todo tiene su tiempo debajo del sol” y esto, en temas de finanzas personales es clave para el éxito de tu gestión. Porque esa frase encierra una de las verdades contundentes del dinero. Cuando este sabio dice que todo tiene su tiempo implica que existen tiempos o momentos adecuados e inadecuados para hacer las cosas. Y la frugalidad tiene mucho que ver con el momento adecuado para hacer las cosas.

Tomando eso en consideración, cuando te invito a que seas frugal no significa

Frugal

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

que vas a ser tacaña. Que es algo completamente distinto. La frugalidad es ajustarse a su realidad financiera, y trabajar en función de lo que realmente aporta valor a tu gestión del dinero.

Conclusión

Ser madre soltera es solo una etiqueta social. No implica que seas menos o más que una madre acompañada. No obstante, sí tienes retos distintos porque no es lo mismo enfrentar una situación económica solo que acompañado.

Gestión Financiero

Autor(a): Designed by Freepik Bajo licencia CC con modificaciones

Sin embargo, como la vida se nutre de realidades, y esas realidades deben ser solventadas, existen tres pautas que debes tomar en cuenta dentro de tu gestión del dinero: 1- Enfócate en prioridades, 2- Ahorra y 3- Se frugal.

Implementar estas tres pautas en tu día a día puede ayudarte a tener un mejor desempeño financiero. Teniendo como objetivo mantenerte a flote en el tema de tu liquidez personal.

Por lo que, si esta entrada sobre la gestión financiera de una madre soltera te ha sido de utilidad, te invitamos a que comentes y compartas, en el formulario más abajo, a través de correo electrónico o bien con tus redes sociales. Tus opiniones y aportes son de gran importancia para esta comunidad y enriquecen el debate.

Y si te interesa profundizar en el tema te sugiero que adquieras el libro La familia y el dinero ¡Hecho fácil! escrito por Elaine King haciendo clic en la imagen más abajo.

Madre Soltera

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Show Buttons
Hide Buttons