¿CÓMO TENER UNA CONSOLIDACIÓN DE DEUDAS EXITOSA?

La consolidación de deudas puede ser una alternativa en el sobreendeudamiento que estés pasando. Sin embargo, llevarla a cabo es más que refinanciarte

consolidación de deudasDentro del contexto de la gestión financiera de deudas, está la opción de la consolidación de deudas. Esto, como tal, no es un instrumento, sin embargo, se utiliza como parte de la estrategia para lograr el objetivo que todo deudor desea: Saldar la deuda pendiente. Es por esto que en Finanzas & Proyectos te presento la manera en que puedes llevar a cabo este proceso de una manera exitosa.

¿En qué consiste la consolidación de deudas?

Aunque ya he tratado el tema de la consolidación anteriormente, en la entrada titulada Consolidar Deudas ¿Es realmente una solución? quiero de todas maneras refrescar la memoria explicando en qué consiste este proceso.


De manera llana y simple, una consolidación de deudas es cuando agrupas todas tus deudas en una gran préstamo. Imagina que tienes saldos pendientes de tarjetas de crédito en el Banco A, de consumo en el Banco B y un hipotecario en el Banco C; con diferentes cuotas, tasas y fechas de pago. Ante una realidad, que por lo general es de estar ahogado en deudas, tomas un préstamo por el total endeudado, pagas todo lo que debes y empiezas desde cero con un nuevo compromiso.

En ese sentido, cuando se habla de este tipo de acciones, lo que se busca es optimizar, esas variables (cuota, fecha, tasas, etc) de manera que puedas hacerle frente a un solo compromiso, en vez de varios que te pueden crear situaciones de inestabilidad financiera.

Una pregunta clave: ¿Por qué estás consolidando tus deudas?

Antes de entrar en materia, hay una pregunta que tienes que hacerte antes de iniciar todo esto y es ¿Por qué lo estás haciendo? en otras palabras, ¿Qué te llevó a hacerlo? Y esto es suma importancia ya que, como te mencioné los préstamos para consolidar deudas por lo general significan una cosa: Tengo una deuda fuera de control.

Y si esta es tu razón, entonces tomar préstamos para pagar deudas atrasadas, puede resolver una situación puntual, pero no lo que realmente está sucediendo. Es decir, estas echando el polvo debajo de la alfombra. Puede que no se vea, pero está ahí, se va acumulando, y si se levanta esa alfombra se conocerá la realidad.

Es por esto que tienes que preguntarte por qué te estas consolidando, y si la respuesta es porque estas fuera de control con tus obligaciones financieras, entonces tienes que hacer ajustes más allá de los números. Porque es solo cuestión de tiempo para que esta bomba vuelva a explotar. A razón de que si tienes deudas de tarjeta de crédito, las cuales no te permiten tener estabilidad financiera, entonces el problema no está en le deuda, sino en el consumo descontrolado que tienes de este instrumento.

Por lo tanto, si este es tu caso, aunque no estoy diciendo que no consolides, debes hacerte un autoanálisis y, de ser necesario, buscar ayuda de profesionales de la conducta y financieros, para que hagas los ajustes necesarios en tu gestión financiera personal, de manera que esta situación no se vuelva a repetir.

¿Cómo hacer la consolidación de deudas?

Partiendo de que debes cuestionarte sobre las razones que te mueven a reunificar tus deudas, analizar e identificar aquello que no te favorece con esta condición, entonces tenemos que entrar en materia y proveerte de las herramientas necesarias para que tengas un proceso de unificar préstamos que sea exitoso.


En primer lugar toma en consideración que estos son principios generales, y que su aplicación dependerá de la particularidad individual, pero que sin duda te pueden servir como punto de referencia a la hora de elaborar una estrategia de consolidación de deudas.

Y en segundo lugar, la disciplina es clave en todo esto. Sin ella es, literalmente, imposible logarlo. Ya que ella te permite mantenerte en el curso correcto de la solución de una problemática financiera. Por lo tanto, enfócate en iniciar y terminar con éxito todo este proceso, que usualmente toma de 6 meses a 18 meses, por lo que esa disciplina debe estar presente durante cada etapa del mismo.

Evalúa tu realidad financiera

Todo proceso de reestructuración financiera debe iniciar con la evaluación de la realidad financiera. Aquella en la que identificas qué tienes, cuánto gastas, y a quién le debes. En este caso específico en el que el objetivo es tomar un préstamo para consolidar deudas, tienes que saber al detalle tu estructura de endeudamiento, para que tengas claridad a la hora de solicitar el nuevo préstamo.Trabajos desde casa

Pero esto no solo te va a ayudar a determinar tu realidad financiera, sino que al mismo tiempo te permitirá identificar dónde puedes hacer ajustes en la parte del gasto. Ya que de ahora en adelante la austeridad y frugalidad son tus mejores amigas. Tienes que hacer ese cambio, y la manera idónea de hacerlo es restringiendo el gasto. Ya que no tienes el control sobre los ingresos.

Investiga en diferentes instituciones financieras

Luego de evaluar tu realidad financiera, teniendo una idea clara de a qué te estas enfrentando y cuáles son tus capacidades reales, entonces tienes que llevar a cabo un proceso de investigación en temas de préstamos personales ya que existen bancos que compran deudas, y debes saber cuáles son los requerimientos de estas instituciones.


Cuando hagas tu investigación debes enfocarte en tres elementos básicos: Tasa, cuota y tiempo. Estas tres variables son las que inciden de manera directa en todo empréstito, y la forma en que logres combinarlas representará parte importante del éxito en la gestión de tu deuda.

Ya que en la medida en que tomes un mayor tiempo, pagarás más, aunque la cuota sea menor. Si la tasa es alta, esto se traducirá en tu cuota, por lo tanto debes manejar el tiempo. De igual forma si el tiempo es corto, entonces pagas menos, pero tu carga en cuota puede ser mayor, etc. Todo esto indica que debes sentarte y analizar, con una hoja de cálculo electrónico para que veas el comportamiento entre estas variables y encuentres la que más se ajusta a tu realidad.

Busca asistencia de un profesional

Aunque es cierto que esto lo puedes hacer por ti mismo. La experiencia acumulada de profesionales te puede ahorrar, no solamente tiempo, sino también dinero, porque con ellos logras combinar de manera adecuada estas diferentes variables.Sueldo

En ese sentido, mi sugerencia es que busques asistencia de algún financiero que analice tu caso y te brinde las herramientas necesarias para que puedas llevar a cabo esta acción. Como ves no es algo sencillo, tienes que tomar en cuenta varios detalles en los que tienes que velar por lo más importante, la estabilidad en el tiempo. Por lo que auxiliarte de un profesional en la materia puede marcar la diferencia en el éxito o fracaso de todo esto.

Conclusión

La consolidación de deudas puede ser una alternativa a una situación de sobreendeudamiento que estés pasando. Sin embargo, llevarla a cabo es más que refinanciarte, ya que tienes que combinar sus diferentes variables de manera adecuada para que tengas éxito en la misma.


Es por esto que se hace necesario que evalúes tu realidad financiera, hagas una investigación en lo que las diferentes instituciones ofrecen y por último busques la asistencia de profesionales en el tema financiero.

En ese sentido, si el contenido de esta entrada sobre consolidación de deudas te ha sido de utilidad y entiendes que le puede hacer lo mismo a personas que conoces, te invito a lo compartas en tus redes sociales y vía correo electrónico. Pero al mismo tiempo quiero que me cuentes tu experiencia en el formulario más abajo.

Y si te interesa profundizar en el tema de la consolidación de deudas, y la manera en que puedes manejar situaciones de endeudamiento, adquiere el libro ¿Cómo salgo de mis deudas? Escrito por Andrés Panasiuk siguiendo el link en la imagen más abajo.

consolidación de deudas

¿CRÉDITO PARA PAGAR DEUDAS?
TENGO DEUDAS Y NO PUEDO PAGAR ¿QUÉ HAGO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Más en Gestión de Deudas
Tengo deudas y no puedo pagar
TENGO DEUDAS Y NO PUEDO PAGAR ¿QUÉ HAGO?

"Tengo deudas y no puedo pagar ¿Qué hago?" fue el planteamiento de uno de mis clientes durante una sesión de...

Cerrar