CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO PASO A PASO

Como preparar un presupuesto paso a paso y sin complicaciones se logra en base ala disciplina y el enfoque. Lo que te permitirá el éxito en tu gestión

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO


La planificación de tus finanzas personales es de suma importancia, porque cuando lo haces te anticipas a lo que pudiera suceder con tu dinero. Sin embargo, para algunos esto es cuesta arriba y hoy en Finanzas & Proyectos quiero mostrarte cómo preparar un presupuesto paso a paso y sin complicaciones.

¿Por qué hacer un presupuesto?

Antes de entrar de lleno en cómo preparar un presupuesto paso a paso, una pregunta que te puedes formular es por qué hacerlo. Es decir, si ya tienes todos tus números en la mente, sabes cuánto ganas y gastas, qué razones hay para elaborar un presupuesto.


Y respuesta a esto es porque te permite estar en orden, pero más que todo, te permite saber qué vas a hacer con tu dinero. En otras palabras, a través del presupuesto puedes planificarte, establecer prioridades, implantar controles y evaluar tu desempeño financiero. Por lo tanto hacerte de esta herramienta no es por el mero hecho de tenerla, sino porque es, literalmente, la espina dorsal de las finanzas.

Utilizarla te va a ahorrar muchas penurias que de seguro no quieres vivenciar. Esto a razón de que te permite tener todo lo que necesitas para tomar una buena decisión financiera. En otras palabras, puedes resumir todo lo que tiene que ver con tu dinero en una plantilla que registre tus ingresos, gastos y ahorros.

¿Si es tan valiosa e importante, por qué no todo el mundo la usa?

Porque no le han sabido sacar el verdadero beneficio. De hecho, la mayoría de las personas han hecho, alguna vez, un presupuesto. Se sientan en su casa o en el trabajo y se plantean organizar su dinero; sin embargo, a los pocos días o semanas, la emoción disminuye, la procastinación hace de las suyas y se deja de usar estar herramienta tan poderosa para las finanzas.

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO

La razón: Falta de disciplina y enfoque. Creo que esas dos palabras, son las que más he utilizado en todo el blog. Y pienso que la única que la supera es finanzas. Y la razón de esto es que sin estos dos elementos, préstame mucha atención, es imposible tener una buena gestión del dinero.

Y en este caso tener buena gestión no significa que te sobre. Sino que no estas optimizando los recursos de manera que te den una mejor calidad de vida. En otras palabras, es como que compres un carro de carreras para ir al supermercado. Eso no tiene sentido. Te transporta, cumpliendo su cometido, pero al final del día lo estas subutilizando.

De esa misma manera, cuando falta la disciplina y el enfoque, y queremos organizar nuestro dinero, lo que estamos haciendo es usando una bazuca para matar una mosca. Por lo tanto, es determinante que te disciplines y centres tu atención en el objetivo de poner en orden tu dinero. Porque, cuando llegues a ese punto, el presupuesto se convertirá en lo equivalente al martillo para el ebanista o carpintero.

Cómo preparar un presupuesto sin muchas complicaciones

Tomando en cuenta que el presupuesto es la herramienta más importante en la gestión financiera personal, que te permite ver una serie de elementos determinantes para tomar tus decisiones de dinero, y que si te llevas de él te vas a evitar situaciones que de verdad no quieres experimentar; entonces tenemos que entrar de lleno en cómo elaborar un presupuesto. Y dado que te prometí en el título que lo vamos a hacer paso a paso, entonces quiero desarrollarlo sin muchas complicaciones.


En ese sentido puedes usar el modelo de presupuesto más se ajuste a ti. Puedes llevarlo a cabo de manera manual con papel y lápiz o bien con una hoja de cálculo electrónica. Para mí es más fácil en Excel, porque me permite hacer ajustes sin tener que modificar toda la información, automatizando el proceso de recálculo de los datos.

Pero, como dije, hazlo como te sientas mejor. Lo importante aquí es que te familiarices e incorpores el principio que rige la elaboración de esta herramienta, sin que sea relevante la forma en que lo plasmes en blanco y negro.

Paso No. 1: Recopila información

El primer paso que debes dar es recopilación de información. Y esto lo puedes hacer de dos maneras, una larga y una corta. La primera implica, como su nombre lo indica, tiempo. Uno que cubre algunos dos a tres meses, en donde registras todo lo que haces con tu dinero. Desde que entra hasta que sale. La ventaja de esto es que tendrás datos certeros y exactos de cómo se desarrolla tu mes.

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO

La manera corta, es más sencilla y fácil, pero con la atenuante de que no suele ser exacta. Por lo general cuando se hace de esta manera los gastos hormiga o menores, suelen pasarse por alto, y no tienes toda la información de primera mano. Sin embargo, en ambos casos, tienes que tomar un tiempo para pensar cómo se comporta tu dinero.

Por lo tanto, partiendo de estas dos maneras, debes elegir cuál se ajusta mejor a ti. La ideal es la larga, pero entiendo que a veces la paciencia no es el fuerte de todos, por lo que si te sientes en capacidad de llevarlo a cabo con ciertos niveles de certeza de manera corta, entonces hazlo. Lo importante es que lo hagas, y sin esta información recopilada entonces elaborar un presupuesto efectivo es cuesta arriba.

Paso No. 2: Organiza la información

Luego de recopilar la información relativa a tu gestión financiera personal, es tiempo de poner la casa en orden. Organizando todo lo que compilaste en una hoja de cálculo electrónica o bien con la libreta de apuntes. Aunque en este caso en particular me voy a referir al Excel, porque es mucho más fácil y versátil hacerlo de esta manera.


Entonces, desarrollar un presupuesto es bien sencillo. Solo tienes que listar todos tus ingresos, egresos y ahorros. La manera en que lo haces es en forma de lista, partiendo de lo que ganas (ingresos), gastas (egresos) y por último los ahorros.

Ingresos

Tiene que ver con todo lo que te entra en términos de dinero. Esto incluye salarios, comisiones, incentivos, bonificaciones, etc. si ingresa a tus arcas financieras, entonces debes listarlo ahí. Y evidentemente con sus respectivos montos.

Gastos

En el caso de los gastos entramos a lo opuesto a tus ingresos, cada mínima cosa que sale de tu bolsillo es un gasto. Y como dije inicialmente, esta parte es la más delicada porque solemos pasar por alto esos gastos hormigas o menores que representan el menudeo.


Estos se subdividen en dos: Fijos y variables. Y como su nombre lo indica, los primeros son ineludibles (casa, energía, teléfono, etc) mientras que los segundos están sujetos a la circunstancias o la temporada. Esto no significa que no sean recurrentes, sino que sus ocurrencias son esporádicas o bien espaciadas en el tiempo.

Algo que te puede ayudar a esto, en caso de que uses tarjeta de crédito es ver el historial de ellos, para que tengas una idea más acabada, tanto de tu comportamiento de consumo como de cuáles de estos gastos son fijos y variables.

Ahorros

Por último están los ahorros, que varios especialistas sugieren que no se pongan al final de la estructura presupuestaria, ni que se vean como “ahorros” sino como “gastos fijos” de manera que se cree la disciplina de sacarlos de manera consuetudinaria.

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO

Creo que esto es una buena técnica, pero al final del día, es tu decisión hacerlo. Si crees que el ahorro es importante lo vas a sacar esté al principio o al final de presupuesto. Además de que, para mí, tiene poco sentido que saques un “ahorro” teniendo un gasto pendiente, pudiendo cubrirlo con ese mismo monto.

Pero eso no es lo importante, manzanas o peras, ambas son frutas, y en lo que tienes que enfocarte es en apartar porciones que te permitan solventar los diferentes compromisos financieros y aspiracionales que tengas para un futuro.

Paso No. 3: Prioriza tus gastos

Luego de organizar toda la información que compilaste ya sea a través del tiempo o de la memoria, tienes que establecer un sistema de priorización en donde defines qué va primero y qué va después. En otras palabras, tienes que identificar qué es importante y qué no.


Para esto debes seguir la regla de oro, primero necesidades y luego gustos o deseos. Esto quiere decir que no puedes superponer los deseos a los gustos. Sí debes complacerte con aquello que deseas, pero esto nunca, bajo ninguna circunstancia puede estar por encima de las necesidades.

Esto se traduce en que lo que represente mayor importancia debe ser primero, y luego, cuando cubras esas necesidades, entonces entran los gustos y deseos. Los cuales debes satisfacer. NO TE QUEDES SOLO CON LAS NECESIDADES, si lo haces de esa manera entonces te estarás haciendo un daño. De hecho, lo que se recomienda es que tengas un apartado dentro de tu presupuesto para esas salidas o cosas que te traen el balance adecuado en tu gestión financiera.

Paso No. 4: Poniendo todo en acción

Por último, está la puesta en acción de toda esta estructura de presupuesto que estás haciendo. Sin duda alguna, la parte de mayor reto para cualquiera, porque, de manera simple hacerlo es fácil, lo difícil es llevarlo a cabo.

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO

En ese sentido tienes que partir de los dos elementos básicos: Disciplina y enfoque. Tienes que cultivarlos de forma que puedas tener un mejor desempeño financiero. Y la forma idónea para lograrlo es a través de la repetición constante. Es decir, moldear tu conducta de registro, planificación, control y evaluación sobre la base de que quieres poner tu dinero en orden.

Por lo que plantéate rutinas, en donde repitas tal o cual acción, por ejemplo, que todos los días a las 10:00am revises qué has gastado hasta ese momento y si esto estaba planificado. Cosas como estas son las que te van a permitir ir desarrollando la disciplina y el enfoque que necesitas para manejar adecuadamente tu dinero.

Conclusión

Preparar un presupuesto no tiene que ser un dolor de cabeza. No es matemática cuántica ni física espacial. Es estructurar de manera organizada lo que ingresas, gastas y ahorras. No obstante, la clave para que esto sea exitoso debes cambiar la conducta hacia la disciplina y el enfoque, porque sin estos dos elementos, se te hará cuesta arriba elaborar un presupuesto efectivo.


Para esto tienes te facilito cuatro pasos, los cuales te permitirán elaborar y aplicar el presupuesto sin mayores complicaciones:

  • Recopila información
  • Organiza la información
  • Prioriza tus gastos
  • Pon todo en acción

El objetivo de estos cuatro pasos es que puedas incorporar esta herramienta a tu gestión financiera personal. Y están pensados y planteados para que los puedas desarrollar de manera fácil y sencilla.

En ese sentido, si esta entrada sobre cómo elaborar un presupuesto paso a paso te ha sido de utilidad para implementarlo en la administración de tu dinero comenta en el formulario más abajo y comparte a través de los diferentes medios sociales. Y si te interesa profundizar en el tema adquiere el libro La transformación total de su dinero escrito por Dave Ramsey siguiendo el link en la imagen más abajo.

CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTOImágenes Financieras

¿CÓMO AHORRAR PARA UN VIAJE?

2 comentarios en CÓMO PREPARA UN PRESUPUESTO PASO A PASO

  1. Nunca habia visto esta pagina, actualmente me dadico a estudiar contabilidad , lo que me permitió visitar esta página.
    me parece que tienen muchos temas interesantes entre ellos como hacer un presupuesto, me gusto y me ayudo a aclarar muchas dudas de por que aveces no me funcionaban, Gracias por la ayuda

    • Josías Ortiz González // 4 junio, 2018 en 9:12 am // Responder

      Hola Sandy!

      Qué bueno que este espacio te ha sido de utilidad. Esperamos que sigas formando parte de esta comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Planificación Financiera
¿Cómo ahorrar para un viaje?
¿CÓMO AHORRAR PARA UN VIAJE?

Una de las cosas que más me gusta hacer es tomar mis maletas, montarme en un avión e ir a...

Cerrar